Pasamos a un segundo trimestre de consolidación

Los indicadores la economía global están muy fuertes

Fuente: EPFR, Pictet AM. Desde 01012018 a 17032021
Fuente: EPFR, Pictet AM. Desde 01/01/2018 a 17/03/2021

Venimos de un primer trimestre de volatilidad y pasamos a un segundo trimestre de consolidación, con buenos datos de crecimiento económico y de vacunación. Independientemente del retraso en Europa, EE. UU. y Reino Unido van a llegar a mediados de mayo con un 70 % de inmunización. También es el caso en Israel. Además, los resultados empresariales trimestrales están acompañando, siendo hasta ahora mejores de lo esperado.

Los indicadores de la economía global están muy fuertes

Efectivamente, los indicadores de la economía global están muy fuertes. La 3.ª y 4.ª olas de la pandemia están teniendo un mínimo impacto en el crecimiento y hemos visto una significativa recuperación en los servicios y de la confianza de los consumidores. Meses atrás, China y Asia salieron primero de la recesión, pero ahora es destacable el momento de crecimiento de EE. UU., sobre todo por estímulo fiscal. Su inversión capital en capital fijo va bien, así como sus exportaciones, consumo y mercado inmobiliario. No nos extrañaría que el consumo en EE. UU. aumentase 10 % en el primer trimestre de 2021 -teniendo en cuenta que representa 15 % del PIB mundial-. De manera que, por efecto base y mejora de indicadores avanzados, hemos aumentado las previsiones significativamente respecto al consenso, en casi todas las regiones. Ahora estimamos 7 % de crecimiento real del PIB de EE. UU. y 10,5% en China. Asia sin Japón puede crecer 9,6 %. Por su parte Europa está más rezagada, pero puede crecer un 4,6 % y Japón se recupera rápidamente.

Hay que ser muy selectivos

En cuanto a acciones, están caras y la situación se ha vuelto más desafiante. En EE. UU. el múltiplo precio/beneficios se han mantenido alrededor de 22/23 y a ese nivel en el pasado, típicamente ha sucedido una corrección. Pero estamos positivos en acciones por la expectativa de aumento de beneficios, que hemos mejorado en EE. UU. a 35% este año, bastante por encima del consenso. Desde un punto de vista táctico el verdadero problema puede llegar si la rentabilidad a vencimiento de la deuda de EE. UU. llegara a niveles cercanos al 3 %, cuando puede ser estratégico salirse de acciones para invertir en estos bonos. Pero no esperamos que ocurra. De todas formas, hace falta un significativo aumento de la rentabilidad de la deuda para que haga daño real en la economía y los mercados.

De forma táctica, hemos rebajado el peso de acciones de mercados emergentes a neutral, debido a su buen comportamiento los últimos 7 a 8 meses. Pero, con vistas a los próximos cinco a diez años, seguimos positivos en mercados emergentes, especialmente Asia.

Además, consideramos acciones de Japón, que puede seguir comportándose bien, como apuesta cíclica tardía. Es de los mejores mercados lo que llevamos de año y no está caro ni sobre comprado.

Deuda de China, nuevo refugio

En cuanto a renta fija, un refugio y único mercado de deuda gubernamental en positivo lo que va de año en dólares es China, que cuenta con un banco central responsable, entrada de flujos de inversión e inflación a la baja. Es el nuevo refugio, con rentabilidad a vencimiento del 3 % y una divisa que se aprecia. Estamos aún más convencidos de que lo hará bien a corto y largo plazo.

También hay que tener en cuenta determinadas estrategias multiactivos conservadoras con 2 a 3 % de rentabilidad y 4 a 5 % de volatilidad, así como determinadas estrategias de retorno absoluto con protección de capital.

Infraestructuras relacionadas con tecnología “verde”

En cuanto a la parte de inversión temática, destacaría la asociada a la digitalización, bienestar y salud, ciudades inteligentes e infraestructuras relacionadas con tecnología “verde” como la madera, así como agua y energías limpias, con visión de medio y largo plazo, que puede ser inversiones temáticas y 100% ASG. Conforman industrias que van a estar sustentadas por los programas de inversiones y planes de emisiones netas cero de CO2, tanto en Europa como EE. UU. y China. Japón también cuenta con objetivos para ser neutral en emisiones. Se trata de compañías que ofrecen soluciones a problemas medioambientales y actividades favorecidas por el Pacto Verde por el que Europa puede ser el primer continente en emisiones netas cero de CO2 para 2050, con 53.000 millones de inversiones/año en eficiencia energética y descarbonización.

Precisamente, se acaba de publicar la nueva directiva europea de divulgación que permite a los inversores con mucha transparencia saber si sus fondos son verde claro por el artículo 6, verde normal por el artículo 8 o verde oscuro por el 9. Implica mitigar riesgos e identificar compañías más sostenibles. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchas compañías, incluso petroleras, son las que van a pagar la transición energética. Al respecto consideramos que hay construir un diálogo activo para facilitar sus planes de transición energética. Un ejemplo es Orsted, el mayor proveedor de energía de Dinamarca. Hace diez años todos sus ingresos procedían del petróleo y hoy día es líder en energía eólica marina, 100 % renovable.

Hay muchas alternativas, según cada perfil de riesgo y objetivo de rentabilidad. Al respecto el inversor debe hablar con su asesor y encontrar soluciones globales y diversificadas que se adapten a su perfil inversor.

Normas
Entra en El País para participar