Finanzas

La pandemia recorta un 64% el pago de impuestos de la gran banca

Las seis principales entidades ganan un 50% menos en España

Impuestos gran banca Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El desplome del beneficio en la banca en 2020 debido a la pandemia del Covid-19 ha provocado un agujero en la recaudación tributaria. Y es que, Santander España, BBVA España, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter, pagaron en conjunto un 63,9% menos en impuestos de sociedades en el último ejercicio. De esta forma, las seis principales entidades nacionales abonaron 731 millones de euros frente a los 2.023 millones de 2019.

El principal motivo de esta caída se encuentra en la reducción de las ganancias obtenidas en el mercado doméstico. Y es que, aunque en otros ejercicios la banca ha hecho uso de los créditos fiscales acumulados para reducir su factura fiscal, en 2020 ha recortado el beneficio a la mitad (-50,3%) debido a las millonarias dotaciones para cubrir los posibles impagos futuros como consecuencia de la pandemia.

La entidad que mayor volumen de impuestos ha abonado ha sido CaixaBank con 219 millones. También la que mayor beneficio neto ha registrado (1.381 millones) aunque curiosamente es el banco que ha abonado el tipo efectivo más bajo (13,7%).

BBVA España pagó 203 millones en impuestos y obtuvo un beneficio neto de 606 millones. En su caso, el tipo efectivo asciende al 25,1%.

Santander España, por su parte, contribuyó con 198 millones de euros a las arcas públicas (-66,4%) y a pesar de reducir su beneficio un 67% fue la única entidad que pagó una tasa efectiva más alta que el año anterior (27,7%).

Bankia pagó 81 millones (el 62,3% menos) con una tasa efectiva del 26% y la factura fiscal de Bankinter ascendió a 103 millones, lo que supone un 24,5% del beneficio antes de impuestos.

Sabadell representa un caso especial, ya que sí ha hecho uso de los citados créditos fiscales lo que le ha reportado una devolución neta de 73 millones que le ha permitido elevar el beneficio en España hasta los 150 millones de euros.

De todas formas, hay que tener en cuenta que estos datos, proporcionados recientemente por las entidades a la CNMV, pueden experimentar alguna variación. En algunos casos, los bancos aplican el criterio de devengo y no de caja y, en otros, no se incluyen las cifras totales de impuestos pagados en España. Por ejemplo, las cifras de Santander no reflejan los impuestos que paga el banco por la actividad de su Centro Corporativo, que también van a parar a la Hacienda española.

Normas
Entra en El País para participar