Movilidad

La pandemia frena el crecimiento de las licencias VTC activas en 2020

Tan solo suma un 1,5% mientras que en 2019 creció el 26% y en 2018 el 95,7%

La pandemia frena el crecimiento de las licencias VTC activas en 2020 pulsa en la foto

La pandemia del Covid-19 ha frenado en seco el crecimiento que venían experimentado las licencias VTC en España. Según los registros del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana actualizados al cierre de 2019, el sector de los vehículos de alquiler con conductor cerró el último año con un total de 16.791 licencias activas, lo que supone un aumento de tan solo 241 respecto a 2019 (+1,5%).

Y es que se trata de una cifra anecdótica en comparación con el crecimiento que había tenido en los dos años anteriores el número de autorizaciones VTC. Pasó de contabilizar 6.463 unidades repartidas por toda España en 2017 a sumar casi el doble (+95,7%) a cierre de 2018, con 13.125 licencias activas. Un año después, el sector mantuvo su tendencia de crecimiento a doble dígito al sumar 550 licencias activas (+26,1%) hasta las 16.550. Finalmente, en 2020 ha cerrado con las citadas 16.791 autorizaciones con un crecimiento prácticamente plano del 1,5%.

Según explica el presidente de la patronal Unauto, Eduardo Martín, este estancamiento se debe al impacto de la pandemia en sector, fuertemente golpeado por las limitaciones a la movilidad. Y es que empresas y autónomos poseedores de licencias las han dado de baja, primero por la imposibilidad de operar debido a las restricciones impuestas por el estado de alarma declarado el pasado 14 de marzo, y después por el hundimiento de la demanda.

“Los viajes que procedían del turismo se han visto reducidos casi a la totalidad, con picos del 90% menos en comparación con los niveles prepandemia, y la actividad en la restauración y el ocio nocturno se ha visto congelada por lo que en muchas empresas no existe la demanda y han dado de baja las licencias porque ha sido imposible operar”, explica Martín.

Según detalla el presidente de Unauto, con la declaración del estado de alarma se obligó a las VTC, al igual que a los servicios de transporte, a reducir la flota en un 50%. Posteriormente, una vez que cesó el confinamiento domiciliario y las restricciones a la movilidad física, la demanda no se llegó a recuperar. Según las estimaciones de la patronal el sector ha cerrado 2020 con unas caídas de ingresos de entre el 50% y el 60%, lo que ha supuesto “pérdidas multimillonarias” y ha provocado una oleada de procesos para dar de baja licencias activas, que han lastrado el crecimiento de los últimos años.

Para poder operar, los vehículos de alquiler con conductor deben poseer una licencia VTC, pero las nuevas concesiones están limitadas y se deniegan si hay más de 1 VTC por cada 30 taxis. Entre 2009 y 2015 se dejó de aplicar esta normativa por lo que durante este periodo se produjeron miles de solicitudes para obtener licencias al calor del auge que experimentaba este servicio de movilidad gracias al desarrollo tecnológico con plataformas como Cabify y Uber, que actúan de intermediarios entre los propietarios de licencias y los clientes.

Muchas de esas autorizaciones todavía están en tramitación y saldrán próximamente al mercado. Según las estimaciones del Ministerio de Transporte Movilidad y Agenda Urbana en total habrá cerca de 20.000 licencias VTC repartidas por toda España, por lo que aún faltan por salir más de 3.000.

Según los datos del cierre de 2020, actualmente hay en España 64.243 licencias de taxis activas, y las citadas 16.791 de VTC, lo que arroja una ratio de 1/3,8. Cuando se concedan las licencias pendientes habría la ratio disminuiría hasta el 1/3 para el conjunto de España, aunque existen notables diferencias entre las diferentes comunidades autónomas.

La Comunidad de Madrid es la que mayor número de licencias activas concentra con el 49,5% del total (8.309). Esta cifra supone prácticamente las mismas con las que cerró el año anterior (8.312) mientras que en 2019 había experimentado un aumento de más del 26%.

En segundo lugar, Andalucía mantiene 2.837 licencias a cierre de 2020, el 16,9%. De hecho, ha registrado un aumento del 9% en el número de autorizaciones activas respecto a hace un año. En tercer lugar, en Cataluña se concentran 2.498 licencias, que suponen el 14,9%. Le sigue la Comunidad Valencia con 576 licencias, aunque en 2020 registró un retroceso del 19,7% en el número de autorizaciones activas respecto a 2019.

Normas
Entra en El País para participar