Coronavirus

El negocio de las VTC cae un 50% y alertan de posibles EREs y ERTEs

Las empresas del sector reclaman medidas de choque y ponen su flota a disposición de ayuntamientos y comunidades autónomas de forma gratuita durante la crisis sanitaria

Un vehículos de Cabify circula por una calle en España. rn
Un vehículos de Cabify circula por una calle en España.

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus ha provocado una caída en la facturación diaria de las empresas de alquiler de coche con conductor, las llamas VTC, de más del 50%, según la patronal del sector, que agrupa a compañías como Uber y Cabify. Una situación, que según su patronal, Unauto, pone en riesgo la supervivencia de estas empresas, impactadas por la disminución del turismo y de la actividad comercial y empresarial.

En este escenario de alerta social, la Junta Directiva de la patronal ha acordado transformar el comité ejecutivo de Unauto en un gabinete de crisis, otorgándole provisionalmente todos los poderes y las competencias que estatutariamente corresponden a la citada junta y a sus miembros.

Igualmente se ha acordado iniciar negociaciones con los sindicatos de clase para tratar de evitar despidos masivos y/o expedientes de regulaciones temporales de empleo (ERTEs) y se ha acordado solicitar y negociar ciertos aspectos con Uber y Cabify para ayudar a que el sector salga indemne de esta crisis.

Entre otras cosas, se negociarán con las plataformas una rebaja significativa, y por un periodo de seis meses ampliable, de la comisión por servicio que actualmente cobrar a sus socios; que permitan la compatibilidad en el uso de diversas aplicaciones, y que no apliquen el diferimiento del pago de la facturación semanal. La propuesta es que dicha facturación se abone dentro de las 24 horas siguientes al cierre semanal.

Unauto, que cuenta con un total de 600 empresas asociadas, explica que también se buscará llegar a acuerdos con las grandes compañías del sector para que las pequeñas y los autónomos puedan utilizar sus instalaciones para desinfectar sus vehículos a un precio razonable, mientras dure la alerta sanitaria.

Las empresas de VTC piden, además de las medidas de choque presentadas por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros extraordinario del jueves, alcanzar un pacto con el resto de los miembros del Comité Nacional del Transporte por Carretera y consensuar con ellos un paquete de medidas de choque, para presentar al Ministerio de Fomento, que permitan la supervivencia del sector del transporte.

Para tratar de evitar una proliferación de ERTEs y EREs, las empresas VTC proponen, entre otras medidas, una moratoria del pago de créditos que tengan las empresas y los autónomos que hayan sido solicitados solo para mantener la actividad del sector y evitar un aumento de la morosidad; una moratoria del pago de los leasing o renting de los vehículos dedicados a la actividad de VTC y también de los recargos por aplazamiento de los pagos a la Seguridad Social. En este caso, incluso plantean la supresión, y siempre, hasta que dure la actual crisis económica.

Otras moratorias o aplazamientos solicitados tienen que ver con los ingresos del IVA y el pago del IRPF (sin intereses). También reclaman establecer líneas de crédito sin intereses por el ICO para hacer frente a los leasing o renting de los vehículos o el pago de las nóminas de los trabajadores asalariados.

Más allá de todas estas medidas para tratar de sortear la actual crisis, el sector de las VTC ha puesto a disposición de ayuntamientos y comunidades autónomas su flota de manera gratuita para garantizar el traslado de ciudadanos. En la actualidad, las empresas asociadas a Unauto disponen de unas 8.000 licencias de VTC. Según la patronal, el sector genera más de 70.000 empleos directos e indirectos.

Normas
Entra en El País para participar