Pullmantur solo garantiza por ahora el pago del 50% de cada despido en el ERE

Mañana arrancan las negociaciones que podrían llevar al paro al 80% de la plantilla

Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.
Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.

Pullmantur arranca el martes las negociaciones con los trabajadores de un ERE que podría acabar con entre un 60% y un 80% de los 311 trabajadores en plantilla en el paro. El plan de la empresa crucerista, participada por el fondo Springwater (51%) y Royal Caribbean (49%), es llevar a cabo un ERE en varias fases hasta finales de enero o principios de febrero, fecha que se ha marcado el administrador concursal para tratar de encontrar un inversor que avale el plan de viabilidad para retomar las operaciones, suspendidas temporalmente hasta diciembre de 2021

Los intentos para contar con barcos para reiniciar la actividad han fracasado

Las posiciones entre ambas partes están muy separadas por ahora. Una primera propuesta deslizada por la empresa sería el pago de una indemnización de 20 días por año trabajado, tal y como fija la norma para la empresas en concurso, de los que tan solo estarían garantizados diez días, mientras que el pago de los otros diez estaría sujeto a que el plan de reestructuración de la compañía salga adelante. En caso contrario, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) podría ser el que los abonaría. Una oferta que ha indignado a los representantes de los trabajadores, que denuncian que desde que se declaró la quiebra la crucerista se ha gastado 1,5 millones de euros en asesores y consultores.

En paralelo, la compañía ha anunciado de forma interna que, siempre y cuando logre un inversor, retomará las operaciones en junio de 2021. "Es otro globa sonda sin fundamento. Si fuera verdad, tendría que tener las cabinas de los barcos que no tiene vendidas desde septiembre de 2020, haber depositado un millón de euros para la pasalera de pago con las que formalizar las reservas o haber cerrado un contrato con Puertos del Estado para los atraques", recalcan fuentes de los trabajadores. En su opinión, ese anuncio es una estrategia para desviar la atención ante las dificultades para encontrar barcos con los que operar.

La crucerista promete retomar las operaciones en junio si logra un nuevo inversor

Hasta que se declaró en concurso, Pullmantur contaba con tres barcos. Tras la quiebra procedió a desguazar dos de los barcos en Turquía y un tercero espera ese mismo destino en Grecia. El primer intento para lograr nuevas embarcaciones a través de otra de las marcas de Royal Caribbean (Celebrity Cruises) se zanjó con un desmentido, mientra que el segundo también fracasó a finales de la pasada semana. Royal Caribbean iba a desprenderse de dos de sus barcos más viejos (Empress of the Seas y Majesty of the Seas, en funcionamiento desde 1990 y 1992, respectivamente) y Pullmantur era uno de los candidatos a quedárselo. Finalmente, ambas embarcaciones fueron vendidas a un inversor japones.

Normas
Entra en El País para participar