Pullmantur suspende los cruceros hasta diciembre de 2021 y se asoma al precipicio

Los trabajadores demandarán ante Empleo la contratación de personal en pleno ERTE

Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.
Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.

La crucerista Pullmantur, en concurso de acreedores desde junio, acordó en la noche del miércoles que no retomará la operativa hasta diciembre de 2021. Esa decisión, que está siendo comunicada esta mañana a las agencias de viaje que ya estaban comercializando los viajes para la próxima temporada alta, puede suponer el tiro de gracia para una compañía que se asoma al precipicio. En la misiva, a la que ha tenido acceso Cinco Días, Pullmantur propone dos alternativas a las agencias: la devolución íntegra de los pagos realizados por los clientes o un bono por el 125% del importe para viajar en un barco de Royal Caribbean o de Celebrity Cruises desde el 31 de diciembre de 2021 hasta el 30 de abril de 2022.

Ante un escenario de nueve meses sin ingresos, la crucerista, cuyos máximos accionistas son Cruises Investment Holding, propiedad del fondo Springwater con un 51%, y Royal Caribbean, con el restante 49%, optó en marzo de 2020 por acogerse a un ERTE de fuerza mayor al 100% que afecta al 90% de los 311 trabajadores que tiene en plantilla, mientras que otro 10% está en ERTE al 50%. En paralelo se quedó sin barcos para operar, ya que de la flota de tres buques que tenía, dos de ellos fueron desguazados en Turquía y el tercero espera en un puerto griego para ser despiezado. Finalmente, la empresa fue desalojada de la sede que ocupaba en la zona del Campo de las Naciones en Madrid a finales de septiembre por impago del alquiler y ahora ocupa un par de despachos en otro edificio de la misma zona

Sin plantilla, sin barcos, sin sede y con un año de horizonte para volver a operar, la plantilla se ha rebelado ante la opacidad del administrador concursal (Data Concursal) a la hora de facilitarles información sobre el proceso, en especial en lo que se refiere al plan de viabilidad, y ha mostrado su indignación ante las difíciles situaciones personales que están viviendo algunos de los afectados por el ERTE. "Hay trabajadores que están pidiendo ayuda en organizaciones sociales y otros con problemas para pagar la vivienda", recalcan fuentes de los trabajadores, que recuerdan que ya vivieron después del verano tensiones de liquidez, puesto que hubo una parte de la plantilla (los 127 trabajadores de Pullmantur SA) que no cobró la nómina de agosto hasta finales de septiembre.

Y la gota que ha colmado la paciencia de los trabajadores ha sido la contratación por parte de Data Concursal de Eva Miquel Subías como coordinadora de Marketing, Comunicación y Relaciones Públicas. Miquel trabajó seis años en Puertos del Estado y era la representante de la compañía pública en Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España (CLIA, por sus siglas en inglés). La empresa lo defiende como una vía para revitalizar la compañía y la puesta en marcha del plan de viabilidad, mientras que los trabajadores lo consideran una cortina de humo y una vulneración de la norma que impide contratar cuando está aprobado un ERTE. "Hay gente en ERTE en la compañía que podía realizar ese trabajo perfectamente", aseguran. Por ello anuncian que denunciarán esa incorporación ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Fondos para el plan de viablidad

Apenas tres horas después de revelarse la parada de las operaciones hasta diciembre de 2021, Pullmantur hizo oficial un comunicado de prensa en el que anunciaba que Royal Caribbean, uno de los dos accionistas de referencia, aportará los fondos necesarios para la elaboración del plan de viabilidad y para llevar a cabo el proceso de reorganización necesario "para adecuar a la compañía a la nueva realidad". Una propuesta que reafirmaba los temores de la plantilla sobre la inexistencia de una estrategia de futuro para la compañía naviera hasta ahora.

La matriz avanzó que Data Concursal pretende implementar el proyecto "que permita la continuidad de la compañía y maximizar la recuperacion de créditos concursales". Francisco Vera, presidente de Data Concursal, aseguró que siguen pensando en que la empresa es viable. "Creemos en las posibilidades de una naviera de la talla de Pullmantur y estamos trabajando intensamente en el plan de negocio con el ánimo de apostar por la viabilidad de la compañía".

El frenazo de las operaciones no arrastra por ahora a Wamos

Dependencia. El concurso de Pullmantur había desatado los rumores sobre un posible contagio a Wamos Air, la aerolínea que se escindió de Pullmantur y que se nutría de los 250.000 viajeros que traía anualmente la cruceristas a España.

Carga. “Nuestro departamento financiero está trabajando para superar esta crisis, pero estamos muy lejos de un concurso de acreedores. Hemos podido sustituir parte de los pasajeros vacacionales con clientes de carga”, asegura una portavoz de la compañía.

Cifra de negocio. El grupo Wamos, en el que se integran, entre otros, la agencia de viajes Nautalia y el turoperador Wamos Tours, además de Wamos Air, cerró 2018, último dato disponible, con una facturación de 1.300 millones y una plantilla de 2.300 personas.

Normas
Entra en El País para participar