El consejero delegado de UBS será imputado por lavado de dinero

Ralph Hamers enfrentará cargos por blanqueo de capitales en Países Bajos como exCEO de ING en 2018

Ralph Hamers, director general de UBS, durante una rueda de prensa en Zurich (Suiza) en febrero.
Ralph Hamers, director general de UBS, durante una rueda de prensa en Zurich (Suiza) en febrero. REUTERS

El consejero delegado de UBS, Ralph Hamers, será imputado en Países Bajos por delitos de lavado de dinero que responden a su tiempo como responsable del banco holandés ING. Así lo ha ordenado este miércoles un tribunal de La Haya, que ha señalado a Hamers como el “supervisor de facto de los delitos cometidos por ING” en 2018, cuando las autoridades holandesas multaron a la entidad financiera con 775 millones de euros por negligencia en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Hamers asumió en noviembre sus funciones como CEO del banco suizo. UBS lo describió entonces como el "buen consejero delegado para guiar a la sociedad hacia la próxima etapa". Pero sus cuentas pendientes con ING frenan este miércoles su camino con UBS.

"Hay bastantes elementos para encausar al exCEO del banco holandés", según el tribunal de apelaciones, y justificó como "necesaria" su imputación en la causa afirmando que los hechos son graves. En septiembre de 2018, ING fue multado por negligencia en la lucha contra el blanqueo de capitales y la Fiscalía optó por no recurrir a los tribunales, afirmando que no veía motivos para procesar de forma individual a los empleados de la entidad.

Entonces, el caso fue llevado a los tribunales por el director de la Fundación de Investigación de Información de Compañías, Pieter Lakeman, quien consideró la persecución penal de Hamers como "un buen desarrollo para el mundo financiero europeo". Lakeman advirtió de que las entrevistas con testigos "mostraron que se habían hecho enormes recortes extremadamente dañinos para el departamento que lucha contra el blanqueo de dinero desde que Hamers se convirtió en director ejecutivo en 2014" e "ignoró alertas de su director de riesgos, entre otros, allanando el camino a la influencia de clientes lucrativos, pero criminales".

Hasta el momento, Hamers no ha asumido responsabilidad públicamente por sus actos, de acuerdo con el tribunal, quien ha señalado que no se ha llegado a un acuerdo con el director. En cambio, los jueces subrayan en la sentencia la importancia de que se confirme en un juicio penal público "la norma de que los directores de un banco no quedan impunes si realmente han dirigidos conductas prohibidas graves".

La Fiscalía holandesa ha explicado que todavía está estudiando la sentencia del tribunal, antes de anunciar los siguientes pasos que tomará. Por su parte, ING ha selñalado en una primera reacción que la apertura de una investigación "va en contra de la evaluación que el Ministerio Público hizo de que no hay base para un caso contra los empleados o extrabajadores de ING".

Normas
Entra en El País para participar