Moody’s cree que la fusión de Vodafone y MásMóvil tiene sentido, pero no descarta a Orange

La agencia advierte de que las telecos europeas no tienen capacidad para reducir al apalancamiento

Moody’s cree que la fusión de Vodafone y MásMóvil tiene sentido, pero no descarta a Orange
EFE

La agencia Moody’s cree que las fusiones y adquisiciones pueden ayudar a mitigar la dura competencia en el conjunto de los mercados europeos. En la presentación de su informe de perspectivas para 2021, sus responsables han indicado que es poco probable que haya grandes operaciones transfronterizas, señalando que es más probable que haya operaciones de consolidación dentro de cada mercado.

La firma, además, cree que los reguladores son ahora más proclives a autorizar las fusiones, especialmente desde la sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que falló contra Bruselas por bloquear en 2016 la fusión en Reino Unido entre Telefónica O2 y Hutchison.

En este escenario, la agencia afirma que España es uno de los países más competitivos de Europa con seis operadores integrados. Moody’s ha recordado que una de las operaciones corporativas más comentadas en el mercado español es la posible integración de Vodafone y MásMóvil que, en su opinión, tendría sentido dadas las sinergias que podrían obtenerse. La agencia recuerda que la evolución de la filial española de Vodafone no ha sido todo la buena que debía esperarse tras la decisión de salir del fútbol, perdiendo un poco su lugar en el mercado tras la compra de Ono. Con respecto a MásMóvil, señala que acaba de cambiar de propietarios con la entrada de KKR, Cinven y Providence, y ha destacado la capacidad de la dirección de ejecutar operaciones.

Moody’s, no obstante, no descarta que Orange pudiera meterse en esta transacción y contrarrestar el movimiento de Vodafone, puesto que MásMóvil supone una parte sustancial de sus ingresos mayoristas en España. Según la agencia, Vodafone está ahora inmersa en la salida a Bolsa de su filial de torres de telefonía móvil, con lo cual no podría afrontar dos operaciones de tanto calado en paralelo, mientras que Orange tiene una buena posición global con una amplia flexibilidad financiera.

En cualquier caso, la firma espera que las posibles fusiones no lleguen hasta el segundo semestre de 2021, una vez que haya concluido la subasta de espectro de 700 MHz, clave para el móvil 5G.

En términos generales, la agencia Moody’s mantiene la perspectiva negativa para el conjunto del sector de las telecomunicaciones en Europa para 2021, ante el crecimiento marginal de los ingresos. La firma cree que los desafíos estructurales persisten y la competencia intensa permanece en un mercado muy fragmentado.

Entre sus previsiones, Moody´s señala que el apalancamiento seguirá siendo alto, con un ratio de 3,2 veces en 2021, similar al de 2022, con el riesgo de un aumento en el futuro. “El sector no tiene capacidad para reducir el apalancamiento”, ha indicado Carlos Winzer, vicepresidente de la agencia y responsable del sector telecos, en una presentación con los medios de comunicación, señalando que las compañías tienen poca capacidad financiera para maniobrar ante el nuevo ciclo de inversiones.

El responsable advierte de que parte del apalancamiento de las operadoras no se va a ver ante la aparición de los vehículos de inversión en infraestructuras, en los que se va a dar entrada a fondos especializados, porque estas transacciones quedarán fuera del balance.

En términos generales, Moody’s cree que el crecimiento medio de los ingresos del sector en Europa no superará el 0,5%, como consecuencia de la dura competencia, mientras que las mejoras en el ebitda estarán limitadas a los posibles recortes de costes. Además, advierte de la presión para las operadoras para acelerar las inversiones en los despliegues de fibra y 5G.

Normas
Entra en El País para participar