Eurozona

El BCE urge a prolongar las ayudas: 600.000 millones de préstamos están en moratoria y más de 300.000, avalados

El supervisor advierte que los bancos tendrán que seguir elevando las provisiones

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. EFE

El Banco Central Europeo ha aireado su preocupación por el impacto que una eventual retirada de las ayudas públicas puede tener en la capacidad de hogares y empresas europeas para hacer frente a sus deudas. "La capacidad de recuperación del sector privado depende de la trayectoria de la recuperación económica y del tiempo, la amplitud y la eficacia de las medidas de apoyo del gobierno", indica la institución, que habla del riesgo de una "caída al precipicio" (cliff edge)  en caso de una retirada abrupta de los apoyos.

Según los cálculos del BCE, el 15% de todos los préstamos bancarios en la zona euro están ahora mismo en moratoria, unos 600.000 millones de euros, y el 7% de los préstamos están avalados por los gobiernos, más de 300.000 millones. Un ingente volumen de préstamos que depende de las medidas de apoyo público, sin las que los impagos podrían escalar rápidamente. Ayer el BCE ya publicó un estudio en el que calcula que en España el 36% de las empresas habría sido incapaz de cubrir el servicio de la deuda sin las ayudas allá por el mes de marzo, si bien este porcentaje se ha reducido de forma significativa.

"Las provisiones han aumentado pero parecen optimistas en algunos casos", dijo el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en la revisión. "Las garantías y las moratorias pueden haber alargado el tiempo que toma para que los débiles resultados económicos se traduzcan en pérdidas en los préstamos". También ha alertado el banco de las valoraciones, en algunos casos demasiado ajustadas, en los precios de los activos, lo que supone otro factor de riesgo.

Las empresas han tenido que aumentar su endeudamiento o emitir valores para paliar la crisis de liquidez, por lo que la vulnerabilidad financiera ha crecido; aunque los ratios de endeudamiento bajarán cuando la economía se recupere, ello no será suficiente para cubrir la creciente debilidad de los balances, especialmente en los tramos de mayor riesgo (bonos por debajo del grado de inversión o en la parte baja del grado de inversión), según el BCE.

Los hogares han notado en menor medida estas vulnerabilidades, gracias a las mayores tasas de ahorro y a los programas de protección de rentas (como los ERTEs en España). "La adopción de medidas de política económica (trabajo a jornada reducida, transferencias gubernamentales o moratorias de préstamos públicos) para salvaguardar empleo e ingresos mitigan los riesgos derivados de la pandemia para los hogares de la zona del euro", explica el banco.

En este sentido, España no aparece como los países más vulnerables, dado que el porcentaje de trabajadores sujetos a estas medidas de apoyo es de los más bajos de Europa. No obstante, el papel de los préstamos del ICO es clave. Con los datos del BCE, las medidas de apoyo gubernamental en España aportarán cuatro puntos al PIB (por encima de Alemania, Francia o Italia), de los que casi tres corresponden a los avales públicos.

El programa de compras de deuda del BCE, en paralelo, ha permitido a los Estados orquestar estos ambiciosos programas de ayudas públicas sin que esto haya supuesto tensiones financieras adicionales. "Con las compras de bonos evitamos la fragmentación, no solo en el mercado de bonos soberanos, el buen funcionamiento de este mercado se ha extendido a otros mercados. De momento, el mercado de bonos soberanos está tranquilo", según De Guindos.

El ex vicepresidente del Gobierno español también se refirió a la posible creación de un banco malo europeo, idea que no le desagrada, porque "en España fue la mejor solución para limpiar". No obstante, ha avanzado que en Europa será difícil porque hay países en contra y por ello hay que buscar otras alternativas, ser pragmáticos e implementar las medidas que se pueden.

Normas
Entra en El País para participar