Pandemia

Los confinamientos castigan las previsiones económicas europeas

Goldman Sachs recorta drásticamente su proyección para Europa y espera una caída del PIB del 2,3% frente al crecimiento del 2,2% estimado anteriormente

Un hombre camina por una calle vacía durante el encierro, en Marsella, Francia.
Un hombre camina por una calle vacía durante el encierro, en Marsella, Francia. EFE

La segunda ola de la pandemia de coronavirus puede echar por tierra la incipiente recuperación económica que desde el verano se observaba en Europa. El drástico aumento de los contagios por Covid-19 ha provocado nuevos confinamientos y cierres parciales en las principales economías de la región, lo que ha llevado a Goldman Sachs a recortar drásticamente las previsiones de crecimiento del cuarto trimestre, al tiempo que los institutos económicos alemanes arrojan peores pronósticos para la locomotora de la zona euro.

Europa es el principal foco de difusión del coronavirus, lo que ha llevado a varios de sus países, como Reino Unido y Francia a adoptar medidas extremas en forma de confinamientos, mientras las cifras de contagios y muertos no se detienen. El primer ministro británico, Boris Johnson, ordenó un confinamiento nacional para Inglaterra de un mes de duración, desde el próximo jueves, a causa de los alarmantes datos de la pandemia. El confinamiento se mantendrá hasta el 2 de diciembre, si bien las autoridades no descartan extender esa medida. Supondrá el cierre obligado de los comercios y negocios no esenciales, así como de toda la hostelería, aunque escuelas y universidades seguirán abiertas.

Igualmente, Francia y Alemania impusieron restricciones a nivel nacional a principios de la semana pasada. Macron anunció el cierre de comercios y una severa restricción de movimientos, mientras que Ángel Merkel optó por el cierre de restaurantes y cines.  También a última hora del sábado, el Gobierno portugués anunció que, desde el martes y durante dos semanas, confinará al 70% de su población, pero no cerrará escuelas, establecimientos comerciales ni restaurantes.

Ante las nuevas y cada vez más duras restricciones, el banco de inversiones de EE UU espera ahora que el PIB (PIB) real de la zona euro se contraiga un 2,3% en el cuarto trimestre, un cambio brusco con respecto a su proyección anterior de un crecimiento del 2,2%.

Para Alemania, empeora la previsión hasta una caída del 1,5% frente a la expansión anteriormente prevista del 2,7%. En el caso de Francia, espera un descenso del PIB del 3,8% cuando antes estimaba un avance del 2%. Para Italia y España prevé que la economía caiga un 2,3% y un 3,3% después de crecimiento proyectado del 2,4% y del 1,7%, respectivamente.

Igualmente, redujo las previsiones de crecimiento del PIB del Reino Unido hasta una caída del 2,4% frente a la expansión del 3,6% que había esperado anteriormente.

"Mirando hacia el futuro, asumimos que las nuevas restricciones durarán tres meses antes de que se reduzcan gradualmente a partir de febrero", señalan los economistas de Goldman Sachs.

Por su parte, los economistas de Citi, espera que el PIB del Reino Unido se reduzca más del 4% entre octubre y diciembre. «No se pueden descartar cierres nacionales más prolongados», dijo Citi en una nota. Y añade que "con la probabilidad de que los riesgos de virus persistan hasta el segundo trimestre de 2021, esperamos que la producción se mantenga más dle 11-13% por debajo de los niveles del cuarto trimestre de 2019 hasta entonces, con restricciones locales y una respuesta conductual aguda que pesa fuertemente (junto con el Brexit). También está aumentando el riesgo de que se produzcan efectos más permanentes".

Por su parte, en Alemania las restricciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus costarán a la economía cerca de 19.000 millones de euros y aproximadamente 600.000 empleos, según cálculos del instituto económico alemán DIW, que estima una reducción del 1% del PIB alemán en el cuarto trimestre y un incremento de 50.000 desempleados en comparación con la primavera.

Normas
Entra en El País para participar