Cómo evitar en tu pyme conflictos entre empleados con y sin hijos

Las medidas de conciliación familiar han causado brechas entre los trabajadores estadounidenses. ¿Cómo lo estamos haciendo en España?

conciliación empresas medidas pymes

La conciliación familiar es un concepto difícil de gestionar para muchas pymes en España. A raíz de la pandemia del coronavirus, el teletrabajo ha abierto una vía para facilitar la transición. Aun así, son muchas las voces que critican que solo se está facilitando la conciliación a los asalariados con hijos, con medidas favorecedoras que no pueden disfrutar, sin embargo, aquellos sin hijos.

Así lo defiende Manel Fernández, desde el área de Estudios y Economía, de la Universitat Oberta de Catalunya. Considera que facilitar la conciliación no implica una discriminación para las personas que no necesitan los mismos beneficios.

Empresas como Facebook Google o Salesforce, en Estados Unidos, han adoptado medidas concretas para facilitar la conciliación al personal con hijos a cargo, lo que ha causado un malestar entre los trabajadores que no tienen hijos, según una información de The New York Times.

¿Cómo se está regulando en España?

Según el citado medio, estos empleados no han podido disfrutar de más días de vacaciones ni de bonos que sí han obtenido sus compañeros. Con todo ello, para el profesor Manel Fernández, esto no debería ser un problema en España, ya que se trata de un aspecto “ampliamente regulado y bien definido” en nuestra ley. “El marco español tiene fijado negro sobre blanco y se aplica tanto en el caso de los trabajadores públicos como en las empresas".

Para Fernández, el hecho de que alguien pueda obtener una licencia por estar casado en detrimento de otro trabajador soltero puede dar pie a discutir la valoración jurídica de si es lo mismo adoptar o tener hijos, pero que este tipo de circunstancias se interpretan más en positivo que en negativo.

Tras la irrupción de la Covid-19, en España se ha planteado el diseño de políticas de permisos de manera muy inclusiva, que contemplen todas las opciones que se puedan dar. “Las fricciones que han provocado los beneficios para personas con hijos en Estados Unidos podrían equipararse, por ejemplo, a los permisos que los trabajadores y trabajadoras pueden tener en España para el cuidado de padres enfermos. Se trata de un tipo de permiso que, obviamente, una persona joven no tendrá, porque probablemente no tendrá padres con necesidades especiales de atención”, explica el profesor.

Recuerda en su análisis que, siendo constitucional el establecer diferencias de trato y condiciones entre quienes tienen hijos y los que no, tampoco se debe favorecer ubicar a las personas que no tienen hijos o personas a cargo en un escalafón inferior respecto a derechos, frente a los que sí los tienen.

Porque ya existen medidas avaladas legalmente para fomentar la natalidad. Así como convenios colectivos que favorecen unas condiciones especificas de adaptación de jornada, en función de si se tienen o no hijos.

Normas
Entra en El País para participar