Fedea pide un pacto presupuestario para afrontar la crisis y ligar los ERTE a formación

El Grupo de Trabajo Mixto Covid-19 reclama un amplio pacto político y social para poner en marcha la respuesta económica a la pandemia

Angel de la Fuente, director de Fedea.
Angel de la Fuente, director de Fedea.

Los 130 expertos de toda índole coordinados por Fedea en el marco del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19, que llevan desde junio ofreciendo sus propuestas para afrontar la crisis que deja la pandemia, han publicado este lunes su informe definitivo poniendo el acento en la necesidad de impulsar unos nuevos Presupuestos Generales para 2021 como herramienta fundamental para articular nuevas medidas a la vez que reclaman cambios en algunas iniciativas ya aprobadas, como los ERTE ligados al coronavirus.

“Se necesitan claramente unas nuevas cuentas acordadas entre todos” para dar respuesta a la crisis, ha defendido el director de Fedea, Ángel de la Fuente, durante la presentación del “Informe Final del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19: Por un pacto político y social en torno a una estrategia de reactivación y crecimiento inclusivos”.

“Todas las medidas propuestas requieren de contemplación presupuestaria”, ha recordado, “empezando por las inversiones europeas” que llegarán gracias a los 140.000 millones de euros en ayudas y transferencias que los socios comunitarios han prometido a España.

Una asistencia que, dado su carácter plurianual, lleva a los expertos reunidos por Fedea a pedir un amplio acuerdo entre las distintas fuerzas políticas y los agentes sociales para garantizar la eficacia de las medidas a lo largo de los próximos años.

De la Fuente ha defendido que estas nuevas cuentas deben apostar por el crecimiento económico y la recuperación, elevando el gasto en educación y sanidad, y dejando para más adelante subidas de impuestos que permitan recuperar en parte la recaudación perdida. En un primer momento, propone, sería conveniente impulsar un recargo temporal sobre el IRPF para impulsar más adelante ya una reforma integral de la fiscalidad española.

En el caso los ERTE, los expertos de Fedea consideran que ha llegado el momento de transformar este instrumento, siguiendo el ejemplo de otros países europeos como Alemania, para ligarlos a la formación de los trabajadores afectados durante el tiempo de inactividad.

“Debemos reformar los ERTE intentando que no sean solo una medida de apoyo de ingresos a los hogares y de subvención a las empresas. Usemos este tiempo de forma productiva. Hasta ahora eran una manera encubierta de prestación por desempleo”, ha valorado el investigador de prestación por dese Fedea Marcel Jansen.

Los afectados, ha matizado Jansen, “no son desempleados, mantienen el vínculo con las empresas, pero el instrumento no ha sido utilizado para fortalecer el vínculo y hacerles más productivos”. “En lína con las experiencias en Alemania, debemos introducir por lo menos incentivos, si no cierta obligación, de utilizar el tiempo no trabajado de manera productiva, esto es, centrarlo en la formación y recualificación de los trabajadores”, ha concluido.

Más allá, Jansen se ha mostrado partidario de que el sistema de ERTE ligados al Covid-19 comience a ser “mas selectivo” con el sector o tipo de empresas que pueden acogerse, a fin de que sirvan para garantizar el futuro de compañías viables, pero no para mantener vivas a la que ya no lo son.

Un planteamiento que no comparte la patronal española. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha abogado este lunes por extender los ERTE hasta al menos el 31 de diciembre para las empresas con problemas de demanda, pero sin discriminar por sectores.

“Esta herramienta debe ponerse encima de la mesa en las empresas con un problema de demanda, con un problema real. Es muy difícil dividir por sectores, porque todo está entrelazado. Cuando hablamos de turismo no hay que referirse solo a aerolíneas o agencias, también a otros como fábricas de pirotecnia, mantenimiento de aires acondicionados de hoteles, el sector de alimentación y bebidas... Lo que habrá que ver es cómo se gestiona un sistiema para que nadie se quede atrás", ha declarado a RTVE.

En otro orden de cosas, los expertos de Fedea abogan también por combatir la dualidad del mercado laboral, equiparando los despidos de temporales y fijos; por reforzar el sistema público de colocación de parados; reformar las pensiones para garantizar su viabilidad; tomar medidas adicionales en apoyo del turismo, la automoción; contemplar una flexibilización en las devoluciones de los créditos ICO concedidos durante la pandemia; y reforzar a las pymes para incrementar su tamaño y facilitarles la exportación.

Normas
Entra en El País para participar