Fedea teme que la pandemia lleve el déficit “a los peores registros de la historia moderna”

El servicio de estudios asume que el PIB caerá este año entre un 5% y un 18% mientras que el agüero fiscal aumentaría a una horquilla del 6% al 15%

Una mujer ataviada con una mascarilla pasea junto a un negocio cerrado.
Una mujer ataviada con una mascarilla pasea junto a un negocio cerrado.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) estima que el impacto de la pandemia de coronavirus Covid-19 y de las medidas de contención desplegadas para hacerle frente provocará una debacle económica que será “la mayor desde al menos 1955” y que elevará el déficit público “a los peores registros de nuestra historia moderna”.

Así lo recoge el informe “Implicaciones macroeconómicas y presupuestarias del Covid-19: algunas proyecciones ilustrativas”, elaborado Ángel de la Fuente, director ejecutivo de Fedea, para esta organización y el Instituto de Análisis Económico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El análisis arroja que, en función de lo que tarde en ponerse en marcha la recuperación de la actividad tras el confinamiento y la paralización decretados el pasado 14 de marzo bajo el paraguas del estado de alarma aún vigente, el PIB español sufrirá un retroceso mínimo del 5% (que ya sería el mayor en 65 años), si la reactivación se da en solo tres meses. De alargarse este proceso durante 15 meses, el desplome sería del 18%.

A su vez, el incremento del gasto público y la caída de ingresos que tendrían lugar en estos mismos escenarios supondría elevar el déficit público al 6% en el mejor de los casos, con el riesgo de que el agujero fiscal alcance el 15% del PIB bajo la peor de las hipótesis manejadas.

Fedea considera “consistente” con una recuperación en seis meses el punto intermedio en el que se sitúa la estimación del Gobierno, que espera una caída del PIB del 9,2%, una destrucción de empleo del 9,7% y un incremento del déficit público hasta el 10,3% este año.

El organismo alerta, en todo caso, que “las variaciones inducidas en los gastos e ingresos públicos y en el déficit presupuestario del conjunto de las administraciones públicas” arrojan “incluso bajo hipótesis optimistas sobre la duración de la perturbación, sus efectos sobre el déficit de 2020 son muy considerables”.

El resultado final dependerá del impacto definitivo de la pandemia en el flujo de ingresos y gastos. Así, de un lado, Fedea estima que la merma de la recaudación tributaria podría oscilar entre los 25.000 y los 75.000 millones de euros en función de si la recuperación dura tres meses o un año más. Por su parte, el informe calcula que el aumento del gasto, espoleado por los costes de desempleo y cese de actividad de los autónomos, podría ascender a un monto de entre 24.100 y 60.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar