El Govern aprueba limitar la movilidad en Lleida a las actividades recogidas en el nuevo decreto

Si el juez da el visto bueno, se prevé que entre en vigor esta misma noche y tendrá, de momento, una duración de 15 días

Nuevo decreto Lleida
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión semanal del Govern, este martes, un día después de impulsar un decreto ley para habilitar el confinamiento de la zona de Lleida.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, aprobó ayer un decreto ley para reforzar el confinamiento de la población en Lleida y en los municipios del Segrià ante los rebrotes de coronavirus, después de que una jueza vetara la medida anunciada por el Govern. La orden, que modifica la Ley de salud pública, desprende que la movilidad estará limitada a actividades concretas y necesarias, en las que se incluye comprar, pasear o hacer deporte.

Así lo ha explicado hoy la portavoz del Govern, Meritxell Budó, afirmando que el decreto no recoge "un confinamiento domiciliario", pero que la población solo "se podrá desplazar para lo que está recogido en esta resolución". Asimismo, establece el límite de reunión en 10 personas, el cierre de locales de espectáculos (como el cine o el teatro) y la suspensión de la hostelería y restauración, salvo entrega a domicilio o recogida. El comercio permanecerá abierto.

De momento, se contempla una duración del decreto de 15 días a partir de mañana. Budó ha especificado que "en las próximas horas" se presentará la nueva resolución al juzgado contencioso administrativo tras el aval del comité técnico del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat) para que entre en vigor esta medianoche. "El procedimiento legal establece que se tiene que presentar y, si nada dice lo contrario y todo nos hace pensar que nada dirá lo contrario, entrará en vigor esta medianoche", ha insistido la consellera.

Restricciones

La entrada y salida de los municipios quedará restringida salvo desplazamientos por motivos laborales y servicios esenciales, así como para aquellas actividades derivadas de situaciones que no se puedan posponer. Según recoge Europa Press, esta medida no afectará a la circulación por autopistas y autovías ni tampoco al transporte de mercaderías pero si al transporte público.

Se permitirá salir del domicilio y la circulación por las vías de uso público para ir al trabajo; asistir a centros sanitarios; atender a personas mayores, menores, dependientes y vulnerables; y desplazarse a entidades financieras, seguros y otros servicios. También para acceder a establecimientos comerciales; acceder a establecimientos comerciales con cita previa; hacer encuentros y deporte con personas del grupo de convivencia habitual; atender huertos de autoconsumo; y hacer exámenes y pruebas que no se pueden posponer.

Budó ha comentado que se prohíben encuentros y reuniones de más de 10 personas que incluye casamientos, servicios religiosos y ceremonias fúnebres; se suspende la apertura de equipamientos culturales, locales y establecimientos públicos que impliquen la interacción de un número importante de personas, como teatros, cines, parques y gimnasios.

Las bibliotecas y museos seguirán abiertos con sujeción al plan sectorial del Plan de actuación del Procicat, así como los 'casals' y colonias de verano, que deberán cumplir con los criterios generales.

La consellera ha avisado de que habrá un régimen sancionador para todas aquellas actividades que no están permitidas y no se pueden llevar a cabo, y ha añadido que este corresponde a los ayuntamientos y a la Generalitat porque forma parte del ámbito de sus competencias.

Normas
Entra en El País para participar