La banca española reduce el 15% su emisión de deuda con las medidas del BCE

La menor presión regulatoria y la TLTRO alivian al sector. El resto del año será poco intenso en colocaciones financieras

La banca española reduce el 15% su emisión de deuda con las medidas del BCE pulsa en la foto

La pandemia del coronavirus ha hecho saltar por los aires los objetivos de la banca para este año. Y la contundente respuesta del BCE ante la crisis también ha dejado en papel mojado los programas de financiación previstos para 2020. La rebaja en las exigencias regulatorias a la hora de construir los colchones de deuda anticrisis y, sobre todo, la megainyección de liquidez a tres años (TLTRO) a la banca europea, por 1,3 billones de euros, han rebajado notablemente las necesidades de financiación de la banca española, hasta el punto de que el año ya queda prácticamente hecho.

En lo que va de ejercicio, los bancos españoles han emitido un total de 18.100 millones de euros, incluyendo los 350 millones en cocos lanzados ayer por Bankinter, lo que supone un descenso del 15% respecto al acumulado por estas fechas el año pasado, según datos recogidos por Natixis.

”Los bancos españoles ya fueron muy activos en emisiones en el primer mes y medio del año. Y ahora se sienten más liberados a la hora de emitir gracias a la última TLTRO”, explica Jesús Sáez, responsable de mercado de capitales de Natixis en España. Desde Société Générale recuerdan que las medidas de flexibilidad en el capital por parte del regulador junto con la subida de los diferenciales que se produjo en marzo provocaron que la banca realizara menos emisiones. La situación ahora se está normalizando, aunque en SG no esperan grandes volúmenes de emisión para lo que queda de año.

“Ha bajado la presión para los bancos. Los grandes sí han seguido emitiendo, pero los medianos tienen ahora más flexibilidad a la hora de plantearse acceder al mercado en un entorno más volátil. Pueden posponer sus emisiones y esperar a un mercado más estable”, explicó ayer en un encuentro con medios Carlos Cortezo, responsable de mercado de capitales para instituciones financieras de Société Générale.

Las cédulas hipotecarias, el instrumento de deuda más dirigido a captar financiación, ni siquiera ha estado presente en las últimas emisiones. Solo Santander y Sabadell han lanzado este año este tipo de deuda y lo hicieron antes de que estallara la pandemia. “Con la TLTRO, no vemos necesidad de emitir instrumentos de financiación directa como las cédulas hipotecarias”, añaden desde SG. En la firma auguran que las próximas emisiones, si bien no muy abundantes, se centrarán en la deuda senior y la senior no preferente. “Hasta ahora, hemos visto más actividad en emisiones de senior, también senior no preferente, que permiten rellenar los colchones de deuda con capacidad para absorber pérdidas”, añaden en Natixis.

“Es obvio que vamos a ver menos emisiones de deuda por parte de la banca por la acción del BCE. Pero los inversores mantienen su interés por comprar renta fija y las entidades financieras también necesitan tener abiertas sus líneas de acceso al mercado de capitales”, concluyen fuentes financieras.

Normas
Entra en El País para participar