Mercados

Valores españoles para la era pos-Covid

Los expertos apuestan por la Bolsa española a medio plazo aunque en el corto recomiendan extremar la prudencia

Valores españoles para la era pos-Covid
Getty Images

La recuperación de las Bolsas desde los mínimos marcados en marzo –del 36% en el Euro Stoxx 50, del 40% en el S&P500 y del 20% en el Ibex– ha dejado fuera del mercado a algunos inversores que buscan el momento de entrar en renta variable, sin que esté claro en absoluto cuándo hacerlo. “La narrativa del mercado sigue siendo la misma, con los inversores tratando de nadar y guardar la ropa, atrapados entre una fuerte corriente compradora, dopada hasta la extenuación por los estímulos de los bancos centrales, y el freno que supone el creciente miedo a un repunte de los casos de coronavirus en algunos países”, explica Aitor Mendez, analista de IG.

Y es que los expertos creen que la renta variable es una buena inversión pero si es con un horizonte temporal de medio plazo. Así lo explica, Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank en España, que cree que “muy poca gente sabe manejar esas subidas y las bajadas de la Bolsa. El inversor particular no sabe cuál es el momento idóneo para entrar”. El experto cree que la Bolsa española ofrece una rentabilidad interesante invirtiendo con un horizonte temporal de dos o tres años.

En este contexto, una de las palabras más repetidas por los analistas para el corto plazo es la prudencia en un momento en el que los planes de desescalada de las principales economías avanzan, entre ellos el de España, donde este domingo 21 de junio finaliza el estado de alarma y comienza una nueva normalidad en la que la gran incógnita será el grado de recuperación de la actividad y la tregua que concederá el coronavirus

El PIB de las economías avanzadas no se recuperará hasta finales de 2021, según las previsiones que el banco británico Barclays. “No cabe duda de que el impacto económico del Covid-19 será el peor shock en décadas”, explica la entidad. Sin embargo, la firma recuerda que “esta recesión fue autoinducida, por lo que el camino de vuelta será probablemente más rápido que en recesiones anteriores, sobre todo en lo que respecta al mercado laboral”.

Por su parte, Juan José Fernández Figares, director de Link Securities ve tanto el corto como el medio plazo “muy complicado para la economía mundial y, más concretamente, para la española, muy dependiente de sectores como el turismo y la restauración o la automoción, todos ellos muy penalizados tras la crisis sanitaria, los dos primeros por las medidas de distanciamiento social, que entendemos van a mantenerse de alguna forma, al menos hasta que se desarrolle una vacuna eficaz contra el Covid-19, y el último tanto por la profunda transformación en la que está sumido como por el impacto que en la demanda de bienes duraderos va a tener la crisis económica”.

Respecto al medio plazo, los expertos de las firmas de análisis son más positivos y creen que en el parqué español hay buenas oportunidades.

Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, considera que las Bolsas se verán apoyadas por “los estímulos tanto monetarios (los principales bancos centrales siguen dispuestos a mantener e incluso a incrementar sus apoyos para estimular la economía y garantizar la estabilidad de precios) como fiscales (por ejemplo, la posibilidad de un plan de infraestructuras en EEUU), y el hecho de que hay mucha liquidez buscando una rentabilidad que es difícil encontrar en otros activos en el actual entorno de represión financiera, con los tipos muy bajos o negativos durante un largo periodo de tiempo”.

Ante el incierto horizonte, los expertos recomiendan a medio plazo apostar por compañías no demasiado ligadas al ciclo económico, que presenten mayor visibilidad en sus resultados y por sectores cuya demanda de productos y servicios sea lo más estable posible.

GRIFOLS: Líder internacional enun sector en claro auge

El fabricante de hemoderivados pertence a uno de los sectores triunfadores de esta pandemia ya que se ha volcado tanto en fabricar test para detectar el Covid-19 como en la búsqueda de un tratamiento para curar la enfermedad.

“Grifols está trabajando para ser una de las primeras compañías en encontrar una solución para hacer frente a la pandemia, lo que le podría dar una ventaja competitiva en los próximos años”, recuerda Victoria Torre, directora de análisis de Self Bank. Las acciones, que recuperan un 14% desde mínimos de marzo y ofrecen un potencial del 14% respecto al precio objetivo medio.

Al margen de la oportunidad que ha encontrado ligada a la pandemia, Bankinter destaca que se trata de un grupo líder internacional, ahora con presencia en China. Las ventas se dividen entre

EE UU y Canadá (67%), Europa (17%), otros paises (17%), siendo EE UU el mercado de mayor crecimiento. Esta firma de análisis destaca además el hecho de que la reciente alianza alcanzada con Shanghai RAA posiciona a Grifols con un buen socio local en una situación incomparable para acceder al mercado chino de las transfusiones. Además recuerda que en los dos últimos años Grifols ha logrado crecer en ventas a casi un 10% a tipo de cambio constante.

CELLNEX: Fortaleza indiscutible gracias a las adquisiciones

Con una subida en el año del 35%, Cellnex es uno de los valores preferidos de los inversores. Desde Bankinter destacan su marcado perfil defensivo, dada su gran visibilidad de flujos de caja y su cómoda situación financiera, a pesar de que su ratio de endeudamiento se sitúa cerca de las seis veces el ebitda. La compañía ha llevado a cabo una intensa actividad compradora que le ha permitido crecer con fuerza. Los expertos consideran que Cellnex sigue teniendo capacidad para comprar nuevos activos por valor de 2.500 millones algo que ayudará a incrementar la eficiencia, ofrecer mayor rentabilidad para el accionista, reforzar su posición de liderazgo e incrementar la gama de productos de telecomunicaciones, lo que le permitirá contar con una mayor capacidad de negociación frente a los operadores.

Aunque los resultados de la firma no deberían verse impactos por la pandemia existen algunos interrogantes en el horizonte. El primero de ellos hace referencia a los rumores de ampliación de capital y el segundo, a la ruptura del pacto de accionistas de ConnecT (principal accionista con un 29,9% del capital). Esto último podría ser un obstáculo de cara a contar con el respaldo total en otra amplicación de capital aunque como señalan desde Sabadell, no será un lastre para el crecimiento inorgánico.

ACS: potencial pese a subir un 100% desde mínimos

“Es momento de estar en Bolsa española pero a través de compañías que son líderes en su sector y ACS es uno de esos valores”. Así explica Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank en España, su apuesta por esta compañía, que también gusta a los analistas de Link Securities. Desde esta firma, su director de análisis, Juan José Fernández-Figares, explica que pese a ser una compañía más ligada al ciclo, “la calidad de sus gestores hará que salga reforzada”. El grupo constructor y de servicios registra una espectacular revalorización desde los mínimos marcados en marzo, cuando cotizaba a 11 euros, y desde entonces sus acciones suben un 107,5%. Aun así, el valor ofrece un potencial de revalorización del 35,2% respecto a su precio objetivo medio de consenso.

ACS forma parte además de la cartera de valores españoles favoritos de Banco Sabadell pese a la incertidumbre sobre el efecto que tendrá la pandemia en los resultados de la compañía. Sabadell señala que el valor “tiene potencial incluso contemplando que la recuperación económica no sea en V sino en U, asumiendo dos trimestres de contracción profunda con un crecimiento modesto en el tercer y cuarto trimestre y fuerte recuperación en 2021 y 2022”.

Inditex: mayor resistencia gracias a las ventas online

El 10 de junio la compañía dio a conocer los resultados del primer trimestre de su ejercicio fiscal, periodo en el que registró unas pérdidas de 409 millones. Es la primera vez que el grupo textil sufre un resultado negativo y también la primera en la que registra una caída de ventas. “El impacto del Covid-19 será severo por el cierre de tiendas, pero la flexibilidad del modelo de negocio y una sólida situación financiera (cuenta con una caja neta de 8.060 millones) permitirán a Inditex capear la crisis y ganar cuota de mercado”, explican desde Bankinter. La compañía anunció que prevé cerrar entre 1.000 y 1.200 tiendas hasta 2021.

Aunque las cuentas del primer trimestre se han visto erosionadas y le han llevado a cancelar el dividendo extraordinario, los expertos señalan que Inditex mantiene sus ventajas competitivas frente a otros competidores, lo que permitirá afrontar con mayor robustez las dificultades en el entorno actual. Entre esas ventajas destacan “la fortaleza de balance, capacidad de adaptación a las tendencias de los consumidores, fuerte integración online, canal que potenciarán para compensar el cierre de tiendas, y elevada eficiencia y menor intensidad de capital”, según Bankinter. El grupo mantiene el objetivo de crecimiento de las ventas comparables a largo plazo de entre el 4% y el 6%.

Iberdrola: mantiene dividendo y objetivos para este año

Tras los buenos resultados registrados en el primer trimestre del año, el equipo gestor decidió mantener sus previsiones para todo el ejercicio pese a la pandemia. La eléctrica Iberdrola pertenece a uno de los sectores favoritos de los analistas para tiempos de vacas flacas en Bolsa. “Su modelo de negocio es apropiado al contexto actual económico”, explica Bankinter, que recuerda que un 51% del ebitda proviene de negocios regulados de redes de distribución de electricidad (España, EE UU, Reino Unido y Brasil) cuyos ingresos son fijados en función a un retorno sobre activos y son independientes de la evolución del ciclo. Un 27% adicional proviene de renovables, cuya producción tiene preferencia en los sistemas mayoristas de electricidad y los ingresos están fijados por contratos a largo plazo con clientes.

Victoria Torre, de Self Bank, destaca el hecho de que Iberdrola “está adoptando medidas frente al posible incremento de impagos y mantiene su política de dividendos, algo valorable en un momento de incertidumbre”.

La solidez financiera y la capacidad de crecimiento que tiene la compañía son dos de los aspectos que destaca Bankinter sobre el valor, uno de los pocos del Ibex que consigue avanzar en Bolsa este año.

CaixaBank: negocio diversificado en un entorno de tipos cero

Aunque desde los mínimos de 2020 recupera un 27%, en el año CaixaBank acumula unas pérdidas del 28,7% que llevan a la entidad a cotizar con un descuento respecto a su valor en libros del 53%. A las dudas que existen sobre la economía española se suma la extensión continuada de tipos bajos, un lastre para la rentabilidad del negocio. A diferencia de la crisis de 2008 y de 2012, la banca afronta la crisis actual en buena posición de solvencia y sin activos tóxicos ocultos, pero la continuidad sine die de los tipos cero y la amenaza de que se disparen los impagos y tumben los resultados están minando las cotizaciones.

A pesar del futuro incierto para la banca, sector al margen de las preferencias del mercado, los expertos sí destacan que CaixaBank es una de las entidades mejor posicionadas gracias al fuerte peso de la actividad de seguros, fondos y medios de pago. “Consideramos que, además de ofrecer un potencial interesante, es el banco más defensivo de la banca doméstica”, destacan desde Sabadell. En un escenario de rápida recuperación el potencial de revalorización de la entidad alcanzaría el 17%, hasta los 2,26 euros por acción, mientras que en un contexto de recuperación más lenta el margen de mejora se reduciría al 6,2%, hasta los 2,05, añade la firma.

Endesa: negocio defensivo que esquiva la pandemia

La eléctrica española, que apenas cae un 5,76% en lo que va de año y cuyas acciones suben un 44,65% desde los mínimos de marzo, es otra de las apuestas de las firmas de análisis en la Bolsa española a medio plazo. La compañía, que ofrece una rentabilidad por dividendo de más del 5%, forma parte de la cartera de Bankinter. Entre los aspectos más positivos que destaca la firma de análisis está el que los gestores de Endesa han admitido que el impacto del Covid-19 sobre los resultados del grupo para 2020 será “limitado”.

El 62% de su beneficio operativo tiene su origen en las actividades reguladas de distribución de electricidad y generación extrapeninsular, unos ingresos más protegidos de la evolución de la economía y que le otorgan un perfil defensivo, una característica que en momentos de inestabilidad es muy apreciada por los inversores. Además, la situación financiera es muy confortable, con una ratio de endeudamiento por debajo de las 1,7 veces ebitda. Así, la mayoría de las inversiones se pueden financiar con los fondos generados por el grupo. Es decir, apenas requieren de endeudamiento adicional. A todo ello se suma el hecho de que Endesa no tiene que hacer frente a importantes refinanciaciones en el corto plazo, con lo que podrá mantener bajo control su apalancamiento.

Acerinox: líder en el acero y tregua en la guerra comercial

En líneas generales, 2019 fue un mal año para Acerinox, muy marcado por la guerra comercial y el impacto que las medidas proteccionistas adoptadas por Estados Unidos y China tuvieron en toda la economía en general, y en el sector del acero en particular. Como para muchos sectores muy vinculados al ciclo económico, 2020 prometía ser un año mucho más favorable después de que Washington y Pekín enterrasen el hacha de guerra, pero la irrupción de la pandemia del Covid-19 ha puesto en jaque la economía mundial y, con ella, los planes de futuro de todas la empresas del globo. Sin embargo, y pese a ser un valor muy ligado a la recuperación económica, numerosos expertos incluyen a Acerinox como una de sus apuestas en Bolsa española.

El valor ofrece un potencial alcista de más del 30% respecto al precio objetivo medio del consenso de Bloomberg. El 75% de los analistas aconseja comprar y el 25% restante, mantener, sin recomendaciones de venta. Víctor Peiro, director de análisis de GVC Gaesco Valores, destaca la solidez financiera y su posición de liderazgo en el mercado del acero. Por si esto no fuera suficiente, el experto resalta la diversificación geográfica con Estados Unidos como uno de sus principales mercados.

CIE Automotive: margen de adaptación al incierto futuro del motor

La crisis y la incertidumbre actual está golpeando con especial dureza al sector del automóvil, inmerso con anterioridad en un proceso de transformación hacia una movilidad más sostenible. El fabricante de componentes para el automóvil CIE Automotive es un buen ejemplo de ello, con una caída en el año del25%. Y aunque todavía es pronto para ver si la mejora del mercado de las últimas semanas seguirá en los próximos meses, los expertos empiezan poco a poco a mirar valores con los que sacar partido a la remontada.

Para Link Securities, CIE es uno de los que podría beneficiarse de la mejora de la economía a medida que se levanten las restricciones. Desde la firma destacan la calidad de sus gestores como una de las principales fortalezas. Por su parte, en Bankinter afirman que pese al impacto de la pandemia en los niveles de producción y ventas del sector auto, CIE sigue mostrando una gran resiliencia. “Consigue crecer por encima de la media del mercado en todas las geografías donde está presente, sus márgenes superan con creces a los de sus competidores y presenta un balance saneado. Una estructura de costes flexible y su enfoque multiproducto continuarán favoreciendo una buena evolución”, añaden. De cara al futuro juega a su favor el hecho de poder adaptar su fabricación al coche eléctrico.

Repsol: balance sólido frente al declive del petróleo

Uno de los mercados más impactados por la paralización de la actividad económica ha sido el del crudo, que en abril vivió un acontecimiento histórico con el derrumbe del Texas a precios negativos por primera vez en la historia. La industria petrolera atraviesa un momento complicado, con menor demanda y un proceso imparable hacia la energía sostenible. A pesar de ello, desde Renta 4 escogen a Repsol como uno de sus valores preferidos. En lo que va de año la compañía retrocede un 37% en Bolsa, pero desde la firma de análisis aplauden la gestión llevada a cabo. El control de la base de costes, el compromiso claro con el mantenimiento del grado de inversión y la retribución al accionista son algunas de las fortalezas de la compañía.

Repsol, que actualizará el plan estratégico a finales de 2020 o principios de 2021, cuenta con una “holgada liquidez así como buena diversificación de negocio, lo que supondría una cobertura natural ante presiones adicionales sobre el precio del crudo”, destaca Natalia Aguirre, directora de estrategia de Renta 4. “Repsol ha superado situaciones muy complicadas, como la expropiación de YPF en 2008 y los bajos precios del crudo en 2015, pero a día de hoy la situación de balance y liquidez es de las mejores del sector”, añaden. Es también clave la apuesta renovada por las energías limpias.

Normas
Entra en El País para participar