Las hoteleras fían el verano al turismo nacional ante la apertura tardía de fronteras

Solo el 10% de las reservas de Meliá procede del extranjero. RIU avisa que las compras de otros países son para el próximo invierno

Dos de los 10.900 turistas alemanes que han venido a España de vacaciones aprovechando el corredor verde habilitado en la segunda quincena de junio
Dos de los 10.900 turistas alemanes que han venido a España de vacaciones aprovechando el corredor verde habilitado en la segunda quincena de junio

El turismo extranjero apenas se dejará ver este año en los principales destinos vacacionales españoles. De los 83,7 millones de viajeros de otros países que llegaron en julio y agosto de 2019, uno de cada cuatro (20,1 millones) lo hicieron en los dos meses de temporada alta (julio y agosto). Este año será muy diferente, toda vez que el espacio aéreo para recibir turistas del espacio Schengen no se abrió hasta ayer, una semana por detrás de lo que lo han hecho competidores directos de España como Grecia, Portugal, Chipre o Malta.

Pese a el experimento del corredor turístico con Baleares para certificar a España como destino seguro en mitad de la pandemia, los datos de reservas que manejan las hoteleras apuntan a que julio será un mes muy malo por el retraso en la apertura de fronteras y que las cifras mejorarán solo relativamente en agosto y septiembre. En cualquier caso no llegarán ni de lejos a los registros de 2019. Por ese motivo, los hoteles están centrando sus políticas comerciales en el turismo doméstico, que puede permitir salvar los muebles de un verano atípico.

NH abrirá la mitad de hoteles en España y centrará la desescalada en Alemania

Meliá, la mayor hotelera española, confirma que la demanda crece a buen ritmo en España y que las reservas ya superan a las cancelaciones, pero que ese volumen no les permitirá volver a la normalidad previa al coronavirus. “De los 137 hoteles que tenemos en España, tendremos 15 abiertos en junio y en julio abriremos otros 50”, recalcan desde la firma dirigida por Gabriel Escarrer. De las reservas para estancias durante las próximas semanas, solo el 10% procede del extranjero y el resto se concentra en turismo nacional. “Nos ha perjudicado mucho el retraso en la reapertura de fronteras respecto a nuestros principales mercados europeos y eso ha beneficiado a destinos competidores”.

La desescalada de NH también será a medio gas. De los 130 hoteles que tiene en España prevé tener abierto algo más del 50% a principios de julio, aunque, al igual que Meliá, la intensidad de la desescalada estará ligada a la demanda, en especial del turismo nacional. De hecho, la compañía considera que la recuperación será más rápida en los destinos del norte de Europa y por ello su estrategia a corto plazo estará centrada en esa región. Buena prueba de ello es que ya ha abierto el 75% de los hoteles que opera en Alemania (42 de 56 establecimientos). “Ya se está viendo movimiento por viajes de negocio entre semana y se están produciendo los primeros viajes de fin de semana, pero siempre dentro del mismo país”.

Reino Unido al alza

Palladium Hotel Group, el grupo hotelero de la familia Matutes, aporta una visión más optimista a partir de las reservas de habitaciones para los meses de agosto y septiembre en sus 11 hoteles en Ibiza (tiene 25 en España), una vez que se hayan normalizado los flujos de tráfico aéreo y se haga realidad el incremento de las rutas desde los grandes mercados emisores. “El ritmo de nuevas reservas para nuestros hoteles en agosto y en los meses posteriores se sitúa en números muy similares a los del año pasado. Los mercados que mejor están funcionado son el nacional, seguido del de Reino Unido y también hemos notado un incremento en el mercado alemán gracias al plan piloto turístico del gobierno de Baleares. Las perspectivas están siendo positivas y confiamos en que el número de reservas se mantenga a este ritmo”.

Palladium detecta un nivel de reservas similares a 2019 en Ibiza a partir de agosto

Pese a los esfuerzos del Ejecutivo español y de las autonomías turísticas para atraer turismo alemán para temporada alta, las reservas muestran que después del turista nacional, el británico es el segundo más interesado en visitar España. Así lo corroboran los datos de la plataforma tecnológica Travelgate, que analiza diariamente más de 20.000 reservas y 3.000 millones de búsquedas, agrupando la oferta de 300 webs de servicios hoteleros y 15 webs de vuelos mundiales. El balance de los últimos quince días muestra que el turista español aglutina el 46,3% de las reservas, seguido por los británicos (12,7%), los portugueses (9,9%) y los italianos (5,79%). Desde la plataforma recalcan que casi la mitad de las reservas de los británicos son para abril y mayo de 2021. Por destinos, el más solicitado es Andalucía, seguido por Canarias y Baleares.

Plan piloto con Alemania

La cadena balear RIU reconoce que el corredor verde creado por Baleares con Alemania para atraer turistas este verano ha tenido un impacto positivo en sus reservas, aunque están muy por debajo de las de 2019. En concreto, abril se cerró con una caída del 84%, mayo con una bajada del 67% y junio lleva un retroceso del 27%. “Ya no hay cancelaciones masivas, pero el mercado internacional está reservando con 3 o 6 meses de antelación, así que no vendrán en verano si no en invierno. En el caso del turismo español, las reservas son para julio y agosto y se hacen con poca antelación”.

Condor y Der Touristik apuestan por Baleares

Thomas Cook. La cadena balear Iberostar fue una de las más afectadas en España por la quiebra de Thomas Cook, tanto por el acuerdo preferencial que tenía para traer turistas alemanes y británicos como por las deudas que no cobró. Casi dos años después y en plena crisis del coronavirus, la cadena de la familia Fluxá organizó ayer un encuentro con 100 agentes de viajes alemanes, entre ellos la aerolínea Condor y el turoperador Der Touristik, que redoblaron su apuesta por impulsar las llegadas desde Alemania a España.

Vuelos. Tras la quiebra de Thomas Cook en septiembre de 2019 (que Iberostar trató de evitar a toda costa liderando un grupo empresarial que inyectara dinero al turoperador británico), el presidente de Iberostar, Miguel Fluxá, fijó como prioridad salvar a la aerolínea Condor, rescatada finalmente por Alemania. La razón era la importancia que tenía para Baleares, ya que llevaba el 30% del turismo alemán a Canarias, el 70% a Cancún y el 64% a República Dominicana, todos destinos clave para las hoteleras insulares.

Seguridad. En su discurso, Miguel Fluxá destacó ayer la fortaleza de Baleares para gestionar las dificultades que puedan aparecer en la nueva normalidad en España. “Somos un destino seguro y estamos luchando con las administraciones para solventar cualquier problema”.

 

Normas
Entra en El País para participar