España se queda a la cola en la reactivación del turismo en Europa

Es el único país de la UE vetado por Alemania al fijar una cuarentena. Portugal, Grecia, Malta o Croacia ya están vendiendo viajes para verano.

Turistas en la playa de La Malvarrosa (Valencia).
Turistas en la playa de La Malvarrosa (Valencia).

España se encamina hacia un verano con muchos menos turistas. Alemania, el gran mercado emisor de viajeros de Europa en el primer estío con una pandemia en el mundo, ya ha puesto fecha para el inicio de la temporada alta de sus residentes. El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, confirmó ayer que el 15 de junio se levantará la prohibición para que puedan viajar a los 27 países de la Unión Europea, además de Reino Unido, Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza. Maas excluyó por ahora a España y Noruega. “Ambos permitirán el ingreso de turistas previsiblemente algo más tarde y una vez tomen la decisión la aplicaremos de inmediato”, aseguró.

El anuncio de Alemania coincidió además con la apertura de fronteras de Italia, un destino competidor de España, que ha priorizado la reactivación económica frente a la sanitaria, ya que hay muchas áreas del país en las que todavía no está controlada la pandemia. Pero la verdadera competencia ya esta abierta con Malta, Grecia, Portugal y Croacia, destinos vacacionales que sí reúnen las dos condiciones mínimas exigidas por Alemania (la afectación del coronavirus ha sido mínima y no han fijado cuarentena) y van a abrir sus fronteras al mismo tiempo que lo haga Alemania.

Y ello les ha permitido empezar ya a vender viajes y tomar ventaja frente a España, que tras levantar la cuarentena le tocará generar seguridad a los grandes mercados emisores como Alemania, Reino Unido y Francia. José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, destaca lo equivocado de fijar una cuarentena como mensaje desincentivador a los grandes touroperadores como TUI o Jet2, que ahora controlan la mayoría de ventas. “Van a jugar a lo seguro. Si Chipre, Grecia, Malta o Italia mandan mensajes de confianza y seguridad para atraer viajeros alemanes en plena cuarentena española, habrá una fuga de viajeros a esos destinos”.

"Tiempo perdido"

Para controlar la pandemia, el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó una cuarentena a cualquier persona que acceda desde el 15 de mayo hasta el final del estado de alarma, que se prolongará al menos hasta el 21 de junio. Pese a los esfuerzos del Gobierno por recalcar que el turismo extranjero empezará a entrar el 1 de julio, los anuncios no se han reflejado en ninguna norma y por ahora sigue vigente la cuarentena. De hecho, todos los billetes de avión que se están vendiendo con destino a España deben reflejar esa prohibición, tal y como establecía el BOE del 12 de mayo. “Cuando otros estaban abriendo, España cerró sus fronteras. Hemos perdido un tiempo maravilloso. Ahora podíamos estar en los preparativos de la temporada alta y nuestra realidad es que vamos a empezar más tarde que otros destinos y podemos perder el liderazo del turismo de sol y playa en la UE”, asegura Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav), que critica la improvisación del Ejecutivo a la hora de gestionar la crisis. “Ni se ha dado confianza ni certidumbre y eso es vital en este sector”, remarca.

Turespaña calcula que se perderá todo el turismo alemán que llegó en el verano de 2019

Un informe de la oficina de turismo de España en Berlín, dependiente de Turespaña, abunda en ese pesimismo. “No se debe esperar una recuperación estival, con pérdida adicional de 2,3 millones de turistas. En total se prevé pérdida de 6,3 millones de turistas hasta agosto y caída del gasto en 6.500 millones”, recalca. En julio y agosto de 2019 llegaron a los principales destinos españoles 2,3 millones de viajeros, por lo que la oficina de turismo da por sentado que no habrá turismo alemán en España este año.

Los grandes destinos españoles no cuentan con Reino Unido, el otro gran mercado emisor de turistas extranjeros. Desde el 8 de junio ha fijado una cuarentena de 14 días para toda aquella persona que entré en suelo británico y eso incluye también a aquellos residentes que vuelvan de sus vacaciones. Hasta el 29 de junio no revisará la prohibición y las autoridades británicas estarían barajando como alternativa corredores turísticos que les unan con algunas zonas de España y Portugal.

La quimera de los corredores turísticos

Pactos bilaterales. Bruselas abrió la mano a que los países emisores de turistas firmaran pactos bilaterales con países receptores para crear corredores turísticos seguros. Incluso abrió la mano para que esos pactos se ampliaran a regiones limpias de coronavirus, pero pertenecientes a una nación perjudicada, como es el caso de Canarias y Baleares en España.

Obstáculos. Las negociaciones particulares de Baleares con turoperadores y aerolíneas alemanas se han encontrado con el obstáculo de inseguridad normativa, ya que los gigantes de la distribución como TUI no saben con certeza todavía cuando se reabrirá el tráfico aéreo y cuando se levantará la cuarentena, algo que sí saben en Italia, Grecia, Portugal, Malta o Chipre.

Canarias y Madeira. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el presidente de Madeira, Miguel Filipe Machado de Albuquerque, firmaron ayer la creación de un primer corredor entre ambos archipiélagos para facilitar el intercambio de turistas a partir de la fase 3 de la desescalada. Un pacto que todavía no contaría con el beneplácito del Ejecutivo que solo concibe la nueva normalidad superada la fase 3.

Normas
Entra en El País para participar