Los socios de la UE validan los 200.000 millones de euros del BEI destinados a pymes

Esta herramienta forma parte de la triple red de seguridad que movilizará unos 540.000 millones

El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.
El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno. EFE

Los socios de la Unión Europea han alcanzado este lunes un principio de acuerdo con el que echar a rodar los 200.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), una de las tres patas la triple red de seguridad acordada por los 27, que moviliza en total unos 540.000 millones de euros. A los 200.000 millones del BEI se le unen otros 240.000 millones del MEDE (el fondo de rescate europeo) y otros 100.000 millones de SURE, el mecanismo para costear los ERTE y herramientas similares en Europa. Respecto al BEI, la semana pasada los socios no consiguieron ponerse de acuerdo, ya que querían asegurarse de que el grueso de estos 200.000 millones va a parar a pequeñas y medianas empresas.

El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, ha anunciado en la red social Twitter el acuerdo que ha sido alcanzado por las manos derechas de los ministros de Finanzas y Economía de la UE. Ahora, una vez respaldado por las capitales, deberá ser validado por la junta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el organismo que canalizará las ayudas. El mecanismo se pondrá en marcha una vez entren en juego los 25.000 millones en garantías europeas concedidas por el BEI.

Además de la certeza de que la mayor parte del dinero iba a parar a las pymes de los países miembros, la semana pasada también quedaron algunas "cuestiones por resolver", relacionadas en su mayor parte con las "pérdidas potenciales" del instrumento.

Con este movimiento, los mecanismos de la triple red de seguridad para estados, empresas y trabajadores acordada por la Unión Europea ya han sido validados. El MEDE, por ejemplo, dará préstamos equivalentes al 2% del PIB de cada país que pida la ayuda, una cifra que en el caso de España asciende a los 25.000 millones de euros. La condicionalidad de este préstamo será muy favorable (0,115%), con un margen de hasta 10 años. Su uso, además, no estará vinculado a reformas ni a la vigilancia de una Troika. Por su parte, SURE, que también ha sido validado, está a la espera de ponerse a funcionar una vez tenga los avales de los países miembros. Los tres socios que más dinero pidan no podrán acumular, en conjunto, más de 60.000 millones de los 100.000 millones. España, por ahora, sí acudirá al fondo para costear los ERTE, de donde podrá obtener entre 15.000 y 20.000 millones, según las estimaciones. No hará lo mismo, al menos de momento, con el MEDE, al que no recurrirá.

Esta semana, por su parte, la Comisión Europea deberá presentar su borrador para el presupuesto europeo con vistas al Marco Financiero Plurianual 2021-2027, donde se espera que se incluya el fondo de recuperación a largo plazo previto por la Unión Europea. Se prevé una movilización sin precedentes que podría rondar los 2 billones de euros, si bien faltan por concretarse las cifras finales y las partidas que en ella se incluyen, así como la articulación de las aportaciones de los socios, la forma en la que se devuelve el dinero y si finalmente se emite deuda conjunta a través de la Comisión.

Normas
Entra en El País para participar