Cuentas del primer trimestre

Las firmas del Ibex se tiñen de rojo y pierden 813 millones por el parón económico

Las provisiones de la banca y los extraordinarios lastran las cuentas

Resultados Ibex Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Han bastado dos semanas de paralización de las economías en marzo para que los resultados del Ibex en el primer triemstre de 2020 se hayan visto fuertemente impactados. En los tres primeros meses las grandes cotizadas que han presentado sus cuentas (aún falta por hacer públicas sus cifras Inditex) registraron unas pérdidas de 812,54 millones frente al beneficio de 7.433,12 millones logrado en el mismo periodo de 2019. Explican este balance las dotaciones de la banca (3.878 millones) para hacer frente a posibles deterioros derivados de la crisis desatada por el coronavirus, unido al cierre de establecimientos y fábricas, la paralización del sector turístico y la caída del precio de las materias primas.

El resultado bruto de explotación (ebitda) no escapa al impacto del Gran Confinamiento y arroja una caída del 11,44%, hasta los 13.846,7 millones mientras la facturación se contrajo un 5%, hasta los 113.110,34 millones.

Pero sí débiles son los resultados de los tres primeros meses del año, los expertos advierten que lo peor está por llegar. Natalia Aguirre, analista de Renta 4, sostiene que serán las cuentas del segundo trimestre las que más recojan el impacto de la paralización de las economías. “Las empresas han aprovechado las presentaciones para retirar sus guías de resultados pues las expectativas para el año dependerán de la evolución sanitaria y por tanto de las decisiones de los gobiernos en cuanto al ritmo de desescalada y progresiva recuperación de un mayor ritmo de actividad económica”, explica Aguirre. Patricia García, analista de Macroyield, coincide con Aguirre en que peor será el segundo trimestre y prevé que para entonces los beneficios caigan más del 90% y del 45% para el conjunto del año "una caída superior a la de los peores años de crisis anteriores", matiza.

Aunque, si bien es pronto para saber cómo evolucionará la situación en los próximos meses ya en el primer trimestre nueve cotizadas del Ibex 35 registraron números rojos 5.582,8 millones de euros. Si bien algunas como ArcelorMittal ya venía registrando pérdidas desde el pasado –en el primer trimestre de 2019 perdió 1.743,06 millones de euros– otras han entrado en números rojos en el inicio del ejercicio. Los casos más llamativos son los de IAG, BBVA y Repsol. La aerolínea perdió 1.860 millones, un resultado que obedece a la caída de la actividad aérea ante las medidas de confinamiento puestas en marcha por los estados así como por las coberturas para la compra de combustible.

La entidad que preside Carlos Torres ha seguido arrastrando los saneamientos de su filial de EE UU (en 2019 afloró un deterioro de 1.350 millones netos) y esta vez ha destinado 2.084 millones para el deterioro del fondo de comercio estadounidense que se suman a los 1.433 millones de provisiones por la pandemia con lo que eleva las pérdidas a los 1.792 millones. Por su parte Repsol perdió 487 millones por la pérdida de valor de sus inventarios (790 millones) ante el desplome de los precios del crudo.

La lista de compañías en números rojos las completan Meliá (-79,7 millones, lastrada por el cierre de hoteles y la paralización del turismo), Ence (-11,8 millones, afectada por la caída de los precios de la celulosa), Siemens Gamesa (-174 millones), Cellnex (-30 millones) y Ferrovial (-111 millones). La empresa de torres de telecomunicaciones reflejó en las cuentas del primer trimestre el coste de las adquisiciones en el exterior, mientras la compañía que preside Rafael del Pino elevó las pérdidas un 13,27% por las provisiones ante el plan de reestructuración.

Las empresas que más elevaron su beneficio fueron las cotizadas de corte defensivo, entre las que se encuentran las eléctricas, farmacéuticas y firmas de alimentación. Endesa lidera el ranking con un alza del beneficio del 132,5%, hasta los 844 millones, aumento que obedece a los ajustes contables. Junto a la empresa que pilota José Bogas se cuelan Grifols, que sube sus ganancias un 62,9%, poniendo tierra de por medio al efecto Covid-19; Colonial (39,13%) e Iberdrola (30,4%).

La empresa que más gana

La eléctrica que preside José Ignacio Sánchez Galán se anotó las plusvalías derivadas de la venta de la participación del 8,07% de Siemens Gamesa. Con un resultado neto de 1.257 millones en los tres primeros meses del año, Iberdrola se convierte además en la compañía que más gana destronando a las tradicionales Telefónica (406 millones) y Santander (331 millones) que quedaron relegadas al tercer y cuarto puesto.

No obstante, aunque la entidad que preside Ana Botín y la teleco no sean las que logran los mayores beneficios, si que continúan encabezando la lista de las cotizadas que más facturan. Pese a recortar sus ingresos un 2,28%, la facturación de Santander alcanzó los 11.809 mientras que la de Telefónica, tras caer un 5,12%, se situó en los 11.366 millones. Es decir, la operadora vuelve a ser la empresa española no financiera que más factura, después de que en 2018 Repsol le arrebatara el puesto. A día de hoy la petrolera cae el tercer escalón con unos ingresos de 10.475 millones.

Solo por encima de estas se sitúa ArcelorMittal –una empresa extranjera– que en el primer trimestre facturó 13.781,97 millones, un 4,23% menos que en el mismo periodo de 2019.

Normas
Entra en El País para participar