Frederic Llordachs: “Amazon llevará la sanidad a todos”

Cree que con esta pandemia se ha consolidado la telemedicina

Doctoralia

Médico de profesión y MBA por Esade, Frederic Llordachs (Barcelona, 1968) es cofundador y socio de Doctoralia, plataforma que conecta profesionales de la salud con pacientes. Desde 2011 es director de eHealth de la Asociación Catalana de Entidades de Salud, y desde 2012 ha estado al frente de la Health 2.0 en sus ediciones españolas. Asimismo, es embajador del Barcelona Health Hub y profesor de nuevas tecnologías en la Escuela de Enfermería del centro universitario Gimbernat. Fundó Doctoralia en 2007 con 3.000 euros de capital junto a Albert Armengol y David Díaz, compañía con 400 millones de usuarios anuales que este año facturará, con las aportaciones de los 90.000 médicos, dentistas y psicólogos adscritos, cerca de 4,5 millones de euros.

Con esta pandemia, se han incrementado las consultas telemáticas.

Muchísimo. Antes nos consultaba la gente, sin coste alguno, sobre qué medicación se debía tomar, si podía tomar alcohol un viernes por la tarde si le dolía la espalda..., pero con la declaración de pandemia hemos recibido miles de preguntas de todo el mundo sobre todo lo que está pasando. Porque la transmisión de conocimiento no era uniforme, hay una gran descoordinación, y cada paciente tiene sus propias patologías. Y aquí hemos jugado un papel muy importante. También hemos observado que ha bajado el número de infartos y de ictus, porque se resuelven en las primeras 24 horas con los primeros síntomas.

Hay un auge evidente de la telemedicina, ¿pero es eficaz?

Se ha visto que los pacientes sin factores de riesgo no han tenido la necesidad de ir al médico. Además, en este caso, no se sabe si el médico es portador o no del virus, porque el drama es que este país es el que más sanitarios tiene afectados. Ahora es un riesgo ir al médico, esto forma parte de la tormenta perfecta, y ha favorecido el auge de la telemedicina. Hemos prestado un servicio y una ayuda importante a los ciudadanos.

¿Cuáles son los beneficios de esta asistencia a distancia?

En primer lugar, se ha visto que los médicos pueden ser portadores de la enfermedad, y todo esto se puede reactivar apoyando la medicina primaria a distancia. Está siendo eficaz porque se ha visto que se puede atender a los pacientes a distancia. Gente con diabetes o con enfermedades crónicas necesitan de un acompañamiento y se puede llegar a menos gente en menos tiempo y que no se corran riesgos.

Con la tecnología hay un debate abierto sobre la protección de datos.

Los grandes desafíos requieren de grandes decisiones. A los que se están en contra de la telemedicina hay que decirles que se trata de una atención segura, que dentro del caos que se ha vivido hemos sido resolutivos y respetuosos con la protección de datos. La medicina del siglo XXI tiene que ser transparente para poder ofrecer calidad. Es un salto adelante, y en España se tiene la ventaja de que es el país que tiene más teléfonos móviles. La modernización de la salud pasa también por esa modernización de los sistemas con los que se trabaja. El uso de la inteligencia artificial es importante.

¿Por qué es decisiva?

La inteligencia artificial del futuro ya existe; de la misma manera que Amazon nos dice lo que necesitamos o Netflix sabe lo que vamos a ver, cómo no se va a saber cómo tener una reagudización de una enfermedad. Tiene que ser personalizada. Amazon se ha montado su propio sistema sanitario. La gran amenaza de Amazon en sanidad es creíble, facturable y global. El sistema sanitario es competitivo entre las aseguradoras, pero cuando irrumpa Amazon a un precio competitivo llevará la sanidad para todos.

El coronavirus ha sacado a la luz las deficiencias de la sanidad en España.

El Covid-19 ha sido un cisne negro para la sanidad. Se ha visto que las grandes salas de espera compartidas han favorecido el contagio de esa patología. A partir de ahora las grandes salas se van a regular y a limitar, será una manera de protegernos. Se va a avanzar en la telemedicina, tener un control a distancia, hay que actualizarse. Sucede lo mismo que con el teletrabajo, al que nos hemos tenido que acostumbrar. Nosotros tenemos en España 250 empleados, en todo el grupo somos 1.200 y estamos presentes en Polonia –donde nos hemos fusionado con una startup de 1.300 profesionales–, Italia, Turquia, México, Brasil, además de en Chile y Argentina. No hemos tenido que hacer ni ERTE ni ERE, estamos teletrabajando, y tenemos más de 20.000 citas de telemedicinas con cuatro millones de visitas a nuestra web. También hemos observado un auge de las consultas a psicólogos y psiquiatras. Somos el Booking de la sanidad, con opiniones de experiencias reales sobre las experiencias vividas con los médicos, de los que te fías a través de la pantalla. Toda nuestra evolución como sociedad también se traslada a la salud, que ahora con esta crisis cobra mucha más importancia. A la gente le va a preocupar mucho más ahora la prevención.

Normas
Entra en El País para participar