La indecisión se apodera del mercado ante la expansión del virus: el Ibex conserva los 9.800

Las caídas son la tónica general en el resto de Bolsas europeas

Ibex 35
Una imagen del parqué de la Bolsa de Nueva York. AFP

La falta de actividad en los mercados se repite una jornada más. Después de que el viernes la Bolsa española concluyera en tablas, hoy replica el mismo comportamiento. El selectivo español cierra con una subida del 0,05%, suficientes para esquivar las caídas y mantener a flote la cota de los 9.800 puntos en una jornada en la que la Bolsa española movió 1.177 millones, un 33% menos que la media diaria de febrero (1.764,52 millones).

Después de las fuertes subidas registradas por las Bolsas la semana pasada, la tentación de recoger beneficios es muy elevada y las noticias que llegan desde China en referencia a la expansión del virus son la excusa perfecta. Mientras el gigante asiático intenta recuperar la normalidad y volver a la actividad después de la celebración del año nuevo y las vacaciones prorrogadas para limitar los contagios, las referencia macro que llegan desde Pekín generan incertidumbre. En una jornada en la que las Bolsas asiáticas cerraron con signo mixto, en Europa se imponen las caídas, una tendencia de la que consiguen desligarse los índices periféricos. El Dax alemán corrige un 0,15%, descensos que alcanzan el 0,23% en el Cac francés y el 0,27% en el FTSE británico. Mejor desempeño fue el logrado por el Mib italiano que logró salir a flotes de las embestidas con un alza del 0,12%. 

No obstante, un jornada completamente distinta se vivió en Wall Street, donde a pesar de iniciar la sesión con subidas moderadas, las ganancias de Amazon, que sumó un 2,6%, permitieron a los tres índices cerrar en positivo y al Nasdaq y al S&P 500 anotarse nuevos máximos históricos. 

Principales cotizaciones

IBEX 35 7.311,50 -1,82%
EUROSTOXX 50 3.286,29 -1,06%
DOW JONES 25.890,18 -1,51%
USD x EUR 0,8867 -0,034%
Petroleo Brent 43,010 -0,162%

Y escapar a la corrección no es sencillo. Más aún después de conocerse que en enero la inflación en China marcó su nivel más elevado desde 2011 al pasar del 4,5% de diciembre al 5,5%, por encima de lo esperado por los analistas. El cierre de las ciudades sumado a las restricciones desencadenó un fuerte aumento de la compra de productos básicos que en combinación a las restricciones del tráfico provocaron el alza del IPC, en un momento en el que el coronavirus amenaza el crecimiento de la segunda economía del mundo. 

La expansión de la epidemia y sus consecuencias en la economía global siguen siendo el principal factor de la fuerte volatilidad de que viven los mercados, en un momento en el que los centros de trabajo y colegios de China retoman total o parcialmente la actividad.

La escasa actividad en las Bolsas se produce en un momento de escasas referencias tanto macroeconómicas como empresariales. En plena temporada de resultados las cotizadas se toman un respiro. La banca, responsable en gran medida de las subidas registradas en las últimas sesiones por la Bolsa española, aprovecha la indecisión para recoger beneficios. Bankia es el valor más bajista del Ibex 35 con una caída del 1,37%. Las caídas se trasladan a otras entidades como Santander (-0,58%) y Bankinter (-0,03%). En el lado opuesto se situaron CaixaBank (0,07%), BBVA (0,29%) y Sabadell (0,36%).

Fuera del sector financiero destacaron los descensos de Repsol (-1,29%), Naturgy (-1,13%), Acerinox (-0,79%) y CIE Automotive (-0,67%). En el lado de los ascensos destacaron Viscofan (1,72%), Ence (1,1%) e Iberdrola (1,02%).

En un momento en el que todas las miradas se dirigen hacia China en busca de nuevas pistas que permitan conocer con mayor precisión el impacto del virus, los inversores están a la caza de nuevas referencias que les ayuden a disipar las dudas. Esta semana la comparecencia del presidente de la Fed en la Cámara de Representantes y el Senado pueden ser un evento que proporcione algo de claridad. Jerome Powell expondrá en el Congreso el estado de la economía y de cómo y por qué tiene previsto actuar el banco central estadounidense. "Será interesante escuchar lo que Powell tenga que decir sobre el potencial impacto del coronavirus chino en la economía estadounidense y si piensa que este factor puede terminar condicionando los planes de la Fed en materia de política monetaria", explican los expertos de Link Securities. 

El precio del petróleo, termómetro del miedo al enfriamiento de la economía china, se abarata un 2,22% y el barril de Brent ya está en 53,27 dólares. PetroChina, la segunda firma de China por capacidad de refino, ha adelantado que recortará su producción 320.000 barriles al día (el 10% del total). En total firmas del país han reducido el refino en casi un millón de barriles diarios. En la sesión previa a que los mercados comenzaran a descontar los efectos del coronavirus, el barril de Brent costaba 65,2 dólares.

En el mercado de divisas, más allá de la recuperación del yuan, el euro sigue por debajo de los 1,11 dólares, aunque hoy recupera un 0,1%, mientras el yen cotiza plano en casi 110 yenes por dólar. Tampoco se registran movimientos significativos en la deuda, con el bono de Estados Unidos en el 1,585%, un punto por encima del viernes, y el español sin registrar cambios en el 0,283%.

Normas
Entra en El País para participar