La comida despierta el apetito del mercado

La fusión de las empresas de comida a domicilio y la entrada de nuevos productores de sustitutivos de la carne anticipa un 2020 muy rentable para el sector de tecnologías alimentarias

inversión temática alimentación
Repartidores de Uber Eats y Glovo. Getty Images

La alimentación ha cobrado protagonismo en el sector empresarial en el último año desde diversos puntos de vista, con la llegada de numerosas empresas de reparto de comida a domicilio y la aparición de firmas que producen alimentos sustitutivos de la carne en una sociedad cada vez más concienciada con el cambio climático. Los inversores han empezado a ver el potencial de esta tendencia, como muestran los buenos resultados en Bolsa que tuvieron algunas de estas firmas en 2019, con subidas que superaron las de los principales índices bursátiles. No obstante, desde Robeco afirman que este 2020 y los próximos años serán determinantes para el sector agrifoodtech o de tecnología alimentaria, tras la ola de fusiones entre las empresas de reparto de comida o el debut en Bolsa de firmas veganas. eToro estima que el sector alcanzará un valor de 700.000 millones de dólares (640.000 millones de euros) para 2030, una evolución también muy ligada a las nuevas tendencias de consumo –con la preocupación por la salud o el cuidado del medioambiente– y al incremento demográfico – la ONU estima que la población mundial se acercará a los 10.000 millones de en 2050, frente a los 7.800 millones actuales– y el consecuente aumento de la demanda de alimentos.

Dentro del sector mencionado, el que más movimientos e interés ha registrado en los últimos ha sido el de las firmas de reparto de comida. En Europa, por ejemplo, Takeaway.com y Just Eat han cerrado prácticamente su fusión mientras que Delivery Hero –principal accionista de la española Glovo–, ha realizado varias compras en Oriente Medio y Asia, donde acumula gran parte de su mercado. Como resultado, Takeaway.com y Delivery Hero se revalorizaron en 2019 un 40% y un 117%, respectivamente, aunque otros valores, como Uber –con su plataforma Uber Eats–, fracasaron en su debut en Bolsa y perdieron un 34%. Sin embargo, la disminución de la competencia y la consecuente creación de gigantes empresariales "ha empezado a atraer más a los inversores", afirma Jack Neele, gestor de la estrategia Robeco Global Consumer Trends. En los últimos dos años, estas compañías han acumulado grandes inversiones pero también registrado fuertes pérdidas debido a los costes asociados al crecimiento, explica. El proceso, aunque no ha finalizado por completo pues en EE UU aún quedan demasiados actores, permitirá, según Neele, que en 2020 el comportamiento en Bolsa de estas firmas supere el de los grandes índices.

El subsector de las empresas que producen sustitutivos de la carne no está tan consolidado, pese a que su gran representante, Beyond Meat, se revalorizara un 200% en 2019. Neele ve más limitado el atractivo de este área pues son muy pocas las empresas que cotizan, a pesar de que grandes grupos como Nestlé, Unilever o Danone estén invirtiendo en productos vegetarianos o veganos. "En los próximos años veremos el debut bursátil de muchas de estas compañías, por lo que los inversores y los consumidores tendrán más alternativas entre las que elegir". Una situación, no obstante, que podría tener los mismos efectos secundarios que en el sector de la distribución: demasiados competidores y una inversión a dividir entre todos los valores, apunta Neele.

Viendo el potencial de estas empresas, el bróker eToro lanzó a finales del año pasado una cartera internacional de inversión centrada en el sector de las tecnologías alimentarias y que incluye, entre muchas otras, las firmas mencionadas anteriormente. Aunque es pronto para hacer balance de su acogida, lo cierto es que Tali Salomon, directora general para España y Latam de eToro, afirma que el inversor español se siente atraído por este sector, "al ser muy conservador y saber invertir a largo plazo". España ha tomado la delantera frente al resto de Europa, "al ver el potencial y permitirle alejarse al 100% de donde estaba acostumbrada a invertir como, por ejemplo, el sector bancario", puntualiza.

No obstante, desde Robeco apuntan que aún es mayor la presencia del inversor estadounidense en las agrifoodtech, ya que está más acostumbrado a apostar por la tecnología o la innovación y más abierto al riesgo.

Un mercado poco explorado por los fondos

Baja presencia en Bolsa. Pese a la popularidad del sector, su exposición al mercado es aún baja. Beyond Meat es de las pocas empresas focalizadas en los sustitutivos de la carne que cotizan en Bolsa. Esto hace que aún no haya muchos fondos centrados en el área, afirma Jack Neele. Aunque algunos como el BNP Paribas Smart Food apuestan por firmas que producen alimentos de forma sostenible, la mayoría de los fondos del sector invierten de forma genérica en firmas vinculadas a la industria agrícola.

Normas