Micky Lawler: “El tenis lleva 40 años de ventaja en igualdad”

En los últimos diez años han duplicado su facturación

tenis

Lleva toda una vida dedicada al mundo del tenis. Primero, en el Consejo Internacional de Tenis Profesional Masculino; más tarde, en la compañía de marketing deportivo Octagon, y, desde hace cinco años, al frente de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés). La actual presidenta de la institución, Micky Lawler (Eindhoven, Holanda, 1961), recibe a CincoDías durante la reunión de anual de exalumnos de IESE, donde ofreció una ponencia sobre los retos a los que se enfrentan las deportistas y el papel de la innovación en este campo.

¿Por qué es necesaria una asociación independiente para organizar el tenis femenino?

La asociación masculina y la femenina deberían estar juntas, bajo el mismo paraguas, y algún día será así, pero, mientras tanto, nosotros nos ocupamos de las competiciones, de la medicina deportiva, del marketing y la comunicación, de comercializar los derechos de televisión...

Dice que algún día estarán unidas, ¿están trabajando en ello?

Actualmente no nos estamos centrando en eso. Los jugadores del comité de deportistas profesionales no creen que haya un beneficio en juntar ambas asociaciones, pero no pienso que haya ningún ejecutivo o profesional de la ATP o de la WTA que no considere que lo mejor sea trabajar juntos. De hecho, el nuevo director ejecutivo de la ATP, Massimo Calvelli, también lo estima así. Lo que estamos haciendo, por el momento, es que cuando estamos en un torneo combinado, nuestros equipos trabajan de forma conjunta para dar servicio a la totalidad del torneo.

¿Reciben los mismos ingresos los deportistas de ambas organizaciones?

En algunas ocasiones las chicas están por debajo, pero donde juegan a la par con los hombres, ellas cobran igual, los premios son los mismos. La estructura de la ATP es algo distinta a la de la WTA, la división de premios es un poco distinta, pero ahora que el número uno es Novak Djokovic [en el momento de la entrevista; actualmente, Rafa Nadal está en cabeza] y la número uno Ashleigh Barty, ambas retribuciones son muy parecidas.

Al tener la mentalidad de una ‘startup’, estamos más abiertas a las nuevas tecnologías

¿Cómo se reparten los derechos de televisión?

Ahí sí genera bastantes más derechos la ATP, también porque tienen más torneos y empezaron mucho antes en el actual modelo de ventas y de comercialización, aunque ahora este también es el nuestro. Ellos comenzaron años atrás con la separación de los Masters 1000, y ese es el grupo que realmente llevó para arriba la comercialización de los derechos de imagen y TV. Nosotros teníamos un contrato con Eurosports y diferentes acuerdos en territorios que no eran cubiertos por la cadena. Ahora hemos dividido todo por países, en algunos seguimos con Eurosports y en otros, por ejemplo en Reino Unido, estamos con Amazon. Gracias a esta nueva organización nuestros ingresos prácticamente se han duplicado. En los últimos diez años hemos pasado de generar 80 millones de dólares a 179 millones.

¿Cómo han influido las nuevas tecnologías en el deporte del tenis?

Ahora tenemos muchas más plataformas para poner contenidos digitales, desde la televisión a las redes sociales. También usamos tecnologías como el ojo de halcón o el foxtenn para hacer un mejor seguimiento de la pelota; de ahí, además, sacamos patrones y datos que nos son muy importantes durante el juego. En la WTA, al tener una mentalidad muy de startup, estamos muy abiertas a incorporar nuevas tecnologías dentro del deporte. Tenemos un gran sentimiento de responsabilidad porque, si vamos a ganar el mismo premio, pensamos que también tenemos que generar el mismo valor, así que vamos a tratar de solucionar cualquier problema que se nos ponga por delante.

¿Es un reto que trasciende lo deportivo?

Sí. El mundo se está dando cuenta de que el poder adquisitivo de la mujer es más grande que el del hombre porque las decisiones de consumo casi siempre las toman ellas. Así, nos ayuda mucho hacerles este planteamiento a las empresas que quieren alinearse con el tenis femenino para comunicar los valores de su negocio. Si alguien invierte en nosotros vamos a asegurarnos de que su retorno esté por encima de las expectativas, que se convierta también en nuestro negocio. No es solo llevar el logotipo, sino crear un valor a partir de la asociación de las dos marcas para que se beneficien ambas.

En este sentido, ¿sirve de inspiración el tenis para otros deportes?

Sí, por ejemplo, la selección estadounidense de fútbol ha despertado mucho interés gracias al último Mundial; son los grandes eventos los que empujan a avanzar, pero en el tenis llevamos 40 años de ventaja en esta lucha. El fútbol femenino tiene que madurar, ser más independiente de los equipos masculinos... Y va a ocurrir pronto porque tienen muchísima participación y están creciendo muy rápido.

Normas
Entra en El País para participar