La ‘startup’ española Frenetic negocia el diseño de cargadores de Tesla

La compañía utiliza inteligencia artificial para optimizar el proceso

Ya trabaja con clientes como Airbus, Porsche y Huawei

Chema Molina, CEO de Freenetic (en medio), acompañado de su equipo.
Chema Molina, CEO de Freenetic (en medio), acompañado de su equipo.

España es el décimo país de la Unión Europea con menos puntos de recarga para vehículos eléctricos. Los últimos datos de la Comisión Europea indican que por cada 100.000 habitantes solo hay 16,97 puntos. Las ventas de coches eléctricos, en cambio, crecen casi un 100%, aunque con una cuota muy pequeña. Ante esta oportunidad en el mercado español del vehículo eléctrico, hay empresas como Frenetic que trabajan para desarrollar los productos que hacen falta.

Frenetic puede desarrollar en una semana lo que otras empresas tardan un año en hacer. Esta startup nacida en el seno de la Universidad Politécnica de Madrid en 2015 diseña y construye transformadores e inductores con su propia tecnología basada en la inteligencia artificial. Chema Molina, CEO de la compañía, asegura que "el gran foco ahora mismo es todo lo que tiene que ver con el vehículo eléctrico". De hecho, la mayoría de sus clientes actualmente pertenecen al sector de la automoción, que demanda cargadores tanto para el interior como para el exterior del vehículo. Frenetic, gracias a su tecnología, es capaz de desarrollarlos en menos de diez días.

En 2019 la empresa consiguió 40 clientes nuevos y en lo que va de año ya ha sumado cuatro más. "De las cuatro reuniones diarias que tenemos, tres son para automóviles", confiesa Molina. De momento, han enviado magnéticos a Porsche en Alemania y también trabajan con Lear Corporation, una cotizada americana que diseña productos para Mercedes y Volkswagen.  Además, la startup está a la espera de cerrar el acuerdo de un diseño de los cargadores a bordo de Tesla, lo que, según el CEO, serviría de “insignia” para atraer a otros clientes del sector. Molina, que asegura que se encuentran en un punto avanzado de las conversaciones, cuenta cómo un ingeniero de Tesla se interesó por la compañía gracias a una conferencia que dieron el año pasado en la Applied Power Electronics Conference, una de las conferencias más importantes del sector.

Un trabajador de Freenetic.
Un trabajador de Freenetic.

Este año el CEO repite. Tanto él como el CTO de Frenetic, Alfonso Martínez, participarán como ponentes en el evento que tendrá lugar el próximo marzo. “Mercedes nunca va a saber que existimos y aunque lo sepa no nos va a servir de mucho”, explica Molina, “a nosotros lo que nos interesa es que nos conozcan las compañías intermedias que son las que compran la tecnología. Nuestra forma de darnos a conocer está siendo desde la comunidad técnica pura, que es muy pequeña”.

La principal ventaja competitiva de la empresa es que ofrece un todo en uno. Mientras que la labor en un proceso tradicional está dividido entre centros de investigación, diseño, ingeniería y fabricación, Frenetic lo engloba todo. Según Molina, "en España no hay empresas de este tipo". "Todos en alguna parte del proceso son nuestra competencia", afirma, "la diferencia está en que nosotros lo hacemos todo y a parte utilizando la tecnología de forma automatizada, porque lo normal es hacerlo manualmente". Además, la compañía ofrece garantía de tiempo y funcionalidad, así que si la entrega no se hace a tiempo o no funciona como debería, se compromete a devolver el dinero.

Pero Frenetic no solo se dedica a la automoción. Entre sus clientes, repartidos en 13 países de todo el mundo, se encuentran grandes compañías como Airbus, Huawei o Amate Audio, que fabrica altavoces para estadios de fútbol como el Camp Nou. Ahora, la meta de la compañía es dar el salto a "grandes compañías como Apple".

En cuanto a su futuro, el CEO insiste en que el crecimiento estará marcado por el impacto medioambiental de las empresas. "Las compañías cada vez tienen más financiación para tomar medidas relacionadas con el cambio climático y se permiten sacar fuera el trabajo para que lo haga un profesional. Ahí es donde entramos nosotros. Preveo que el mercado de productos de consumo bajará un poco, pero el vehículo eléctrico y las energías renovables subirán, y ahí estamos a tope". 

Inversión internacional

  • Financiación. A día de hoy Frenetic ha contado con la confianza de inversores españoles, alemanes y portugueses, de los que han recibido más de 1,7 millones de euros. Aun así, el CEO asegura que también es importante la financiación por parte de los clientes, que "supone un buen ingreso".
  • Facturación. Así, la compañía se muestra optimista de cara a este año. Aunque todavía no han cerrado las cifras de 2019, Molina afirma que en 2020 espera que Frenetic logre alcanzar los dos millones de euros, lo que supondría duplicar las cifras.
  • Precio. De momento, la empresa ofrece dos tipos de paquetes diferentes a sus clientes. Molina explica que uno de ellos consiste en la entrega del producto en un mes (32) días, con un precio estándar. El segundo paquete se entrega en menos de dos semanas (10 días) y, por tanto, "el precio es más caro". 
Normas
Entra en El País para participar