Los inversores auguran otros cuatro años de intensa compraventa de hoteles en España

Anticipan nuevas operaciones en el vacacional, pese a la fuerte subida de precios

Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de HI Partners.
Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de HI Partners.

España cerró el pasado ejercicio con un récord histórico de inversión hotelera. En 2018 se compraron y vendieron 273 hoteles, a un precio medio de 126.800 euros por metro cuadrado, lo que arrojó un total de 4.810 millones, el doble que en 2016 o casi cinco veces más que en 2015. ¿Estamos en mitad de una burbuja?. ¿Existe el riesgo de que explote? Las grandes gestoras y fondos de inversión descartaron esos dos escenarios. “Tenemos tres o cuatro años de inversión a tope”, recalcó Mónica Garay, socia de Azora, durante una jornada organizada por Cushman & Wakefield.

La gestora ha optado por diversificar su cartera y su modelo de negocio, como muestra el reciente acuerdo con Palladium, la hotelera de la familia Matutes, para crear una joint venture con la que prevén invertir 500 millones en hoteles, o la puesta en marcha de un fondo de capital riesgo, que prevé lograr 1.300 millones para inversiones. “Pese a ello, somos muy fieles al vacacional en España y seguimos creyendo en ello”, recalcó Garay, que añadió su nueva apuesta por el urbano, con la apertura de híbridos entre hoteles y hostels. “Abriremos dos en Bilbao y Bruselas en 2020 y otros dos en Lisboa y Madrid en 2021”.

En esa misma línea, Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de la gestora HI Partners, propiedad de Blackstone, consideró que su apuesta por la compra de hoteles vacacionales todavía tiene recorrido. “Tenemos más de 3.500 millones de euros en activos. Hemos elegido el sur de Europa, en el que queremos repetir el éxito de España en otros mercados como Grecia, Portugal e Italia. Soy un creyente nato de Canarias y creo que todavía se puede mejorar en muchos aspectos relacionados con la gestión de los ingresos”.

El volumen de transaciones hoteleras ha alcanzado también máximos históricos, pese a los elevados precios que se están pidiendo por los activos, especialmente en las grandes ciudades y en los destinos vacacionales más demandados. “Los precios están muy altos y es necesario alcanzar un equilibrio. El problema está en que el vendedor pone un precio a los activos, en los que no solo recoge el valor actual, sino también el que adquirirá en el futuro. Ahora hay mucha diferencia entre lo que el comprador cree que es un precio razonable y lo que piensa la propiedad”, aseguró Cristina Fernández Hoyo, country manager de Covivio para España y Portugal. Ese desequilibrio entre precio y rentabilidad es la que ha provocado que, por ahora, Covivio no haya encontrado ninguna oportunidad en Portugal.

 

Normas
Entra en El País para participar