Las baterías y el coche eléctrico, claves para dar flexibilidad al futuro sistema renovable

La energía limpia supondrá el 68% en el mix en 2030, prevé un informe de BloombergNEF

Recarga de un coche eléctrico.rn rn
Recarga de un coche eléctrico. GOBIERNO DE CANTABRIA

Las baterías y el coche eléctrico serán claves para la descarbonización y el reinado renovable en el sistema eléctrico español en 2050, recoge un informe publicado ayer por BloombergNEF, con el apoyo de Acciona, en el marco de la cumbre del clima (COP25), que se celebra en Ifema.

Por un lado, porque ayudará a equilibrar la oferta y demanda del mix energético, que estará dominado por las energías limpias, principalmente eólica y solar, porque, además, son hoy más baratas que el gas y el carbón en muchos países, destaca el estudio, que analiza varios escenarios –uno de altos costes de las tecnologías de almacenamiento y de recarga del coche eléctrico, otro de bajos, y uno de alza de la interconexión con Francia–.

Y por el otro, reducirá la dependencia del gas (más contaminante y sujeto a los vaivenes del mercado), que tendrá un mayor peso cuando no haya sol ni viento o en los picos de demanda de electricidad.

Por ejemplo, una de las conclusiones es que si los costes de almacenamiento caen más rápido de lo esperado, el sistema necesitaría un 13% menos de gas, lo que generaría un 12% menos de emisiones para 2050. Y si sucede lo mismo con los coches eléctricos, el recorte de CO2 sería del 9%. Pero en el caso de la interconexión, el beneficio sería a corto plazo (más nuclear), pero no a largo plazo (más renovable).

Thomas Rowlands-Rees, responsable de investigación para Europa, Oriente Medio y África de BloombergNEF, cree que estas soluciones son las más idóneas, frente al gas o las interconexiones, ya que proporcionarán mayor flexibilidad al sistema a costes bajos y con menos emisiones.

Solo la eólica y la solar aportarán el 51% en la próxima década, frente al 25% en 2018, y el 75% en 2050

Para ello, dice, es necesario incentivar esta industria en Europa, o bien, que los Gobiernos decidan qué prefieren: importar las baterías de China o depender de los mercados internacionales de gas, con precios más inestables.“Es una decisión política”, insiste.

En cuanto a la penetración renovable, el informe calcula que en 2030 representarán el 68% del mix de generación, desde el 40% actual, y el 90% en 2050. Solo la eólica y la solar aportarán el 51% (33% y 18%, respectivamente) en la próxima década, frente al 25% en 2018, mientras que ambas generarán el 75% de la electricidad del país en 2050. De ahí que consideren que los objetivos del Ejecutivo, aún más ambiciosos, pueden alcanzarse.

Normas
Entra en El País para participar