Comida a domicilio

Prosus lanza una oferta hostil sobre Just Eat que supera en un 20% a la de Takeaway

Valora la compañía en 5.692 millones de euros e invita a los accionistas a considerar su oferta, tras no alcanzar un acuerdo con el consejo de la firma británica

Logo de Just Eat en la ventana de un restaurante en Londres.
Logo de Just Eat en la ventana de un restaurante en Londres.

Guerra por Just Eat, uno de los líderes mundiales de la distribución de comida a domicilio. La compañía Prosus NV, el brazo inversor de la firma sudafricana Naspers, accionista de referencia de Delivery Hero, ha asegurado este martes que ha hecho una oferta para comprar la británica Just Eat por 710 peniques en efectivo por cada acción de Just Eat, lo que supera la oferta lanzada el pasado julio por la multinacional holandesa Takeaway.com, que rondaría los 594 peniques por acción en función del precio de 71 euros en el que cerraron las acciones de Takwaway.com este lunes.

Prosus ha explicado que su oferta en efectivo supone valorar Just Eat en 4.900 millones de libras (unos 5.692 millones de euros al cambio actual), según su precio de cierre del lunes. La cifra supone una prima del 20% sobre la oferta de Takeaway de 594 peniques.

"Prosus ha planteado recientemente a la junta directiva de Just Eat una serie de propuestas indicativas para adquirir la compañía, pero no se ha logrado llegar a un acuerdo", ha señalado la firma en un comunicado remitido a la Bolsa de Londres. Ello ha llevado a la compañía a hacer este anuncio para dar a los accionistas de la firma británica la oportunidad de considerar su mayor oferta.

El presidente ejecutivo de Prosus, Bob Van Dijk, ha advertido que la oferta de su empresa por Just Eat no es hostil, a pesar de no haber sido acordada con el consejo de la compañía británica. "Presentamos esta idea a la junta de Just Eat de buena fe, pero no hemos podido alcanzar un compromiso de manera constructiva en lo que vemos como una propuesta convincente para los accionistas de Just Eat". "Esperamos que los méritos de nuestra propuesta sean atendidos por los accionistas", ha insistido el directivo, que espera que la compañía acepte mantener conversaciones para alcanzar un acuerdo. Tras conocerse la oferta, los títulos de Just Eat se han disparado más de un 24% en la Bolsa de Londres. 

Prosus defiende que los términos de su oferta en efectivo proporcionan "certeza y un valor convincente para los accionistas de Just Eat", frente a la volatilidad del mercado y la incertidumbre macroeconómica. Prosus sostiene que el negocio requerirá una inversión sustancial, superior a la planificada por la dirección de Just Eat, a fin de mantener su crecimiento y defender sus posiciones en el mercado frente a la intensa competencia, algo que no cree que la fusión planteada con Takeaway.com aborde de manera eficaz.

En Julio, Takeaway y Just Eat anunciaron un acuerdo para cerrar la compra de la empresa británica con el objetivo de crear una de las mayores plataformas online de envío de comida a domicilio del mundo, con más de 360 millones de pedidos por un valor de 7.300 millones en 2018. Ambas compañías aseguraron que el grupo resultante tendría una valoración de 10.100 millones de euros. El acuerdo entre ambas firmas buscara plantar cara a Uber Eats y Deliveroo. Esta última había recibido el pasado mayo una inyección de capital de 575 millones de dólares (512 millones de euros) liderada por Amazon, que ahora está en revisión por las autoridades de Competencia del Reino Unido por temor a que la operación limite la competencia seriamente en este negocio.

En el comunicado de Takeaway y Just Eat se informó también de que, una vez completada la operación, Mike Evans, actual presidente de Just Eat, asumiría la presidencia del consejo de la nueva empresa combinada, mientras Adriaan Nühn, presidente del consejero de supervisión de Takeawey.com, asumiría la vicepresidencia. Igualmente, Jitse Groen, consejero delegado de Takeaway.com, se convertiría en el máximo ejecutivo del nuevo grupo.

Precisamente, tras conocerse la oferta de Takeaway, algunos analistas, como Nigel Parson, de Canaccord, aseguraron que había posibilidades de que Delivery Hero pudiera presentar una oferta rival. Just Eat llevaba meses presionada por los inversores para que se fusionara con Takeaway para liderar un mercado que mueve unos 100.000 millones de dólares.

Ahora queda por ver cómo reciben los accionistas la nueva oferta de Prosus. La firma inversora señala en su oferta que de alcanzar "no menos del 75%" de los derechos de voto de Just Eat tiene la intención de que la compañía británica solicite la cancelación de la negociación de sus acciones en la Bolsa de Londres.

Prosus es uno de los principales operadores mundiales en el sector de reparto de comida a domicilio. Ha invertido unos 2.800 millones de dólares (unos 2.513 millones de euros) en más de 40 mercados desde 2016, incluido iFood en América Latina, Swiggy en India y Delivery Hero, que opera en 41 mercados, informa EP.

Just Eat, que opera en España desde 2010, cuenta en el país con dos millones de usuarios activos (26 millones a nivel global) y una red de casi 10.000 restaurantes (100.000 entre todos los países donde opera). Igualmente, cuenta con 125 empleados en España y 3.000 a nivel mundial. En 2018, la compañía obtuvo unos ingresos de 780 millones de libras (unos 855,6 millones de euros) y su ebitda fue de 197,4 millones de euros.

En el tercer trimestre de este año Just Eat obtuvo una facturación de 297,7 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo del año anterior. La compañía prevé cerrar el año con una facturación de entre 1.160 y 1.280 millones de euros, y un ebitda subyacente, excluyendo Brasil y México, de entre 215 y 238 millones de euros.


Normas