Comida a domicilio

Reino Unido investiga formalmente la inversión de Amazon en Deliveroo

La Autoridad de la Competencia y los Mercados el Reino Unido (CMA) examina si la operación disminuye seriamente la competencia

Un repartidor de Delivero con su bici en Londres.
Un repartidor de Delivero con su bici en Londres.

El regulador de competencia de Reino Unido ha abierto una investigación formal sobre la inversión realizada por Amazon en la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo y ha establecido como fecha límite para tomar una decisión el próximo 11 de diciembre, según informa Reuters.

La Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA) quiere saber si la operación violó las reglas de la competencia y ha explicado que está investigando si la inversión de 575 millones de dólares hecha por Amazon el pasado mayo en Deliveroo puede disminuir sustancialmente la competencia en un negocio que a nivel mundial mueve en torno a 100.000 millones de dólares (unos 90.622 millones de euros).

Deliveroo es un competidor directo de Uber Eat, Just Eat y Glovo, entre otras compañías de reparto de comida a domicilio. La investigación frena provisionalmente cualquier potencial integración de actividades entre Deliveroo y Amazon. Esta última ya ha mostrado su interés en el reparto de alimentación con su sistema Prime Fresh, que hace entregas en dos horas en varias ciudades británicas y de otros países.

Aunque en la ronda de financiación cerrada por Deliveroo en mayo participaron otras empresas, como las gestoras de fondos T.Rowe Price, Fidelity y Freenoaks, Amazon reveló que era el principal inversor en la misma. Se trataba de la sexta ronda de financiación de Deliveroo, que en total ha captado un total de 1.364 millones de euros.

El mercado interpretó que Amazon buscaba con esta inversión entrar con fuerza en el negocio del reparto de comida a domicilio, después de que su primera incursión en este mercado, Amazon Restaurants UK, cerrara en diciembre de 2018, apenas dos años después de su lanzamiento. La compañía de Jeff Bezos ha invertido importantes sumas de dinero en tecnología logística que podría permitirle obtener una ventaja sobre sus competidores.

Aunque Amazon y Deliveroo han aclarado que la inversión no le daba a la firma estadounidense el control de Deliveroo, la CMA dijo el pasado julio que tenía “motivos razonables para sospechar” que Amazon y Roofoods, matriz de Deliveroo, habían dejado de ser distintos o estaban planeando fusionarse, lo que rompería las reglas de competencia, según recuerda The Guardian.

El regulador, que ordenó a ambas empresas suspender cualquier intento de integración ya entonces, tiene hasta el 11 de diciembre para determinar si, en caso de que la inversión de Amazon golpea seriamente la competencia, si las compañías pueden ofrecer soluciones o llevan la investigación a una segunda fase, que determinaría finalmente si el acuerdo entre Amazon y Deliveroo está permitido.

El gigante del ecommerce estadounidense y la empresa británica defendieron desde el principio que la inversión permitiría a Deliveroo expandir sus servicios y crear más empleo, puesto que ayudaría también a los restaurantes a aumentar sus negocios.

Un portavoz de Deliveroo ha vuelto a defender hoy esa posición y ha asegurado que la compañía “está cooperando plenamente con la CMA” y que “esta inversión minoritaria potenciará la competencia en Reino Unido y mejorará las opciones para los consumidores”. Amazon, por su parte, no ha querido hacer declaraciones.

Deliveroo opera en más de 500 ciudades de 14 países, colabora con más de 80.000 restaurantes y cuenta con unos 2.500 empleados, además de unos 60.000 repartidores. La compañía tuvo unas pérdidas de 232 millones de libras (unos 268 millones de euros) el pasado año, a pesar de haber elevado sus ventas un 72%, debido a que duplicó el número de pueblos y ciudades en los que opera.

Normas