Iglesias propone a Sánchez un Gobierno de coalición “de prueba” y este lo rechaza

Los líderes de PSOE y Unidas Podemos han mantenido una conversación telefónica para desbloquear la votación de investidura que ha culminado sin acuerdo

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Después de días delegando en sus equipos negociadores la búsqueda de un pacto que permita evitar la repetición electoral, el líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el máximo responsable de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, han mantenido esta tarde una llamada telefónica para intentarlo ellos mismos. La conversación, que según fuentes conocedoras de la misma ha durado unos 10 minutos, ha concluido sin acuerdo.

Iglesias, según coinciden fuentes de los dos partidos, ha propuesto a Sánchez la formación de un Gobierno de coalición “de prueba” por un periodo de tiempo limitado tras el cual los miembros de Podemos estarían dispuestos a abandonar sus cargos si el PSOE así se lo pide.

La idea, según matizan desde Podemos, sería llegar a un acuerdo de investidura tanto a nivel programático, basado en las 370 medidas propuestas por el PSOE, como de equipos para formar un Ejecutivo conjunto que impulse los Presupuestos Generales del Estado para 2020.

Una vez aprobadas las cuentas públicas, Podemos “se compromete a abandonar el Gobierno manteniendo el apoyo parlamentario” si “Sánchez considera que la coalición no ha funcionado”. 

El presidente del Gobierno, según exponen desde el PSOE, ha contestado a Iglesias no hay una situación de confianza que permita pactar un Ejecutivo común con visos de estabilidad para toda la legislatura tras el desencuentro de julio. Fracasó entones una primera tentativa de investidura, subrayan desde el PSOE, tras el rechazo de Podemos a la fórmula de coalición que se les ofreció y que contenía una vicepresidencia y los Ministerios de Sanidad, Vivienda e Igualdad. 

Sánchez ha mantenido la puerta abierta a alcanzar un pacto meramente programático pero descartando tajantemente dar entrada a Podemos en el nuevo Gobierno. Iglesias ha replicado al líder socialista que, si finalmente hay repetición electoral, su grupo volverá a pedir entrar en un Gobierno de coalición pero esta vez sin exclusiones, en alusión a su renuncia personal a entrar en el Ejecutivo para tratar de facilitar un acuerdo..

El margen para evitar la repetición electoral, que se activará automáticamente si no hay presidente investido el 23 de septiembre, se estrecha cada día.La duda, sin embargo, se despejará antes, previsiblemente. El Rey anunció ayer que celebrará una nueva ronda de consultas con los líderes políticos entre el próximo lunes y martes. Sánchez ya ha dicho que no le pedirá someterse a otra investidura si no tiene antes los apoyos necesarios para vencer, con lo que si el martes por la tarde, cuando despachen, no tiene de su lado a Podemos, la suerte estará echada y las urnas en camino.

Normas