Litigios de decenas de millones de euros de futbolistas y actores

Desde 2015 se publica un listado de personas físicas y sociedades que adeudan más de un millón de euros a Hacienda

El jugador del F.C. Barcleona Gerard Piqué y su pareja, la cantante Shakira.
El jugador del F.C. Barcleona Gerard Piqué y su pareja, la cantante Shakira.

Deportistas, actores, presentadores o cantantes son algunos de los colectivos que en los últimos años han entrado en el foco de vigilancia de los inspectores de la Agencia Tributaria por diferencias de criterio en sus tributaciones por IRPF o por Sociedades. Unas diferencias de criterio que en muchos de los casos han acabado en la Justicia con litigios de decenas de millones de euros.

Una de los primeros casos fue el de Lola Flores, artista que en 1989 fue llevada la Justicia por no pagar impuestos entre 1982 y 1985. “Yo no sabía que eso tenía tanto castigo”, llegó a asegurar en el juicio la folclórica.

La última sentencia conocida al respecto da la razón a Hacienda frente a Nuria Roca. La presentadora recurrió a una sociedad para facturar sus trabajos y se fijó un sueldo muy inferior a los ingresos registrados, por lo que la Audiencia Nacional le ha condenado por dejar de ingresar parte de las cuotas del IRPF de 2005 y 2006.

Otros presentadores y actores de televisión que también se han visto en la misma situación recientemente han sido Carmen Machi, Jordi Rebellón, Imanol Arias o Ana Duato, que comparten un modus operandi similar en cuanto al uso de empresas para tributar por los ingresos obtenidos vía impuesto de Sociedades. No obstante, hay diferencias notables entre unos y otros: la Audiencia Nacional ha propuesto juzgar por delito fiscal a Arias (4,9 millones reclamados por Hacienda) y Duato (1,1 millones) mientras que la pelea con el resto de intérpretes se limita a diferencias de criterio. Una tipología en la que se incluye también a Màxim Huerta, que dimitió como ministro de Cultura tras conocerse que había defraudado más de 200.000 euros.

También hay ejemplos como el de Bertín Osborne, que abonó a Hacienda cinco millones, y el de la tonadillera María del Monte, sancionada por no aportar la información requerida por la Inspección. En el ámbito musical es sonado el caso de Shakira, a la que la Fiscalía acusa de fraude fiscal, por simular residir fuera de España de 2012 a 2014. Le reclama 14,5 millones después de que la cantante ya pagara 20 millones al fisco por 2011.

Los casos relacionados con deportistas han sido más sonados, por su repercusión social, sus imágenes a las puertas de los tribunales y unas cuantías más elevadas. El futbolista del F.C. Barcelona Gerard Piqué tendrá que abonar 2,1 millones en impuestos atrasados de 2008 a 2010 después de que la Audiencia Nacional haya estimado que simuló ceder sus derechos de imagen a una empresa para pagar menos al fisco.

Una circunstancia que se repite en otros casos como el de Cristiano Ronaldo –ex del Real Madrid–, que ha pactado con Hacienda pagar 18,8 millones y dos años de cárcel, aunque no entrará en prisión; Radamel Falcao, ex del Atlético de Madrid, que acordó abonar nueve millones, o Leo Messi, del F. C. Barcelona, que defraudó 4,1 millones y acabó abonando además dos millones de sanción y 252.000 euros para evitar 21 meses de cárcel.

También están en el listado otros futbolistas como los exmadridistas Iker Casillas, al que se le reclamaron dos millones, Xabi Alonso (1,5) y Luis Figo (2,5), a los que se suma el exentrenador del equipo, José Mourinho (3,3).

El país de residencia es también una fuente de conflicto entre las celebridades y Hacienda. La tenista Arantxa Sánchez Vicario fue condenada a pagar 3,5 millones por fraude fiscal al comprobarse que no residía en Andorra, sino en España, donde no tributó entre 1989 y 1993 por IRPF. Su compañero de profesión Rafa Nadal se vio obligado a cambiar a Mallorca el domicilio de las sedes de sus sociedades desde el País Vasco, autonomía con una fiscalidad más ventajosa.

Los problemas con Hacienda de otros deportistas han salido a la luz a raíz de la publicación durante los últimos cinco años de la lista de contribuyentes morosos con el fisco, integrada tanto por personas físicas como por sociedades. Por ella han pasado motociclistas como Dani Pedrosa y Sito Pons, y futbolistas como Dani Alves, Alex Song y Gabriel Milito. En el último ranking de morosos también están el empresario Mario Conde, que adeuda 12,3 millones; Luis Miguel Rodríguez, dueño de Desguaces La Torre, por una deuda de 18,4 millones; la presentadora Patricia Conde (1,8 millones); la actriz Paz Vega (2,5 millones) y el empresario televisivo José Luis Moreno (2,7 millones).

Normas