¿Está madura la tecnología 5G?

Expertos avisan que el veto de EEUU a Huawei podría retrasar dos años el despliegue mundial

Una empleada sostiene uno de los terminales 5G de Huawei en una tienda de Suiza.
Una empleada sostiene uno de los terminales 5G de Huawei en una tienda de Suiza.

El despliegue del 5G encuentra nuevos obstáculos y hace dudar sobre el grado de madurez de esta tecnología. Pese a que Vodafone ya ha sacado los primeros terminales en España, adelantándose al resto de la competencia, las grandes telecos siguen muy atentas al impacto que puede tener el veto de EE UU a Huawei en el despliegue de las redes que van a impulsar esa tecnología emergente.

El gigante asiático de las telecomunicaciones es el propietario del 30% de los equipos de las redes de las operadoras europeas y el 25% de los terminales. “Si el conflicto con el gobierno de EE UU se agrava, esa situación podría provocar un retraso, como mínimo, de dos años en el despliegue solamente por cuestiones logísticas”, recalcan fuentes del sector cuestionadas ante la batalla legal abierta por Donald Trump al considerar que los equipos de Huawei suponen un riesgo para la seguridad nacional.

Los operadores buscan nuevos proveedores por si se agrava el conflicto con EE UU

Ese sería el período de tiempo que transcurriría entre que los equipos de Huawei son desmontados y sustituidos por los de otro proveedor. “Si eso pasa en países como Alemania, donde no hay mano de obra, y el cambio lo tienen que acometer todos los operadores al mismo tiempo, la velocidad de despliegue se vería retrasada. Ningún proveedor dispone del stock suficiente para cubrir esa contingencia”, recalcan esas mismas fuentes.

En el caso de que la situación se recrudeciera, las telecos ya están trabajando en planes de contingencia para reforzar la contratación con proveedores autorizados por EE UU, como Nokia, Ericsson, Samsung o ZTE. Pese a ello, los operadores consultados remarcan que no han encontrado ningún fallo de seguridad en los terminales de Huawei. “Son objeto de permanente supervisión tanto los nuevos productos como los que ya están en el mercado y no se ha encontrado ninguna evidencia de que no sean seguros”, remarcan.

La seguridad es uno de los estándares que deben cumplir las redes y terminales de la tecnología 5G y que ahora mismo hasta los propios operadores ponen en cuestión, como ilustra el conflicto abierto con Huawei. Pero también deberán cumplir criterios muy exigentes en cuanto a velocidad, latencia (el tiempo que transcurre entre que se solicita la información y que llega la primera información al dispositivo) o la capacidad para sostener una gran densidad de dispositivos. “El nuevo espectro y los mayores anchos de banda serán clave para las mejoras que promete el 5G”, recalcan esas mismas fuentes.

Las telecos creen que el nuevo espectro y los anchos de banda serán claves para asegurar las mejoras que promete el 5G

Y en esas licitaciones de espectro, Telefónica ha sido una de las operadoras más activas en las licitaciones internacionales, ya que cerró hace dos semanas una inversión en frecuencias en Alemania de 1.425 millones de euros, dentro de una licitación que en su conjunto superó los 6.550 millones. La inversión en espectro de la operadora ha rozado los 12.000 millones de euros. desde 2010.

El CNI remarca que España está preparada

Crecimiento exponencial. El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, aseguró que la llegada del 5G va a ser “una revolución” porque el tráfico por la red se va a multiplicar “de manera exponencial”, pero añadió que España está “bien preparada” para ello, mejor que otros países.

Fibra óptica. En su intervención, Sanz Roldán explicó que España tiene desplegada una red de fibra óptica más grande que Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Portugal juntos. También subrayó que la llegada del 5G permitirá, por ejemplo, que diez millones de personas puedan ponerse en contacto con otras simultáneamente desde el mismo espacio físico.

Normas