Las telecos preparan planes de contingencia por si se agrava la crisis de Huawei

La relación con proveedores es uno de los riesgos operacionales

Las telecos preparan planes de contingencia por si se agrava la crisis de Huawei
Reuters

Las grandes telecos europeas están muy pendientes de la crisis en torno a Huawei, tras el veto del Gobierno de EE UU. Y es que, si la situación no se reconduce y la crisis se agrava, las operadoras podrían verse obligadas a afrontar planes de contingencia, tanto en el ámbito de las infraestructuras como de los terminales. El grupo chino supone en torno al 30% de los equipos del conjunto de las redes de las telecos europeas, mientras que en el ámbito de los dispositivos tiene una cuota en el Viejo Continente superior al 25%.

Según fuentes del sector, las telecos deben estar preparadas para cualquier escenario o eventualidad, planteado por las decisiones del Gobierno de Donald Trump.

De momento, grupos como Telefónica y Vodafone han señalado que están analizando las implicaciones que podrían tener para ellas la orden ejecutiva de Washington por la que se prohíbe a las empresas de EE UU trabajar con el grupo chino por el riesgo que supone para la seguridad nacional. También Deutsche Telekom advirtió de que estaba revisando su estrategia con proveedores para analizar la seguridad de sus redes.

Fuentes del sector señalan que las telecos están analizando escenarios en los que ni ellas mismas ni proveedores intermedios pudieran pasar información o acceso a equipos de EE UU a Huawei.

En el caso de los terminales, las telecos estudian un escenario definitivo en el que los smartphones Huawei vendidos en sus tiendas no pudieran actualizar su sistema operativo Android. De ser así, las operadoras podrían tener que afrontar reclamaciones por parte de los clientes afectados.

A su vez, las operadoras están analizando las obligaciones y penalizaciones establecidas en los contratos vigentes con Huawei, ante cualquier cambio en la situación actual, así como trazar planes sobre los pedidos mayoristas en curso.

Actualmente, las telecos siguen vendiendo terminales de Huawei. Fuentes de Telefónica señalaron que el principal objetivo es que los clientes tengan información actualizada y precisa sobre sus dispositivos Huawei y, si es necesario, pueden tomar una decisión de compra informada. “Continuamos monitoreando la situación para comprender las posibles implicaciones para nuestros clientes”, dijeron.

De todas formas, ante un agravamiento de la situación, las telecos reforzarían la contratación con proveedores no afectados por el veto de EE UU. En el caso de los suministradores de red, entre las principales beneficiarias figurarían compañías como Nokia, Ericsson o Samsung, entre otras.

Riesgos

La cuestión es de gran calado. Entre los riesgos de las operaciones de las telecos figura la dependencia de los proveedores. En su último informe anual, Telefónica volvió a advertir de que la existencia de proveedores críticos en redes, sistemas de información o terminales, con alta concentración en un reducido número de suministradores, plantea riesgos que pudieran afectar a las operaciones. Según la teleco, estos proveedores pueden extender los plazos de entrega, subir precios y limitar el suministro por la falta de stock y a requerimientos del negocio, lo que podría afectar a los despliegues de red o los resultados.

Telefónica añadió que la posible adopción de medidas proteccionistas, incluyendo las derivadas de las tensiones comerciales entre EE UU y China, podría afectar de forma negativa sobre algunos de los proveedores y otros operadores. “La imposición de restricciones al comercio puede resultar en costes más altos y márgenes inferiores y podría afectar de forma negativa a los negocios, situación financiera, resultados de las operaciones y flujos de caja”, dice Telefónica.

También Deutsche Telekom cita entre los riesgos las incertidumbres derivadas de los conflictos en el comercio internacional, mientras que Vodafone dice que el fallo en el suministro o en la evolución de la tecnología podría provocar un aumento adicional de la inversión, y una reducción de la rentabilidad.

El consejo de Telefónica analiza la situación

Información. El consejo de administración de Telefónica va a analizar en su reunión de hoy la situación actual de la crisis en torno a Huawei. Fuentes del sector señalan que será a título informativo, para tratar la evolución de los acontecimientos. La relación entre ambas compañías es muy amplia desde hace muchos años. En la actualidad, Huawei es uno de los suministradores relevantes de Telefónica, y del conjunto del sector.

China. Telefónica ha cultivado las relaciones con las empresas chinas de tecnología desde hace más de una década. Sin ir más lejos, estableció una alianza con China Unicom, que ha incluido intercambio de capital y de consejeros.

Equipos. Según fuentes del sector, a corto plazo una de las principales demandas de las operadoras se centrará en la compra y despliegue de equipos para ampliar la capacidad de las redes de móvil 4G. El paso siguiente será el impulso al 5G, si bien los despliegues masivos todavía van a tardar en llegar, puesto que en muchos países europeos todavía se está en el proceso de subasta del espectro para esta tecnología.

Normas