Así sabotean un Tesla Model 3 y lo graban gracias al modo centinela
REUTERS

Así sabotean un Tesla Model 3 y lo graban gracias al modo centinela

El incidente podría haber provocado un accidente


La firma de Elon Musk ha introducido en los últimos meses una serie de mejoras orientadas a la seguridad que sin duda están dando sus frutos. Uno de los más notables es el del modo centinela. Este se vale de todas las cámaras de vídeo del coche para poder grabar lo que ocurre alrededor de el en un momento dado en el que se detecta presencia de alguna persona o coche en movimiento cerca. Y lo que ha descubierto un propietario noruego del vehículo no ha podido ser más inquietante, al pillar in fraganti el modo centinela a una persona saboteando el coche de este conductor.


Aflojaba las ruedas para provocar un accidente

En el vídeo podemos ver como el modo centinela está grabando todo lo que ocurre alrededor del coche, y en una de las tomas podemos observar como un hombre con un aspecto muy sospechoso se acerca al lateral del coche y se agacha para aflojar las ruedas del vehículo. Como se puede observar, todo ocurre muy rápido, y constantemente está mirando a su alrededor para comprobar si hay alguien mirándole, pero lo que no sabe es que precisamente el modo centinela es el que le está vigilando.


Pues bien, esto lo conocemos ahora, a “toro pasado” pero al propietario del Tesla no le hizo falta ver la grabación del modo centinela para saber que algo marchaba mal.
Tan solo diez metros después de haber emprendido la marcha, detuvo la conducción porque notaba que algo no iba bien en el coche, y que la inestabilidad era total. Pues bien, estaba en lo cierto Kees Ihlhaug, el propietario del coche, ya que su vehículo había sido saboteado de una forma muy peligrosa. Tanto que el delincuente había aflojado la tuerca que sujeta cada rueda a su eje. Por lo tanto, de haber aumentado la velocidad, las ruedas se habrían salido y habría perdido completamente el control del coche.

Tras ver el vídeo de la cámara del modo centinela, el propietario del coche pudo apreciar como el delincuente tuvo que dejar el trabajo a medio hacer, al ser descubierto por este modo de seguridad del coche. El problema es que ya había aflojado varias tuercas. Por tanto, estamos ante un buen ejemplo de lo que el modo centinela puede ofrecer a los propietarios de un Tesla, aunque en este caso nos extraña que no hubiera sido avisado antes el propietario por este mismo modo.

Normas