El 83% de personas con hijos menores de 15 años no tiene ayuda de cuidadores

Nueve de cada diez personas que han abandonado su trabajo en algún momento para cuidar a sus hijos son mujeres

Padres llevando al colegio a sus hijos.
Padres llevando al colegio a sus hijos.

En España hay un total de 8,7 millones de personas de entre 18 y 64 años con hijos menores de 15 años y la inmensa mayoría de ellos (7,2 millones, el 83% del total) no recibieron la ayuda de cuidadores profesionales de ningún tipo en su día a día el año pasado. La mitad de quienes cuidan a sus hijos sin ayuda dicen que se organizan solos o con sus parejas, mientras que el 20% declaró contar con la colaboración de abuelos, parientes o amigos.

Así lo indica el último módulo sobre conciliación de la vida laboral y familiar de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2018 que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además de organizarse bien solos o con ayuda de familiares, el motivo de no contratar a cuidadores en el 7% de los casos fue por considerar demasiado caro este servicio. Como es lógico, esta causa económica pesó más entre los parados (el 11% de ellos lo argumentó) que en los trabajadores (6%).

Estas cifras esconden, además, un dato chocante: entre los ocupados hubo más hombres que dijeron ocuparse del cuidado de sus hijos que mujeres. Concretamente el 34% de los trabajadores dijo cuidar a sus hijos frente al 32,8% de las trabajadoras.

Desde el INE aclaran que esto se explica, en buena parte, porque las tasas de ocupación de los hombres son superiores (hay más con empleo) y porque es más frecuente entre las mujeres dejar el trabajo para cuidar de los hijos. De hecho, entre el colectivo de inactivos --aquellos que no tienen empleo ni lo buscan-- el 19% de las mujeres dijo cuidar a menores frente al 5,5% de los hombres.

No obstante, la mayoría de quienes han interrumpido su carrera en algún momento (el 54%) lo hicieron por un periodo inferior a los seis meses y un 19% entre seis meses y un año. Pero el porcentaje de mujeres que dejaron de trabajar más de dos años fue del 17,7%, muy superior al 2,7% de los hombres.

Además de esta responsabilidad del cuidado de menores hay otro 1,5 millones de personas en España que cuidan a familiares dependientes y otro medio millón de ciudadanos que se ocupa al tiempo de mayores y menores con necesidades de cuidados. Sumando ambos colectivos, el 63% de las personas con estas responsabilidades fueron mujeres el pasado año.

Esta encuesta del INE ha analizado también si en España existe flexibilidad laboral para el cuidado de hijos y dependientes. Para ello, ha tomado el grupo de personas entre 18 y 64 años que tienen un trabajo asalariado y declararon tener responsabilidades de cuidado de otras personas. Se trata de un colectivo de 6,2 millones de ciudadanos, de los cuales casi la mitad (46%) aseguraron poder modificar en general el inicio o el final de su jornada de trabajo para hacerse cargo de sus familiares.

Satisfechos con la conciliación

De hecho, llama también la atención que haya un elevado número de trabajadores con responsabilidades de cuidado (7,5 millones, el 67%) que considere que ningún aspecto de su trabajo dificulta su conciliación. Mientras que solo el 12% se quejaron de que la jornada laboral larga suponía una dificultad y el 10,6% apuntaron a los horarios laborales imprevistos. Las largas jornadas afectaron algo más a los hombres (el 13,5% de los que ejercen cuidados se quejaron de ellas) que a las mujeres (10%).

Pero una de las mayores diferencias entre hombres y mujeres a la hora de tomar decisiones laborales para ejercer el cuidado de hijos y mayores se da entre los que optaron por interrumpir sus carreras profesionales. Así, de los 17,3 milones de personas de entre 18 y 64 años con hijos (aunque ya no sean menores) el 28% (4,87 millones) abandonó su trabajo en algún momento de su carrera para cuidar a sus hijos; y nueve de cada diez de ellas fueron mujeres.

Normas