Canarias

Canarias, territorio ‘vedado’ para Uber y Cabify

El archipiélago estableció en 2014 la ratio de una licencia VTC por cada 30 taxis, lo que mantiene fuera de las islas a las grandes plataformas de alquiler de vehículos con conductor

Canarias, territorio ‘vedado’ para Uber y Cabify

El boom que en diferentes ciudades y provincias de España han experimentado las licencias de arrendamiento de vehículos con conductor, y la conflictividad que han generado con los taxis, es algo que se ve muy lejos desde Canarias. La modificación introducida en 2014 a la Ley 13/2007 de Transporte por Carretera del archipiélago estableció la ratio de una licencia VTC por cada 30 taxis, lo que mantiene a Uber y Cabify fuera de las islas, al menos de momento.

“Aquí se respira armonía porque tenemos una norma pionera”, señala el viceconsejero de Transportes Gobierno de Canarias, Onán Cruz. “Ahora estamos cumpliendo estrictamente la ratio 1 a 30, y si esas plataformas quisieran implantarse, no contarían con cupo de crecimiento, por lo que tendrían que comprar algunas de las licencias que ya hay concedidas”, añade. Además, recuerda que en Canarias no se da un movimiento de VTC de otras provincias, “como sí ocurre en Baleares, adonde llegan vehículos con licencias de lugares como Barcelona en la temporada alta vacacional”.

El viceconsejero resalta más diferencias con otros puntos del territorio nacional. Por ejemplo, que los vehículos VTC en el archipiélago suelen ser de nueve plazas o monovolúmenes para servicios puntuales que prestan los hoteles, como excursiones, traslados a los aeropuertos o limusinas, “en concordancia con lo que es una licencia de esta clase, que no supone una competencia sino un complemento para el taxi”. El Gobierno regional considera que los taxis no solo deben ser un medio de transporte para los locales sino también para los turistas, razón por la que están impartiendo cursos de formación en idiomas y de trato al público dirigidos a estos profesionales. “Queremos que ambos sectores se entiendan y generen economía”, remarca Cruz.

La gestión de las licencias VTC en Canarias corresponde a los Cabildos. El consejero de transportes del de Gran Canaria, Juan Francisco Trujillo, explica que la isla cuenta con un centenar de licencias de alquiler de vehículos con conductor, y salvo que alguna de las empresas que las poseen las liquiden, la llegada de Uber o Cabify se presenta como una posibilidad remota. Porque incluso, para cumplir la ratio 1 a 30 escrupulosamente, “habría que reducir las licencias VTC en una decena”, aclara.

En Tenerife, con 82 licencias VTC, se da una situación parecida. El director insular de Movilidad de la institución insular, Miguel Becerra, indica que “la proporción 1 a 30 se ha aplicado a rajatabla porque ha demostrado que da paz en la convivencia de dos servicios plenamente diferenciados”. Una reciente sentencia del Tribunal Supremo refuerza esa postura al desestimar el recurso de una empresa que había denunciado al Cabildo tinerfeño por denegarle la concesión de las licencias VTC que había solicitado. 

Irregularidades

Los representantes el sector del taxi están satisfechos en general con el panorama en el archipiélago, aunque muestran sus temores ante aspectos que consideran no resueltos. El presidente de la Federación Regional de Taxis de Canarias, Juan Artiles, manifiesta que “aquí no hay Uber ni Cabify, pero hay tres empresas que se lo están comiendo todo porque manejan el 90 por ciento del transporte turístico”. Artiles apunta que esas compañías que prestan con sus autobuses y microbuses diversos servicios de transporte en las islas, como el discrecional o el escolar, están haciendo el trabajo que correspondería a los taxis. “Los microbuses, en el 90 por ciento de los casos, como pasa en el aeropuerto de Gran Canaria, van solo con dos, tres o cuatro pasajeros. Las agencias de viajes están derivando reservas de taxis a estas empresas de transporte, tengan o no licencias VTC, que las cubren con esos vehículos, y además a menor precio”, se queja. Un nubarrón que podría poner en peligro la calma que hasta ahora reina entre las VTC y los taxis en las islas.

Datos para una polémica

Licencias. En Canarias, el número de licencias de taxis se eleva a las 5.925, frente a las 195 de VTC.

Vehículos. La Ley 13/2007 de Transportes por Carretera de Canarias exige que los vehículos destinados a prestar servicios de VTC tengan un valor mínimo de adquisición de 50.000 euros, que deberá incrementarse en 6.000 euros por plaza adicional.

Requisitos. Los conductores de vehículos VTC deberán acreditar conocimientos de, al menos, un idioma extranjero.

Normas