El Banco de España multa a Euro Exchange por vender divisas extranjeras sin autorización

El supervisor sanciona a la firma por múltiples irregularidades

Cartel publicitario en el exterior de la sede de Euro Exchange con las palabras "sell" y "venta" tapadas por folios.
Cartel publicitario en el exterior de la sede de Euro Exchange con las palabras "sell" y "venta" tapadas por folios. Fernando Belinchón

A pesar de que generalmente es la CNMV el supervisor que tiene la costumbre de lanzar advertencias a los mercados sobre irregularidades en empresas o sobre chiringuitos financieros que pueden penalizar a los inversores y ahorradores, en este caso, el Banco de España es el que ha dado la voz de alarma sobre una entidad.

El máximo supervisor bancario español ha interpuesto multas firmes por la vía administrativa a Euro Trading & Financial, la empresa detrás de la casa de cambio de divisas Euro Exchange, y a su administrador Luis Alberto Gasparini por dos infracciones graves y una muy grave. En total, la cuantía económica de las sanciones asciende a 220.800 euros, de los cuales 183.000 son a cuenta de la empresa y 37.800 por responsabilidad directa de Gasparini.

Según indica el Banco de España en su página web, la multa de carácter muy grave se ha producido porque la entidad ha llevado su contabilidad con "irregularidades esenciales que impiden conocer su situación patrimonial y financiera". También, según recoge el supervisor, la empresa propietaria de la casa de cambios de divisa Euro Exchange, ha estado "realizando operaciones de venta de moneda extranjera sin contar con la preceptiva autorización previa" e "incumpliendo el deber de registro de las operaciones en la forma prevista".  

La ley actual que regula a los locales de cambio de divisas distingue entre dos tipos de licencia para estos establecimientos: una para los que se dedican a una actividad principal que no tiene carácter financiero (hoteles, agencias de viaje, etc) y que solo tienen autorización para comprar moneda extranjera e intercambiarla por euros; y otra para aquellos locales cuya actividad principal es el cambio de divisas y que cuentan con el permiso de no solo comprar, sino también de vender monedas extranjeras a cambio de euros.

Las diferencias entre las exigencias de un tipo de licencia y la otra son sustanciales. En el caso de la que solo autoriza la compra de divisas extranjeras, puede solicitarla cualquier persona física o jurídica con el único requisito de la "honorabilidad" de los altos cargos de la empresa para recibir el visto bueno del Banco de España. A posteriori, la persona o empresa autorizada ni siquiera tiene la obligación de aparecer en el registro de entidades de casa de cambios de divisas del máximo supervisor bancario español.

Para obtener la autorización de compraventa de divisas, la que deben solicitar las firmas dedicadas en exclusiva a este negocio, se debe constituir una sociedad anónima con un capital mínimo de 60.000 euros y contar con procedimientos y órganos adecuados de control interno y de comunicación para prevenir operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales. Además, estas entidades aparecen en el registro de establecimientos de compra y venta de moneda extranjera del Banco de España.

Según su memoria del ejercicio 2017, Euro Trading & Financial tiene como objeto social la "explotación de locales de hostelería y la prestación de servicios financieros y de pago". Este apunte sumado a la multa recibida y a su no aparición en el registro de entidades de cambio de divisas del Banco de España, apuntaría que Euro Exchange se habría extralimitado más allá de las actividades para las que estaba autorizada al vender divisa extranjera. En la actualidad, solo 15 sociedades en toda España están habilitadas para ello.

Euro Trading & Financial, con sede social en las cercanías de la plaza de Callao, cuenta con tres casas de cambio en la capital. Además, tiene actividad en Barcelona. Según la última memoria depositada por la entidad en el registro mercantil, en el ejercicio 2017 obtuvo un resultado neto de 163.684,89 euros.

Normas