Regulación

Calviño anuncia una reforma integral del modelo de supervisión del Banco de España y la CNMV

La ministra plantea un libro blanco y anticipa un modelo dual con uno de los vigilantes centrado en la conducta y otro en la solvencia de las entidades

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Foro Cinco Días.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Foro Cinco Días.

La ministra de Economía ha explicado hoy en el Foro Cinco Días que una de las reformas que llevará a cabo un eventual Gobierno liderado por el PSOE es una remodelación integral de los supervisores financieros: la CNMV, el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Para ello, propone empezar por un libro blanco para realizar las consultas a todos los expertos y poder avanzar con seguridad en la reforma.

“Hemos estado trabajando mucho con la CNMV, el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) para realizar un libro blanco con el objetivo de diseñar el modelo de supervisión”, ha explicado Nadia Calviño. Así, ha mencionado explícitamente la recomendación de la Comisión de investigación de la crisis financiera del Congreso de los Diputados, que aboga por el modelo twin peaks.

Con la fórmula twin peaks, el Banco de España y el BCE se encargarían de todos los aspectos relacionados con la solvencia de brókeres, bancos y aseguradoras, mientras que la CNMV vigilaría que las actuaciones de todas estas entidades sean adecuadas. Este es el modelo adoptado en Reino Unido, con la Financial Conduct Authority (FCA) por un lado y el Banco de Inglaterra, con la Prudential Regulation Authority (PRA), por otro. Sebastián Albella, el presidente de la CNMV, ha expresado en numerosas ocasiones que este es su modelo preferido.

La actual titular de Economía concreta así el programa electoral del PSOE, que en este tema solo menciona la intención de reformar los organismos reguladores y supervisores de los mercados, “dotándolos de mayor independencia y recursos, mejorando la selección de sus consejeros y garantizando una mayor protección de los consumidores”.

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ni siquiera es ahora independiente, pues está empotrada en el Ministerio de Economía. De este modo, la ministra ha indicado que hay que evaluar cómo “articular mejor la supervisión de los seguros y de los bancos, porque hay una creciente interrelación entre ambos”. También ha mencionado el problema de la supervisión de las firmas de auditoría, ahora en manos del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), con la de los mercados, que pertenece a la CNMV.

El anterior Ejecutivo planteó una reforma "tripolar", con la CNMV y el ICAC unidos, el Banco de España y una Autoridad Independiente de Seguros y Planes de Pensiones, con el objetivo de que esta última sustituyera a la actual DGSFP. También se incluyó la creación de una oficina para la protección de los usuarios de los servicios financieros y de los inversores financieros.

El presidente del Gobierno anunció en noviembre, al tiempo que adelantó que regularía la ley de crédito hipotecario para que sean los bancos en lugar de los clientes quienes paguen el impuesto hipotecario, que crearía la autoridad de protección del cliente financiero. “No nos ha dado tiempo a lanzar la consulta. Es una de las primeras cosas que habrá que hacer cuando se forme nuevo Gobierno”, ha reconocido Nadia Calviño. La ministra ha añadido que su creación, en sí misma, “implica una cierta reforma en la forma de actuar de los principales supervisores financieros”.

Normas