Uber confirma que dejará Barcelona mientras crece la tensión en Madrid

Los taxistas vuelven a cortar carreteras en los alrededores de Ifema

huelga taxis
Unidades de intervención policial, ante la concentración de taxistas en los alrededores de Ifema. EFE

Tras una madrugada de infructuosas negociaciones, la tensión ha marcado la mañana en Madrid, donde los taxistas han pasado la noche concentrados en los alrededores de de Ifema, donde se celebra Fitur. Centenares de ellos madrileños han cortado en varias ocasiones la M-40, donde se han registrado encontronazos con la Policía Nacional, que ha cargado contra los manifestantes y ha practicado una detención. 

Según ha podido comprobar Efe, la Policía Nacional se ha llevado del lugar a uno de los taxistas al grito de "que lo suelten" de alguno de sus compañeros, a la espera de saber si se trata de una detención o una identificación.  Por otra parte, un agente de la Policía Municipal de Madrid ha sido agredido este miércoles en la glorieta Juan de Borbón de la capital, en las inmediaciones de Ifema, donde continúan las protestas de los taxistas por tercer día consecutivo con motivo de la regulación de los servicios de Vehículo de Alquiler con Conductor (VTC).

La tensión se ha disparado después de que anoche quedaran rotas las negociaciones entre las asociaciones de taxis de Madrid y el gobierno regional. Pasadas las 2 de la madrugada se dio por terminada la reunión. Fuentes del sector del taxi aseguran a CincoDías que el encuentro fue "frustrante". "La Comunidad hace un discurso grandilocuente sobre un segundo borrador de decreto ley y ofrece al final otro idéntico al primero. Así no se puede avanzar", asegura esta fuente.

Hoy, la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, ha descartado que la Comunidad de Madrid apruebe una solución para el sector del taxi como la alcanzada ayer en Barcelona, y aunque mantiene abierto el diálogo, "no va a ceder a ningún chantaje" de ningún sector. "Me temo que no" lograrán en Madrid un acuerdo como el que alcanzaron ayer los taxistas de Barcelona sobre el tiempo de precontratación de los VTC, ha dicho Gonzalo al ser preguntada al respecto. "La Comunidad de Madrid ha hecho lo que tiene que hacer, que es buscar una solución definitiva para el sector, que efectivamente lleva varios años reivindicando una solución a su problemática", según Gonzalo que estuvo reunida con ellos esta madrugada hasta las tres de la mañana.

Desde el sector del taxi ya señalaron anoche a este periódico que no "se conformarán con menos" de lo aprobado en Barcelona. También apuntaron que esperan que los taxistas de Barcelona bajen a Madrid a apoyarles, después de que hayan cerrado el acuerdo con la Generalitat, una vez hayan votado a las 11 de esta mañana aceptar las propuestas que el Govern les hizo ayer. Respecto a la precontratación de los servicios VTC, el Gobierno de Cataluña ha ofrecido fijar por ley un plazo mínimo de 15 minutos para poder contratar un Uber o un Cabify. Pero el decreto incluirá una disposición adicional en la que dará postestad al Área Metropolitana de Barcelona para ampliar hasta una hora el tiempo de precontratación.

Otros puntos clave de la ley que aspira a aprobar la Generalitat el próximo martes, con el fin de que entre en vigor el miércoles, es que los VTC no podrán estar geolocalizados cuando el usuario abra la aplicación de Uber y Cabify y sus vehículos tampoco podrán circular por la calle ni estar estacionados en vía pública si no tienen un servicio asignado. El Govern también se ha comprometido a defender en los tribunales cualquier impugnación al nuevo reglamento del AMB, algo importante pues Unauto, la patronal de las empresas VTC ya ha advertido que denunciará por la vía judicial estas medidas y que podría costar 1.000 millones a las autoridades catalanas en indemnizaciones. Ayer, Uber y Cabify amenazaron con abandonar Barcelona si la Generalitat aprueba el decreto ley tal y como ayer lo plantearon.

Decisión clave en Barcelona

Hoy los taxistas catalanes tomarán una decisión trascendente para su futuro: aceptar o no el contenido del decreto ley que les ha propuesto el Gobierno catalán. ¿Cómo lo harán?

Los taxistas están convocados para votar y deberán llevar su licencia si es propietario o la credencial si es asalariado. Las opciones que se encontrarán antes de introducir su voto en una urna serán tres: la de seguir en huelga y no aceptar el decreto, levantar el paro y aceptar el texto o dar una tregua al gobierno regional y si la Generalitat no cumple con lo prometido volver a activar el paro en el Mobile World Congress, que tendrá lugar a finales de febrero.

La votación está marcada por la tensión y la división entre el colectivo, que ha sido patente con la dimisión de los miembros de Élite Barcelona y de su líder, Alberto Alvarez, del comité de huelga. Si bien la convocatoria inicial era a las 11 horas, finalmente la votación arrancará a las 16, después de un acalorada discusión entre los taxistas.

Normas