INE

La población aumenta hasta los 46,7 millones gracias a la inmigración

La recuperación económica consolida el crecimiento poblacional iniciado en 2015

La población aumenta hasta los 46,7 millones gracias a la inmigración

La población de España sigue creciendo, en gran medida, gracias a la llegada de inmigrantes. En el primer semestre del año, el número de personas residentes en el país aumentó en casi 75.000 hasta alcanzar un total de 46,7 millones, según los datos provisionales publicados este jueves por el INE. Los extranjeros compensan un saldo vegetativo negativo (mueren más personas de las que nacen) y el balance entre los españoles que se van y los que vuelven tiende prácticamente a equilibrarse tras años con un elevado saldo negativo a causa de la emigración. 

Tras cinco semestres consecutivos al alza, España ya tiene 46.733.038 habitantes. Se consolida así, según el INE, el crecimiento de la población iniciado en el segundo semestre de 2015. La cifra casi roza el récord de los 46,8 millones de habitantes alcanzado en el primer semestre de 2012, tras lo cual el país empezó a perder residentes por la salida de extranjeros y nacionales debido a la crisis económica. De enero a junio de 2018, el número de personas que vivían en España aumentó en 74.591, un 0,43% más que el semestre anterior, y el mayor incremento en los últimos cinco semestres. Una tendencia que refleja la buena marcha del ciclo económico, que atrae de vuelta a muchos trabajadores. 

En los primeros seis meses del año, murieron más personas de las que nacieron, lo que resultó en un saldo vegetativo negativo de 46.273 personas. Esa pérdida de población se compensó gracias a un saldo migratorio positivo de 121.564 personas, una cifra tres veces mayor a la del primer semestre del año pasado. En total, 287.882 personas establecieron en España su residencia (un 23% que de enero a junio de 2017), mientras que 166.318 abandonaron el país (un 15,6% menos).

Extranjeros

De todos los llegados, el 86% eran extranjeros, lo que hizo que este colectivo alcanzase los 4,6 millones de personas en España. Así, los extranjeros representan ya el 9,98% de la población, aunque el récord se batió en el segundo semestre de 2009, cuando llegaron a ser 5,4 millones y el 11,7% del total. El saldo migratorio de los extranjeros en el primer semestre fue de 123.254 personas, un 61% más que en el mismo periodo del año pasado.

De enero a junio, las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la marroquí (con 25.739 llegadas), la colombiana (23.454) y la venezolana (20.775). Por el contrario, aquellos que más dejaron el país fueron los rumanos (19.946), los británicos (13.510) -en gran medida debido a la incertidumbre del Brexit- y los marroquíes también (11.249). Estos últimos son extranjeros más numerosos en España, con 682.000 personas, seguidos por los rumanos (673.00) y los británicos (285.000). 

Nacionales

De todos las personas que establecieron su residencia en España en los primeros seis meses del año, 39.166 (el 13,6%) eran españoles. Se trata de la cifra más alta de los últimos años. 

De hecho, tras muchos años de severa emigración, en el primer semestre del año la diferencia  entre los españoles que se fueron y los que llegaron estuvo prácticamente equilibrada, con apenas un saldo negativo de 1.690 personas. La cifra está lejos de la del 2015, cuando el saldo negativo alcanzó las casi 26.000 personas. Ese año, el desequilibrio entre llegadas y salidas tocó fondo y empezó progresivamente a disminuir.

Con todo, no se trata tanto de que ahora menos españoles emigren, sino de que hay más que deciden volver. Desde el primer semestre de 2015, el número de emigrantes españoles apenas se ha reducido un 15% (hasta las 40.856 personas), mientras que el de los que retornar ha crecido un 75%, hasta los 39.166.

Otro dato curioso es que, a pesar de que Reino Unido fue el segundo país (tras Venezuela) del que retornaron más españoles, también fue sin embargo el primer destino elegido para emigrar. De enero a junio, se fueron más de doble de españoles a la isla británica (8.879), de los que volvieron (3.437). 

Normas