España no envejecerá como Japón: 8 millones de inmigrantes y el alza de la natalidad lo impedirán

La Airef enmienda al INE y a Eurostat y prevé que la población española en edad de trabajar se mantenga en los próximos 30 años

El nuevo cálculo espera la llegada de unos ocho millones de extranjeros y que las mujeres tengan dos hijos de media en 2050

Previsiones demográficas pulsa en la foto

España no se 'japonizará' en las próximas décadas, tal y como preveían las actuales proyecciones oficiales de población que habían realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la oficina europea de estadísticas (Eurostat). Esa es la principal conclusion de las nuevas previsiones poblacionales que ha calculado la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), con un método que, a diferencia de los del INE y Eurostat, sí incluye distintos escenarios relacionados con la economía que podrían afectar a las tres variables que determinan la evolución de la población: la fecundidad, la llegada de inmigrantes y la esperanza de vida.

 Así, según la Airef en 2050, la población española en edad de trabajar (entre 16 y 66 años) se situará en un nivel similar al actual --en torno a los 30 millones de personas-- frente a las actuales proyecciónes oficiales del Ine y de Eurostat que prevén una caída de 7 y 5 millones de activos, respectivamente, para dentro de tres décadas.

 Fuentes de la Airef han explicado cómo los distintos escenarios socioeconómicos del país en los próximos 30 años podrían repercutir en las variables de población para llegar a un resultado final en el que el envejecimiento de la población española no sea tan dramático como el que auguran el INE o Eurostat que no tienen un enfoque de diferentes probabilidades de lo que pueda ocurrir, por ejemplo, con las políticas de natalidad, del mercado de trabajo o sanitarias. Según esto, los técnicos de Airef, recogen la posibilidad de que la tasa de dependencia -porcentaje de trabajadores mayores de 66 años sobre el total de quienes están en edad de trabajar- no sea del 60% que reflejan las proyecciones actuales del INE en 2050. 

Por el contrario, los nuevos cálculos presentados hoy consideran que la evolución de la tasa de fecundidad, de la población inmigrante y de la esperanza de vida podrían hacer que esta tasa se sitúe entre el 45% y, solo en el peor de los escenerarios, llegue al 60% dentro de 30 años. 

¿Por qué se han rectificado las proyecciones oficiales?

En el terreno de la fecundidad, por ejemplo, consideran que hay margen para converger progresivamente en la tasa de natalidad de otros países europeos, acercándose del actual 1,3 a una horquilla de entre 1,8 y 2 hijos por mujer en 20150 frente a los cálculos del INE que esperan que esta tasa se mantenga en el 1,4 las próximas tres décadas. Si bien los responsables de estos cálculos han advertido hoy de la importancia de que se adopten las políticas sociales adecuadas para el fomento de esta mayor natalidad. Aunque reconocieron que la mera evolución del mercado laboral, en el que faltará mano de obra, ayudarán a esta mejora de la natalidad. 

Este mismo efecto de falta de mano de obra, junto a boom demográficos como los que se prevén, por ejemplo, en el continente africano, han llevado a los autores de estas previsiones a aumentar también considerablemente la llegad de inmigrantes en comparación con los cálculos del INE. En concreto, prevén que lleguen a España entre 250.000 y 270.000 inmigrantes netos cada año, fundamentalmente de América Latina y África, frente a una previsión de unos 44.000 anuales del INE. Según esto, llegarían a España cerca de 8 millones de inmigrantes de aquí a 2050

Según la Airef, esto llevaría el stock de población extranjera en España --actualmente fijado en el 10%-- a entre un 13,2% y un 16,7%, con lo que se mantendían tasas similares a las de los países del entorno europeos.

En cuanto a la esperanza de vida, estas nuevas previsiones no esperan grandes variaciones y calculan que siga aumentando de forma igualmente estable a cómo lo viene haciendo en los últimos años, si bien destacan las dificultades de calcular distintos escenarios ante la aparición de fármacos o avances tecnológicos complicados de calcular. Lo que sí han considerado es que la reducción de la mortalidad infantil tiene poco recorrido de mejora.

Ante estas previsiones demográficas, bastante menos pesimistas que las oficiales hasta ahora, la Airef ha hecho su propia previsión de evolución del gasto en pensiones que hará público en los próximos días. Fuentes de la Airef avanzaron que su calculo apunta a un aumento del gasto en pensiones sobre el PIB, pero con un crecimiento “más contenido”.

 

 

 

 

Normas