Roig: “La economía va igual que en 2017, pero la gente está más acojonada por el lío autonómico”

"Es imprescindible ganar dinero, hay que decirlo con la boca llena. La empresa que no gana dinero, cierra”

“Los empresarios tenemos que salir del armario y decir que si España va bien es también por nuestra culpa”

Desde Carnicerías Roig a Mercadona han pasado 80 años y en ese período se ha gestado un gigante empresarial en España con 1.619 supermercados, 84.000 trabajadores y 22.915 millones de facturación. Al frente del gigante de la distribución se encuentra Juan Roig, uno de los empresarios más reconocidos en España, que ha impartido esta mañana una conferencia de 45 minutos, algo inusual en una persona poco dada a las comparecencias públicas, en la que ha tratado de explicar ante otros 400 empresarios las razones del éxito de una cadena de supermercados que afronta como principales desafíos a corto plazo su crecimiento hacia Portugal y la digitalización. 

Roig  ha afirmado que este año, debido al "lío político autonómico", la sociedad está "más acojonada", pero la economía "va igual" que en 2017 y lo único que ha cambiado son algunos elementos.

Roig reconoció que uno de los principios que ha tratado de inculcar a sus empleados es el de ir a contracorriente. “El loco y el inteligente se parecen en que van a contracorriente, pero uno no tiene razón y el otro sí”, aseguró durante su charla. Un convencimiento que le llevó, en un ejercicio inusual, a reconocer y confesar algunos de los errores que ha cometido desde que creó Mercadona (nombre generado por su hermano a partir del italiano Mercadonna) en 1981. Y uno de los más sonados fue su rechazo al proceso de la digitalización. “Dije que no creía en el Mercadona online: hoy creo que sí es rentable”, aseguró Roig, quién sin embargo no se atrevió a valorar en cuanto tiempo el negocio digital tendrá un peso superior al físico. “Lo que pase dentro de diez años lo diré dentro de diez años”, recalcó. 

Otro de los principios a los que se refirió como vitales en su recorrido empresarial ha sido el de dar antes que recibir. “En la vida tienes que dar para poder recibir. Si quieres recibir algo, hay que dar antes. Esta enseñanza la aprendimos de nuestra madre. Hay que dar y pedir a la vez que exigir. Eso se lo recalcó a los trabajadores como una de las razones del éxito de la empresa”, aseguró. 

El presidente de Mercadona también trató de desmontar la mala imagen que se ha generado en la sociedad sobre los empresarios, en especial a partir de la crisis y sus efectos negativos sobre las clases medias y bajas. “Igual que las personas no solo viven para comer, las empresas no solo existen para ganar dinero. Pero las empresas no pueden vivir sin beneficios y las personas necesitan comer para vivir. Si necesitáramos maximizar beneficios, nos dedicaríamos a la droga, que es donde se gana dinero”, recalcó visiblemente contrariado sobre la visión actual sobre los empresarios. “Es imprescindible ganar dinero, hay que decirlo con la boca llena, la empresa que no gana dinero, cierra”, recalcó. 

Roig también aprovechó su discurso para hacer un ejercicio de autocrítica. “Nosotros también tenemos la culpa de esa mala imagen. Hay algunos que han sido malos empresarios y no hemos dicho nada. Tenemos que salir del armario, cada uno en nuestros sectores y decir que si el país va bien, es también por culpa nuestra”. Respecto a la situación econó

Normas