Javier Campo: “Las subidas de impuestos penalizarán el crecimiento y el empleo”

La patronal de las empresas del gran consumo y la distribución celebra desde hoy el 33 Congreso Aecoc

Su presidente alerta del impacto para el sector de las subidas de impuestos o del salario mínimo

Javier Campo, presidente de Aecoc
Javier Campo, presidente de Aecoc

Los sectores de la distribución y el gran consumo tienen entre hoy y mañana su punto de encuentro anual: el Congreso Aecoc. La asociación, que representa a más de 30.000 empresas de estos sectores, organiza por 33 edición una cita que sirve de reunión para cerca de 1.000 ejecutivos de esta rama de actividad. Entre ellos, los consejeros delegados a nivel mundial de Heineken y Nestlé, Jean-François van Boxmeer y Mark Schneider, además de Juvencio Maeztu, director financiero de Ikea Group o el responsable en Europa del retailer online chino JD.com
El presidente de Aecoc, Javier Campo, reflexiona sobre la situación del gran consumo y de la distribución, también de su futuro y de las medidas políticas que pueden afectar a su desarrollo.

¿Qué grandes retos centran ahora las agendas de las empresas del gran consumo?

En estos momentos tienen tres retos fundamentales que, además, están alineados con las prioridades de Aecoc. Una es aumentar la competitividad y la productividad del sector; otra, mejorar la sostenibilidad desde un punto medioambiental pero también social y económico; y por ultimo todo lo que tiene que ver con la multicanalidad, la digitalización y la implantación de las nuevas tecnologías que van a cambiar radicalmente los modelos de negocio.

¿Cómo cree que pueden alcanzarse estos objetivos?

Fundamentalmente aplicando las nuevas tecnologías. Todo lo que tiene que ver con inteligencia artificial, radiofrecuencia, reconocimiento facial... Tecnologías que van a permitir incrementar la productividad y que van a cambiar la manera en que hemos tenido de gestionar nuestras empresas hasta la fecha.

El lema del congreso tiene que ver con el consumidor. ¿Conocerle bien es la mayor dificultad?

Este es un tema que siempre ha estado en el centro de la actividad de las empresas de gran consumo. Pero conocerle hoy no es tan fácil porque no hay un único consumidor. Ha evolucionado y lo que hay que intentar es ser capaces de comprender sus necesidades de una manera muy individual para poder estar a la altura de las expectativas que ellos tienen.

¿Hasta qué punto deben usar las empresas la información que tienen de sus usuarios para poder conocerles?

Este es un tema que se ha clarificado bastante con la última ley de protección de datos. El sector es muy consciente de sus responsabilidades en este aspecto, y no van a utilizar los datos de ninguna manera sin un acuerdo previo del consumidor. Hay muchas bases de datos de consumidores vinculadas a programas de fidelización o a otros tipos de actividad, como tarjetas de crédito, y estoy seguro de que se está cumpliendo la última legislación que se ha puesto en marcha.

En la distribución hay empresas líderes, como Inditex, pero otras que viven dificultades, como Dia, ¿cómo analiza la situación de este sector?

Los retailers españoles están haciendo en general un buen trabajo. En la moda tenemos Inditex y otras empresas con una fuerte implantación internacional. Este sector es ahora mismo una referencia internacional. La alimentación es muy competida, se esta invirtiendo mucho en la renovación de tiendas, y a nivel de precios es un país que esta entre los más baratos de toda Europa. En conjunto es un sector que está haciendo bien su trabajo.

La mejora de la competitividad, de la sotenibilidad y la multicanalidad son los grandes retos que afronta el sector

El ritmo de crecimiento económico parece frenarse. ¿Les preocupa las consecuencias que pueda tener en el consumo?

Es cierto que ritmo económico parece que se está ralentizando. Este es el primer año de los últimos cinco en el que se revisan a la baja las expectativas de crecimiento. En gran consumo llevamos una caída acumulada del 0,9% en volumen, y con la inflación nos estamos yendo a un 2% en valor. Pero el índice de confianza de los consumidores,que es el importante para nosotros, ha caído en septiembre un 12%, el mayor descenso de los últimos dos años y medio, lo que nos hace ver con cierta precaución el final del año.

¿A qué factores lo achacan?

Creo que hay una doble componente. El crecimiento se está frenando en el conjunto de Europa, lo que también se extiende a España. Pero el índice de confianza tiene mas que ver con razones internas.

¿Cree que influyen las subidas de impuestos anunciadas?

El índice de confianza no entra a detallar los motivos. Los presupuestos que se están planteando ahora no llegan aún al gran público de manera directa. Es verdad que esos presupuestos, en la medida que van a tener subidas impositivas relevantes, van a penalizar el crecimiento y la creación de empleo para el año que viene.

¿Les preocupa el tipo mínimo de sociedades? ¿Y la subida del salario mínimo?

Subir los impuestos en general, y en particular el IRPF y Sociedades, va a penalizar el crecimiento el año que viene. El salario mínimo también va a penalizar la creación de empleo. Alguna asociaciones empresariales dan bajadas de empleo que superan las 150.000 personas. Seguramente lo veremos en 2019.

¿Qué efectos puede tener la deriva proteccionista en el comercio internacional?

El proteccionismo comercial lo que hará será reducir el crecimiento mundial. No lo vemos todavía porque las medidas no se han implantado, pero será una causa directa que afectará al crecimiento mundial, que este año ya ha bajado al 3,7 del 3,9 del año pasado. Lo que más nos puede afectar es el brexit, por la importancia que tiene para las exportaciones españolas y para el turismo, ya que el 23% de los turistas que recibimos son británicos. Habrá que ver como se concreta, no esta nada clara la fórmula final, pero para nosotros Reino Unido es un mercado importante tanto para las exportaciones como para el empleo.

Normas