Los autónomos rechazan cotizar trimestralmente como quiere Podemos

ATA y UPTA quieren cotizar por tramos y ajustar la cuota al final del ejercicio

Los cambios del RETA podrían retrasarse por la situación financiera de la Seguridad Social

Los autónomos rechazan cotizar trimestralmente como quiere Podemos

Las asociaciones de trabajadores autónomos, ATA y UPTA, han rechazado hoy de plano la propuesta presentada este lunes por Unidos Podemos para que estos trabajadores paguen sus cotizaciones a la Seguridad Social trimestralmente.

Actualmente estos pagos –que se realizan en función de una base de cotización que los autónomos eligen libremente y que no está relacionada con sus ingresos– se realizan mensualmente. Si bien, los trabajadores por cuenta propia pueden modificar su base de cotización hasta cuatro veces al año, si así lo consideran conveniente para adecuarlo a sus ganancias. No obstante, estos cambios de base de cotización no son muy habituales si se tiene en cuenta que ocho de cada diez autónomos cotizan todo el año por la base mínima de cotización.

“No sabemos de dónde ha salido esa propuesta de Unidos Podemos, pero desde luego no está negociada con las asociaciones de autónomos, ni se ha visto en el seno de la subcomisión parlamentaria para la reforma del Régimen Espacial de Trabajadores Autónomos (RETA) que acaba de terminar sus trabajos en el Congreso de los Diputados”, ha asegurado hoy Eduardo Abad, secretario general de UPTA.

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha rechazado también la propuesta de los socios del Gobierno de Pedro Sánchez y defendió los cambios del régimen de autónomos que se han acordado en la citada subcomisión parlamentaria.

En concreto, se ha referido al acuerdo para que los autónomos sigan escogiendo libremente su base entre los futuros tramos de cotización que se establezcan en un futuro. Y una vez que haya transcurrido un año, el autónomo podrá ajustar sus cotizaciones realizadas en el ejercicio para adecuarlas a sus ingresos.

Ambos representantes del colectivo han coincidido en que es necesario que pase un año como mínimo, y no solo tres meses, para que el autónomo sepa si puede o no cotizar más o menos.

En cualquier caso, todos los cambios del sistema de cotización de los autónomos que se están negociando solo se producirán cuando la subcomisión que los estudia emita su dictamen. Dicho informe podría estar listo como pronto en el mes de noviembre.

Según Abad, existe el compromiso del Gobierno de transformar ese dictamen en un proyecto de ley para cambiar el sistema de cotización en antes de que finalice este mismo año. El cambio principal consistirá, a falta del diseño final, en el establecimiento de unos tramos de cotización para adecuar más lo que aportan los autónomos al sistema de pensiones a sus ingresos reales. Asimismo, se podría fijar una cuota superreducida para aquellos con ingresos inferiores a la base mínima de cotización (actualmente fijada en 932,87 euros).

Si bien otras fuentes apuestan porque la debilidad parlamentaria del Gobierno podría retrasar cualquier tipo de cambio de calado en el RETA como los que se están estudiando.

El secretario general de UPTA, Eduardo Abad, ha presentado hoy una propuesta de modificación legal, para que la Seguridad Social reembolse a los autónomos su cuota mínima (270 euros) durante el periodo en el que este trabajador esté de baja médica por incapacidad temporal. El reembolso formaría parte de la prestación por estar de baja laboral.

Sin embargo, otras fuentes indican que la modificación legal que estaría estudiando la Seguridad Social en este sentido implicaría una sobrecotización del 0,1% (unos 30 euros al año) y el reembolso de la cotización solo se realizaría en bajas de más de 60 días de duración. En cualquier caso el diseño y el momento para aprobar esta medida están aún muy en el aire, por la difícil situación financiera que atraviesa la Seguridad Social.

Normas