La libra vive la mayor caída en año y medio ante el riesgo de un ‘brexit’ sin acuerdo

La moneda baja un 1,5%, el descenso más fuerte desde que May perdiera el mayoría absoluta en el Parlamento

La bronca entre la UE y Reino Unido pesa a los mercados a seis meses del 'brexit'

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, comparece tras la frustrada cumbre europea en Salzburgo.
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, comparece tras la frustrada cumbre europea en Salzburgo.

La libra registra la mayor caída desde junio de 2017 ante el riesgo de un brexit sin acuerdo. La moneda británica baja este viernes un 1,5% y se cruza a 1,3 dólares tras la cumbre europea de Salzburgo, en Austria, en el que todos los países de la Unión Europea (UE) rechazaron el proyecto de Theresa May, primera ministra de Reino Unido, para una salida suave de Reino Unido de Europa.

La divisa registra así la mayor caída desde que el 7 de junio de 2017 Theresa May perdiera la mayoría absoluta en el Parlamento británico. La premier perdió unos comicios que adelantó para reforzarse en su postura sobre el brexit.

Mientras el tiempo se agota, las diferencias se acentúan y los mercados reaccionan. La UE le exigió a May que presente una alternativa a su propuesta en un mes cuando quedan solo seis meses para el 29 de marzo, fecha de salida de Reino Unido de la UE. 

El temor a un brexit no acordado pesa en los mercados. Y declaraciones como la del presidente francés, Emmanuel Macron, contribuyen a tensar más la situación. El mandatario llegó a tachar el jueves de "inaceptable" el plan de May.

"Ha llegado la hora de la verdad", se ha sumado Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, con firmeza, al igual que los 27 países de la UE que provocaron que May vuelva "humillada" a Reino Unido, según afirman algunos medios de comunicación británicos.

El Gobierno de May no se quedó callado. El ministro James Brokenshire ha dicho que la UE debe aceptar el proyecto de Reino Unido porque la alternativa es que no haya acuerdo. Sin embargo, horas después este viernes, la primera ministra compareció y ofreció una visión menos combativa. May destacó el respeto con el que ha tratado a la UE y pidió que también propongan alternativas para acordar el brexit. “He mostrado durante todo el proceso negociador respeto a la UE. Reino Unido exige ese mismo respeto”, afirmó May, que trata de endurecer su discurso frente a Bruselas para aplacar, al mismo tiempo, las dudas que crecen dentro del propio partido conservador. 

Normas