La negativa de la oposición complica el alza del IRPF que estudia Hacienda

El Gobierno admite que solo impulsará la medida si logra más apoyos

El PP asevera que lo que “ahora toca” es bajar todos los impuestos

La ministra de Educación, FP y Portavocía del gobierno Isabel Celaá.
La ministra de Educación, FP y Portavocía del gobierno Isabel Celaá.

La nueva medida estrella de la negociación fiscal abierta entre el Gobierno y Unidos Podemos para consensuar los Presupuestos Generales de 2019, un incremento del IRPF para rentas superiores a los 150.000 euros, podría no pasar de esa mesa de trabajo a dos bandas aunque haya acuerdo entre las partes. La oposición frontal de PP y Ciudadanos a unas cuentas públicas con más gasto social soportado con nuevos tributos y la advertencia del PDeCAT de que no apoyará un mayor gravamen a las rentas altas parece dejar la propuesta sin opciones de prosperar en ninguno de los dos bloques parlamentarios que se fraguaron en torno a la moción de censura.

El propio Ejecutivo, que de momento se ha limitado a aceptar analizar la medida junto a Podemos, aclaró el viernes que no impulsará el plan si no logra recabar más apoyos. “Cualquier negociador hábil sabe que si quiere tener un acuerdo tiene que transar con varios interlocutores y centrar el mínimo común denominador. Ese es el trabajo que está haciendo el Gobierno, un trabajo de orfebre en el que se irá avanzando día a día”, expuso la ministra portavoz, Isabel Celaá al término del Consejo de Ministros del viernes. “Ahora todavía no tenemos diagnóstico sobre cuáles van a ser los goznes para sujetar los Presupuestos  del Gobierno”, aseveró para tranquilizar a los partidos nacionalistas de Cataluña y País Vasco, cuyo voto necesita tanto como el de Podemos.

De momento, el PDeCAT ha advertido que no apoyará un alza de rentas –el gravamen autonómico catalán llevaría el nuevo tipo al 52%– e insta a Hacienda a buscar los recursos adicionales que requiere mejorando la lucha contra el fraude.

La oposición del Partido Popular fue aún más frontal. El vicesecretario de organización del partido, Javier Maroto, advirtió el viernes de que su formación “dificultará” la aprobación de unos Presupuestos que conlleven subidas impositivas. En declaraciones a la SER, Maroto sostuvo que lo que “ahora toca” es bajar todos los impuestos. “Cada vez que viene el PSOE al Gobierno lo que hacen es subir impuestos, acabar con el crecimiento económico y generar más paro”, añadió, por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado. “No lo vamos a permitir”, clamó en un acto de los populares en Alora (Málaga), según recoge Europa Press. “Nosotros queremos que la recuperación económica no se ponga en riesgo”, concluyó.

Este último fue exactamente el mismo mensaje que trasladó Ciudadanos al Gobierno el pasado viernes, sosteniendo que la mejora de la economía podría verse truncada si continúa lo que denominaron la “podemización” de la política del Ejecutivo. “Nos va a salvar” la falta de apoyo parlamentaria a las subidas de impuestos que Hacienda está negociando con Podemos, sostuvo el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas.

A falta de conocer si la letra pequeña de la subida fiscal a las rentas altas convence a ERC y a PNV, de momento las cifras dan la razón al representante de Ciudadanos en cuanto a la falta de avales parlamentarios para que la medida prospere. Habrá que esperar a ver si la aritmética desanima al Ejecutivo a explorar esta vía o si la negociación que ha abierto con Podemos se abre a otros grupos para tratar de sumar apoyos.

Normas