Los 'riders' de Deliveroo son falsos autónomos

Un juzgado de Valencia da la razón a un empleado que demandó a la compañía

Inspección de Trabajo ya indicó que los repartidores debían tener consideración de asalariados

Los 'riders' de Deliveroo son falsos autónomos

Los repartidores de Deliveroo son falsos autónomos. Así lo ha sentenciado el juzgado de lo Social número 6 de Valencia, en la primera decisión judicial contra la compañía de reparto de comida a domicilio, tal y como ha adelantado ElDiario.es. 

La jueza considera improcedente el despido del rider Víctor Sánchez, ya que considera que la relación entre este y Deliveroo debía ser laboral y no mercantil. Es decir, tenía que estar contratado como asalariado y no como autónomo, una tesis que se alinea con el informe realizado el año pasado por la Inspección de Trabajo. Por tanto, debía haber sido la compañía la que hubiese hecho frente a los pagos a la Seguridad Social, y no Sánchez. Esta deberá pagarle al demandante la indemnización correspondiente por despido. Contra la sentencia cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

En ella, la jueza indica que en este caso "se dan las notas características de la relación laboral de ajeneidad y dependencia, ya que la prestación de servicios del demandante a favor de la demandada presenta rasgos que sólo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena", y condena a Deliveroo a readmitir a Sánchez o a pagarle una indemnización de 705,13 euros.

El abogado del trabajador, Marco Antonio Llerena, de la Intersindical Valenciana, afirma a CincoDías que la sentencia es "muy positiva, ya que no solo reconoce la improcedencia del despido sino que también estos trabajadores están sometidos al derecho vigente, es decir, que también forman parte del Estatuto de los Trabajadores". Llerena cree que la decisión es además importante por las repercusiones que puede tener en estas plataformas digitales a la hora de plantear las relaciones laborales con sus empleados. En este sentido, el abogado cree que la sentencia "abre la puerta" a que haya más trabajadores que decidan denunciar su situación. Intersindical Valenciana ya anunció en diciembre que extendería la denuncia de Deliveroo a Glovo, 

El horizonte judicial para estas plataformas no acaba con la sentencia conocida hoy. Deliveroo recurrió el acta de Inspección de Trabajo, en el que le reclamaba 160.000 euros en cotizaciones no abonadas a la Seguridada Social. La resolución de dicho recurso está prevista para febrero del año próximo, y en este pleito están inmersos 70 trabajadores.

Además, UGT registró en diciembre una denuncia en la Dirección General de Trabajo contra Deliveroo, Glovo, UberEats y Stuart "por su relación fraudulenta de falsos autónomos con los riders [repartidores en bici o en moto] y demás mensajeros que distribuyen comidas y paquetes en las principales ciudades de España”.

Desde Deliveroo sostienen que Víctor Sánchez "tenía un contrato anterior y no refleja la forma en que los riders colaboran actualmente con Deliveroo. Cuando los tribunales han examinado los contratos vigentes en toda Europa, la justicia ha confirmado que se trata de verdaderos autónomos". Afirman que la empresa continuará con su modelo actual de contratación y que  "considerará la sentencia antes de decidir los próximos pasos".

Normas