¿Cuáles son los fondos con el mejor pago por dividendo?

La apuesta por los valores que mejor retribuyen al accionista encuentra productos que rentan hasta el 8% este año

Los expertos aconsejan elegir fondos de calidad, en los que no prime solo el pago puntual de cupón sino la creación de valor en el largo plazo

Traders en la Bolsa de Nueva York
Traders en la Bolsa de Nueva York AFP

Los fondos son un vehículo efectivo con el que aprovechar cualquier temática de inversión, también la rentabilidad por dividendo. El momento de mercado actual no es sin embargo el más propicio, cuando las alzas bursátiles favorecen claramente a las compañías con un perfil más cíclico y los inversores se entregan de hecho a compañías que, como las tecnológicas, no se distinguen precisamente por el pago de dividendos. Aun así, algunos gestores abogan por la inclusión de dosis defensivas en las carteras, con las que protegerse del alza de la volatilidad y de una subida de tipos en la zona euro que no termina de llegar. Y ahí es donde entran los fondos con estrategias de rentabilidad por dividendo, identificados habitualmente con posiciones defensivas, en compañías –especialmente las eléctricas–, no tan apegadas al ciclo económico y que suelen recompensar con mayor generosidad a sus accionistas.

Los fondos europeos de rentabilidad por dividendo más rentables en lo que va de año ofrecen ganancias de entre el 8% y el 6%, según datos de Morningstar. Destaca el fondo Schroder International European Equity Yield, que renta el 8% este 2018 y arroja ganancias anuales del 8,6% en el último lustro y del 5,4% en la última década. El Fidelity Funds Global Dividend ofrece una rentabilidad en el último año del 7,4%, que se queda a la mitad sin embargo del rendimiento del índice de referencia, el MSCI.

“El sesgo defensivo de la cartera no responde muy bien en un año en que el mercado está de forma tan agresiva en un modo pro ciclo”, reconoce su gestor, Daniel Roberts, para apuntar a continuación que en un mercado en el que los valores típicos de rentabilidad por dividendo se han comportado peor que el mercado, las valoraciones y los descuentos ofrecen también oportunidades. De hecho, la clave de la inversión por dividendo no está solo en una generosa retribución al accionista, sino en que la acción se revalorice.

“La rentabilidad por dividendo a veces funciona como reclamo pero esa etiqueta no es en sí ninguna garantía de rentabilidad, dependerá de la labor del gestor”, advierte Marta Díaz-Bajo, directora de análisis de fondos de atlCapital. En su cartera recomendada de fondos de Bolsa europea, no aparecen fondos de la temática de rentabilidad por dividendo.

“La Bolsa europea da dividendos superiores a la estadounidense, pero en los últimos 10 años Wall Street se ha merendado a Europa”, añade Díaz-Bajo. Así, según el análisis histórico necesario a la hora de elegir un fondo, el Schroder International European Equity Yield gana el 33,7% desde junio de 2007, frente al 137,3% del Allianz Europe Equity Growth, uno de los que aconseja atlCapital. Mientras que en el último año, el de Schroder renta el 10,1%, frente al apenas 2,5% del de Allianz. “No es que la temática de la rentabilidad por dividendo lo haga mejor, sino un fondo en particular”, añade Díaz-Bajo.

José María Luna, director de análisis de Profim, apunta que la retribución al accionista es un elemento clave a la hora de seleccionar un fondo, como también la calidad del gestor y la valoración de las acciones en las que invierte. La solidez en el pago de dividendos, reflejo de un balance saneado, es por tanto un rasgo de calidad de una compañía, más allá de que un gestor siga o no en su fondo criterios de rentabilidad por dividendo, según apunta Luna. “La recompra de acciones ha sido también una fórmula de premiar al accionista, empleada por compañías como Apple. Y no hay que olvidar que el pago de dividendo es un soporte importante en la rentabilidad de un índice a largo plazo”, explica el experto.

Más allá de la etiqueta del dividendo, Luna recomienda fondos como el Global Value Equities, de la gestora danesa Maj Invest –que gana el 1,15% este año y el 12,6% en los últimos cinco–, el fondo Valentum, que renta este año el 10,4% y el True Value, con el 3% en 2018 y el 13,8% en los tres últimos años. Y ya como fórmula con la que exprimir la retribución al accionista, Luna señala al Real State European Dividend, un fondo de Petercam especializado en REIT y socimi, compañías que por ley está obligadas a repartir sus beneficios entre los propietarios de las acciones. El fondo gana este año el 0,5% y el 7,5% anual en los tres últimos años.

Desde Morningstar señalan que los fondos por rentabilidad por dividendo a menudo se identifican como aquellos que invierten en grandes compañías con sólidos balances y generosa retribución. Pero recuerdan que los fondos con esta etiqueta presentan una gran variedad y dispersión en sus resultados. “La clave es no caer en la trampa de la rentabilidad por dividendo si es a costa de compañías con mala evolución en Bolsa”, apuntan desde Profim.

La cuestión de las tecnológicas

Defensivos. El perfil algo más conservador y de preservación del capital propio de los fondos de rentabilidad por dividendo les aleja de los grandes valores tecnológicos, que no retribuyen al accionista y están caros por valoración.

Aproximación. Para no renunciar a un sector que dirige el mercado, el Fidelity Funds Global se posiciona en compañías del sector, de la denominada vieja tecnología, como Cisco y Oracle, y en Taiwan Semiconductor Manufacturing Company.

Normas