El interés de los depósitos aún no ha tocado fondo: cierra 2017 en mínimos históricos

El tipo medio ponderado se redujo al 0,08% en diciembre frente al 0,10% de noviembre

2017 estuvo marcado por la desaparición de algunos de las ofertas más rentables

Depósitos
Evolución de los tipos de interés de las nuevas operaciones de depósitos.

El declive de las rentabilidades de los depósitos bancarios continuó en 2017 hasta marcar un nuevo mínimo histórico al cierre del año. El tipo medio ponderado de las imposiciones a plazo fijo se situó en el 0,08% en diciembre frente al 0,10% de un mes antes. Si bien la tendencia a la baja de las remuneraciones no ha sido tan drástica como en años anteriores y ha habido varios meses de estabilidad e incluso de algún repunte, los últimos datos del Banco de España constatan que todavía no se habría tocado fondo.

El tipo de interés medio de las nuevas operaciones hasta un año bajó del 0,09% de noviembre al 0,07% en diciembre, y del 0,12% al 0,10% en el caso de más de un año y hasta dos años. En los periodos más largos, superiores a los dos años, interés se mantuvo en diciembre en el 0,08%, aunque dos meses antes había aumentado al 0,11%.

2017 estuvo marcado por la desaparición de algunos de los depósitos bancarios más rentables y conocidos. SelfBank suprimió su Depósito Self a tres meses al 2% TAE y también su oferta a 12 meses, para centrarse en plazos más elevados y en otros productos bancarios. Poco antes, ING eliminó su Depósito Naraja al 1% TAE a dos meses que podían contratar los clientes que abrieran una Cuenta Naranja. Ambas entidades ya habían revisado a la baja las condiciones de sus productos debido al contexto de bajos tipos de interés.

En este mismo escenario, la banca española ofrece remuneraciones ínfimas en la mayoría de los casos, de entre el 0,02% y el 0,10% y hasta el 0,40% con vinculación por parte del cliente.

La baja rentabilidad ofrecida por los depósitos es una consecuencia directa de las medidas ultraexpansivas del Banco Central Europeo (BCE) para reactivar la economía. La autoridad monetaria situó el precio oficial del dinero en el 0%. "Si los bancos pueden tomar dinero prestado prácticamente gratis, no ven la necesidad de pagar un interés más elevado a los particulares a cambio de sus depósitos. Con todo, a la banca les resulta interesante captar el ahorro de los particulares dada la vincluación que puede establecer con la entidad", explican fuentes del mercado.

Por su parte, el euríbor, que expresa el interés al que los principales bancos de Europa se prestan dinero los unos a los otros, sigue inmerso en niveles negativos y previsiblemente marcará en febrero un nuevo récord mínimo mensual. A falta de tres valores para que finalice el mes, la media se sitúa en el -0,191% frente al -0,189% de enero.

Los expertos esperaban una estabilización de las rentabilidades de los depósitos en 2017 ante el proceso de recuperación de la inflación y de posibles subidas de los tipos de interés. Sin embargo, los mensajes del presidente del BCE, Mario Draghi, sugieren que las las medidas de estímulo económico seguirán prolongándose. Así, el alza de tipos en Europa no se prevé hasta bien entrado el 2019, y el panorama entorno a las remuneraciones no cambiará demasiado hasta que cambie la política monetaria y vuelvan a subir los tipos de interés. No obstante, aunque el BCE eleve las tasas oficiales, los extratipos en los depósitos son cosa del pasado, advierten los expertos.

Normas