Las claves de Renta 4 para ganar más de un 9% en Bolsa en 2018

La firma de análisis ve al Ibex 35 en los 11.051 puntos el próximo año

La normalización monetaria y el crecimiento sincronizado, las señas de identidad del mercado

ibex 35
El Ibex 35, principal indicador de la Bolsa española. EFE

Si este año los eventos políticos han sido los grandes acontecimientos del ejercicio, en 2018 el proceso de normalización monetaria y el crecimiento global sincronizado guiarán a los mercados, según se desprende la presentación de estrategias de Renta 4. Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de la entidad, afirma que en 2018 se asistirá a una progresiva normalización de las políticas ultraexpansivas, procedimiento en el que EE UU lleva la delantera. Después de haber acometido este año la tercera subida de tipos augurada, para los próximos 12 meses el escenario que manejan desde Renta 4 pasa por dos o tres subidas de las tasas. “Jerome Powell el candidato de Trump para la Fed mantendrá una actitud continuista. La incertidumbre pasa por los cuatro puestos vacantes que quedan por cubrir en la institución. Los nuevos consejeros podrían tener un perfil más hawkish”, afirma Aguirre.

En un escenario marcado por la progresiva retirada de los estímulos monetarios, el departamento de análisis elige a la renta variable como activo más atractivo en detrimento de la renta fija. A pesar de que una de los lemas más repetidos en los mercados en los últimos tiempos es que las Bolsas están caras, “la realidad es que respeto a las medias históricas todavía siguen conservando potencial”, afirma Aguirre. Por regiones, los expertos de la firma eligen a Europa antes que a EE UU. No obstante, con la reforma fiscal de Donald Trump a punto de aprobarse, es de esperar que la medida, ya descontada, siga ejerciendo de catalizador para el mercado americano en el corto plazo.

Con la vista puesta en 2018, desde Renta 4 prevén que los resultados empresariales sigan creciendo, especialmente en Europa. Esto permitiría estrechar el margen que existe entre las firmas de EE UU y el Viejo Continente. A la buena marcha de las cuentas empresariales se suman otros catalizadores como la atractiva valoración respecto a la deuda pública y los movimientos corporativos. En el lado de los riesgos destaca un error de política monetaria en un contexto de elevada deuda mundial, riesgos políticos con las elecciones italianas en la diana o una desaceleración en el ciclo económico global.

En este contexto el escenario base que manejan desde la entidad pasa por un Ibex en los 11.051 puntos en 2018. Es decir, el selectivo español conservaría un potencial del 9%. Pero no todo vale en Bolsa. Aguirre subraya la necesidad de llevar a cabo una profunda selección de valores, atendiendo a los fundamentales. La cartera modelo para 2018 estaría compuesta por los siguientes valores:

Santander: la diversificación geográfica, las sinergias procedentes de la compra de Popular y la desconsolidación de activos problemáticos tras la venta del 51% de la cartera a Blackstone se convierten en los principales catalizadores. Desde la firma no descartan que a lo largo de 2018 el banco efectúe peques adquisiciones que le puedan proporcionar rentabilidad. Conforme el proceso de normalización monetaria en la eurozona cobre músculo los expertos de la firma aconsejan rotar la cartera hacia banca doméstica para aprovechar el incremento de las rentabilidades de la deuda. No obstante, desde la firma aplazan la subida de los tipos por parte del BCE a la segunda mitad de 2019. La exposición a banca española se completaría con Liberbank que cotiza con un fuerte descuento a pesar de los profundos saneamientos.

Repsol: la petrolera española se encuentra en pleno proceso para cumplir sus objetivos estratégicos. La mejora del mejora del rating por parte de S&P como consecuencia de la reducción de la deuda podría traducirse en una mejora de la retribución al accionista por medio de una recompra de acciones para compensar el efecto dilutivo del scrip dividend.

Dia: desde julio de la compañía se deja un 30%. Aguirre afirma que el castigo está siendo excesivo y más cuando su modelo de negocio sigue funcionando con Brasil y Argentina con potencial de crecimiento. La compañía cuenta con una estructura de crecimiento sólida que le permitirá aprovechar las oportunidades de consolidación que se le presenten en el futuro. Desde Renta 4 le otorgan un potencial del 27% y aconsejan sobreponderar.

Cellnex: a pesar de liderar las subidas del Ibex 35, los expertos de la firma creen que la compañía sigue siendo una buena opción de inversión para el próximo año. Cellnex ha conseguido posicionarse como el primer operador independiente de torres de telecomunicaciones en Europa. Es decir, está bien posicionada para aprovechar el incremento del tráfico de datos que vendrá asociado a la tecnología 5G. Como potencial, los expertos apuntan al posible interés de sus rivales americanos. En los últimos meses uno de los rumores más extendidos en el mercado es la posibilidad de compra por parte de American Tower.

Acerinox: los expertos de la firma prevén que la prevén que la evolución continúe mejorando apoyada en el buen comportamiento de la demanda final, la estabilidad del precio del níquel y la aprobación de aranceles en la UE y Norteamérica para frenar las importaciones procedentes de China. Desde la firma le conceden un margen de subida adicional superior al 20%.

La cartera versátil se completaría con BME, Ferrovial, IAG e Iberdrola.

Normas